Cinco lugares para el turismo religioso en Semana Santa

Hay en Mendoza muchos lugares para disfrutar, a la vez, de la religión y del turismo. Como se sabe, en Semana Santa el turismo religioso es el más importante del año, por lo cual aquí sugeriremos cinco lugares para visitar.

Desde ya, pedimos disculpas por las omisiones, pero en el foro de esta nota, quienes deseen pueden recomendar otros sitios, seguramente muy bellos también.

1) Cristo del Manzano Histórico

El Manzano Histórico es un lugar muy lindo del Valle de Uco, donde se puede vincular la historia, con la naturaleza y la religión. Hay, en particular, una obra digna de conocer. Es el Cristo de la Hermandad, escultura de Luis Javín Sisara de madera de roble dorado, de nueve metros y de más de 150 años de antigüedad procedentes de tierras de propiedad del Ejército Argentino en La Remonta, Campo Los Andes, Tunuyán. Está ubicado en la esquina de las rutas 89 y 94, al pie de la imponente cordillera.

2) Capilla de Lagunas del Rosario, en el desierto de Lavalle

Lagunas del Rosario es uno de los sitios más cautivantes de Mendoza. En pleno desierto lavallino –ex territorio de complejos laguneros huarpes– se levanta la emblemática capilla. Declarada Monumento Histórico Nacional, queda a 74 kilómetros de la ciudad de Mendoza. La Capilla resultó muy deteriorada por el terremoto de 1861 pero fue recuperada. Hay, a un costado, un pintoresco cementerio del desierto que guarda buena parte de la historia de este bellísimo paraje mendocino.

3) La Virgen del Valle Grande

Valle Grande, en San Rafael, es otro de los sitios de mayor belleza de la provincia. En él, a un costado del camino y también del río Atuel, se ha erigido el monumento de la Virgen del Valle Grande, que una vez al año, en noviembre, concentra una peregrinación de más de diez mil personas. Está ubicado a 30 kilómetros de la capital sanrafaelina. La entronización de la imagen de la Virgen del Valle Grande se colocó en diciembre de 1972 y, desde entonces, las visitas no han dejado de crecer.

4) El Cristo Redentor

El monumento al Cristo Redentor es una obra realizada por el escultor argentino Mateo Alonso que fue erigida en la línea de la frontera argentino-chilena a 3.854 msnm, por iniciativa de monseñor Marcolino Benavente, obispo de Cuyo, y de Ángela Oliveira Cézar de Costa, impulsora de la idea. Dice Wikipedia de él: “Inaugurado el 13 de marzo de 1904, sirvió para conmemorar la superación pacífica de un conflicto por cuestiones de límites que había llevado a ambos países a estar al borde de la guerra”.

5) La Cruz del Paramillo

Luego de remontar los caracoles de Villavicencio o bien luego de atravesar el valle de Uspallata, es posible llegar a la Cruz del Paramillo, monumento que fue levantado en memoria de los jesuitas. Está a 3000 metros sobre el nivel del mar y ofrece una impagable vista de la montaña, incluyendo el imponente cerro Aconcagua. Hay en la zona restos de minas explotadas desde el siglo XVII y construcciones de piedra. Sus suelos son ricos en minerales y el aire es el más puro que se pueda imaginar.