Sin recursos: Nación no aportará a Los Blancos y las empresas salen a buscar nuevos inversores

Por las dificultades financieras, el Gobierno nacional descartó aportar el 45% necesario para la construcción del complejo hidroeléctrico y solicitó a la Provincia y a la UTE preadjudicataria la obtención del financiamiento faltante. Desde la Provincia aseguran que ya hay varios bancos interesados en hacer el aporte necesario.

 

El anuncio de Francisco Pérez fue que en julio de este año iba a comenzar la construcción de Los Blancos, sin embargo la cosa fue dilatándose, y así sigue. Es que la coyuntura económica cambió las reglas del juego y la Nación admitió su imposibilidad de financiar el 65% que le correspondía y que luego se redujo al 45% ya que la UTE preadjudicataria -Cartellone-OAS- consiguió el 55% restante, a través del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDS).

Así, la firma que ganó la licitación y la provincia deberán asumir la responsabilidad de conseguir el financiamiento que falta (entre 800 y 1.000 millones de dólares incluidos impuestos) para que finalmente el complejo hidroeléctrico sobre el río Tunuyán se concrete, ya que ante las dificultades financieras que atraviesa el Gobierno Nacional ratificó que no colocará dinero de la ANSES ni del Banco Nación para financiar la construcción de la presa.

“Todavía falta cerrar el aporte complementario al financiamiento original exigido en la Nación”, explicó aSITIO ANDINO el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso.

 

 

En conclusión, lo que el funcionario hizo fue admitir que la Nación cambió las pautas del pliego mucho después de que la obra fuera preadjudicada.

“El Estado (nacional) no va a emitir dinero ni destinar de la ANSES porque hay necesidades más urgentes, como vivienda, que una obra que va a dar sus resultados de aquí a unos años”, graficó el ministro, con lo que dejó en claro cuál es el panorama.

En tanto, desde la UTE adelantaron que hasta ahora hay varios bancos internacionales interesados en financiar parte de la megaobra, sin embargo ninguna termina de definirlo, por lo que desde la UTE estiman que el 2013 cerrará sin novedades para Los Blancos. De todas maneras, se entusiasman con que el año que viene pueda iniciar la obra esperada desde la década del `40.

Al respecto, Baldasso señaló que desde el Ejecutivo podrían establecer contacto con grupos chinos interesados en aportar el dinero.

El propio gobernador Francisco Pérez había anticipado la semana pasada la exigencia del financiamiento total de la obra, más el 20% de impuestos.

Lo que sorprende es que la Nación la incorporó como segunda entre las prioridades del Plan Energético Nacional, atrás de la represa Néstor Kirchner-Gobernador Jorge Cepernic, en Santa Cruz, cuyo contrato se firmó en agosto de este año. En esa oportunidad, Baldasso señaló que la promesa de la Casa Rosada fue que una vez resueltas las etapas para la construcción del complejo hidroeléctrico en el Sur, seguía en orden de prioridad Los Blancos.

“Déjennos cerrar primero Néstor Kirchner-Jorge Cepernic y después avanzamos con Los Blancos”,  había sido la promesa de la Nación a Pérez, que entusiasmó al Ejecutivo local.

Si bien desde el Ejecutivo argumentan que la Nación hará su aporte con las garantías exigidas, lo cierto es que mucho del costo total de la obra dependerá de los intereses exigidos por los financistas.

El repago de los financiamientos, como así también el costo que genere la operación y mantenimiento de este aprovechamiento, se logrará mediante un contrato de venta de la energía que el complejo hidroeléctrico genere  durante 15 años y que será suscripto con CAMMESA.

Sobre la obra:

El Aprovechamiento Hidroeléctrico Los Blancos será la primera obra de este tipo que se construirá en la zona del Valle de Uco, Tunuyán. Ubicada a 42 km al oeste de la ciudad de La Consulta, San Carlos, la obra llevará adelante la construcción de 2 presas con sus respectivas centrales hidroeléctricas, Los Blancos y Los Tordillos.

 

 

 

El objetivo de esta megaobra es establecer la regulación del Río Tunuyán para ejercer un control de crecidas en la cuenca media y sistema de riego desde el dique Valle de Uco, así como asegurar la provisión de agua para consumo humano, de riego y de uso industrial para poblaciones aguas abajo.

 

Además, prevé la generación de energía eléctrica, que será aportada al Sistema Interconectado Nacional, para responder a las incrementadas demandas que se registran en la actualidad.

 

 

De esta manera se pretende lograr un sustancial incremento en la seguridad ante las crecidas del Río Tunuyán, para la infraestructura y las áreas productivas ubicadas aguas abajo del emplazamiento de la presa. En periodos secos, se garantizaría un aumento en la provisión de agua para todos los usos que se desarrollan aguas abajo, fundamentalmente para abastecimiento de agua potable y riego para los usuarios de las aguas del río Tunuyán, dónde se evidencian conflictos de uso en periodos de estiaje pronunciado.

Los Blancos permitirá el aprovechamiento del tramo medio del río Tunuyán, cuya cuenca imbrífera cubre un área de 2160 km2, donde se da una precipitación anual de 415 mm con un módulo de 30,7 m3/s. El salto natural aprovechable en este tramo es de 290m.

La presa “Los Tordillos” permitirá regular los caudales para el mejor funcionamiento de la Central Hidroeléctrica Los Blancos I y servirá de obra de cabecera para el futuro Aprovechamiento Hidroeléctrico Los Blancos II.

Estas obras quedarán enlazadas mediante la construcción de un camino cuyo trazado presenta algunas dificultades, pero que permitirá llegar a los visitantes a una zona óptima para la práctica de deportes nauticos y de la pesca, y para lo cual el BNDS comprometió un adelanto de 60 millones de dólares. Incluso, ya se realizó la audiencia pública de impacto ambiental para ir avanzando una vez conseguidos los fondos.

Otros elementos importantes de la obra serán los túneles de conducción de Los Blancos I y el de restitución de Los Tordillos, los caminos del aprovechamiento, sistemas de seguridad de presas, como así también las estaciones transformadoras y sus correspondientes líneas eléctricas en 500 kV  para Los Blancos I y en 132 kV para Los Tordillos. La primera de ellas se conectará al sistema Comahue Cuyo y la segunda al sistema en 132 kV de la zona productiva del Valle de Uco. Esto último brindará garantía energética a este importante polo productivo de nuestra provincia.

La potencia instalada total de este aprovechamiento lo convertirá en el más importante en su tipo en Mendoza. Su provisión energética equivaldrá a un tercio del consumo promedio anual de toda la Provincia.

El complejo hidroeléctrico generaría unos 3.500 puestos de trabajo que serían los desempleados que dejó la empresa Vale tras su retiro de la explotación de sales de potasio en Malargüe.

http://www.sitioandino.com/nota/100918-sin-recursos-nacion-no-aportara-a-los-blancos-y-las-empresas-salen-a-buscar-nuevos-inversores/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s