La cosecha del ajo empezó con anticipación en el Valle de Uco

SAN CARLOS– La cosecha del ajo arrancó adelantada este año como resultado de la sequía y los fuertes vientos en el Valle de Uco.

El ajo sancarlino se posiciona como favorito a nivel internacional y su precio es bueno, según analizan los especialistas, pese a que aumentaron los costos de producción.

Desde hace unos días comenzó el incesante tránsito de camiones cargados con ajo por las rutas de esta región. A nivel nacional, San Carlos es uno de los departamentos más importantes en cuanto a exportación de ajo.

En diálogo con Diario UNO, el presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco, Mario Leiva, comentó que este año se adelantó la sacada del ajo “y en eso tuvo mucho que ver la sequía y los vientos que se registraron en este oasis de la provincia”.

El precio del producto para este año oscila entre $1,80 y $2 el kilo, valor que desde esa sociedad fue considerado “bueno. Creemos que se va a mantener”, agregó Leiva y confió que existen dos factores de mercado objetivos que así lo señalan. Este año China, el gran productor mundial, tiene menos ajo y por otra parte el área sembrada en Brasil ha disminuido.

“Este es un bueno momento para que el productor comience a agregar valor al ajo”, apuntó Leiva. Es decir, clasificarlo en el lugar de origen “o de lo contrario asociarse y levantar más galpones en el departamento”, analizó el ruralista.

San Carlos produce al año 7.000.000 de kilos de ajo de muy buena calidad. No obstante, los costos de producción aumentaron y por consiguiente bajó la rentabilidad. El incremento en los gastos de producción ha sido importante. La mano de obra aumentó a razón del 30%, mientras que el precio de algunos agroquímicos subió hasta el 50% con respecto al año pasado.

Leiva destacó que la mano de obra representa el 60% del costo del ajo.

Lo que viene
Para el titular de la Sociedad Rural, “el Gobierno provincial tiene que fijar políticas sustentables para el sector, cosa que hasta el presente no se ha visto”, sentenció.

Además, analizó que el dólar está muy devaluado en Argentina: “Tiene dos caras y nos deja fuera de competencia más que nada con las frutas de carozo y pepitas”, dijo Leiva.

Entre otras cosas, comentó que se debe lograr un equilibrio de relación con las monedas. Además, señaló: “Habría que trabajar con los costos de manera más integral y a largo plazo. Asimismo, deberíamos tener un régimen laboral para el ajo que sea específicamente de economía regional. Un régimen más dinámico, con aportes más directos para cortar la interminable lista de trámites burocráticos”, dijo.

Más adelante habló de la necesidad de permitirle al productor comprar el impuesto al momento de la venta, es decir, que pueda sacar el monotributo agropecuario al momento de vender “y no sostenerlo todo el año, lo que favorecería entre otras cosas el blanqueo de los trabajadores”, analizó el ruralista.

En tanto la cosecha y transporte del ajo generan una importante mano de obra entre la sociedad sancarlina que mira con buenos ojos el futuro de este producto.

fuente: http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/2010/11/13/nota258315.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s