Raúl Millán: “Hacen falta tratamientos adicionales para erradicar la polilla”

Raúl Millán: “Hacen falta tratamientos adicionales para erradicar la polilla”

Asegura que es necesario bajar la densidad poblacional de la plaga y utilizar métodos internacionales. Además, prevé potenciar la Agencia de Calidad Agroalimentaria.

Es el máximo responsable del organismo rector en materia fitosanitaria en Mendoza. Es ingeniero agrónomo, productor, docente y acredita vasta experiencia en la función pública, en las áreas vinculadas con la producción agropecuaria.

A poco de ser designado al frente del Iscamen, Raúl Millán explicó, en diálogo con Fincas, cuáles serán algunos de los lineamientos centrales de la gestión que inicia.

-¿Cuáles son, según su criterio, los puntos críticos en materia fitosanitaria en la provincia de Mendoza?

-Tenemos un problema muy importante que nos divide la provincia en dos, que es el de la mosca del Mediterráneo. El hecho que al sur de las barreras de Zapata o de Ñacuñán, la provincia esté libre de la plaga, nos genera un conflicto comercial. Porque hay fruta que se produce en el oasis norte, que es área de escasa prevalencia y se elabora en las zonas libres.

Para poder trasladarla hay que aplicar tratamientos que generan costos adicionales y la ecuación del negocio no siempre está en condiciones de absorberlos. Somos conscientes del problema, pero la Provincia ha firmado acuerdos internacionales e interprovinciales, y si no se cumplen se caen los status alcanzados.

-¿Este será uno de los problemas a abordar en el inicio de su gestión?

-Efectivamente. Liberar de mosca al oasis norte es un objetivo prioritario, de modo de poder levantar las barreras internas, quedarán sólo las barreras interprovinciales, y poder sumar a la provincia de Mendoza en su conjunto al status sanitario que tiene la Patagonia.

-¿Qué se va a hacer para lograr ese objetivo?

-Eso depende, fundamentalmente, de lo tecnológico. Habrá que trabajar en la fase de cría de insectos, con la modernización tecnológica de la bioplanta, y también en la etapa de liberación. Sobre este punto, concretamente, tendremos que lograr la liberación de machos estériles adultos, activos para la función que tienen que cumplir que es la de copular con las hembras silvestres sin fertilizarlas, y no en estado de pupa. El otro tema que nos preocupa, y que afecta a la principal actividad económica de la provincia, es el de Lobesia botrana.

-¿Cómo cree que hay que abordar el problema de la polilla del racimo de la vid?

-Aunque algunos aseguran que no afecta a la producción, nosotros creemos que sí la afecta. Porque se tienen que aplicar, sobre el viñedo, productos químicos que pueden impactar de alguna manera, en el proceso de elaboración de vinos. La Provincia no puede soslayar su responsabilidad de intentar dar un paso más para controlar esta plaga.

Por eso ahora, cuando todavía tenemos baja densidad poblacional de esta plaga, hay que usar los métodos que aplica Estados Unidos, que en dos años logró bajar la captura en las trampas de monitoreo: es el método de la confusión sexual, mediante la difusión de feromonas.

Para eso, hay que hacer una importante inversión; y estamos viendo cómo hacerlo. Creemos que deberán afrontarlo en forma conjunta el sector público y el sector privado. Habrá que hablar, para ver de dónde saldrán los recursos; pero es un tema que hay que resolverlo, y éste es el momento.

-¿Qué se está haciendo, por ahora, frente al problema que representa la presencia de Lobesia en Mendoza?

-Hoy se está haciendo monitoreo, para ver el mapa de Lobesia en la provincia, también se están haciendo controles de barreras, que a partir de ahora se van a ampliar, porque tenemos que poner una barrera en Pareditas, San Carlos para evitar que del Valle de Uco pase uva para ser elaborada en San Rafael o en General Alvear.

A partir de esta vendimia se va a permitir, sí, el traslado de mosto. A esto hay que buscarle una solución de fondo. El método  de confusión sexual funciona bien, y hay que tomar la decisión a tiempo para resolver esto. Los otros métodos son todos de mitigación. Implican el uso de agroquímicos, y nadie garantiza que alguien no vaya a aplicar un producto que no sea específico y que después vaya a terminar afectando el proceso de elaboración del vino.

-¿Van a sostener las líneas de acción sobre las que viene trabajando el programa específico de agroquímicos del Iscamen?

-Se va a profundizar, en sus distintos aspectos. Uno de los puntos que estamos estudiando es cómo sortear las dificultades para aplicar algunos aspectos de la Ley Provincial de Agroquímicos, como la obligatoriedad de disponer de una receta para comprar productos fitosanitarios. Creemos que se puede definir un universo de productos más acotado, que facilite el sistema de control, para garantizar a la población la inocuidad de lo que consume.

De igual manera, se van a profundizar otros programas del organismo, como el de Viveros. Mendoza tiene un importante liderazgo en la comercialización de plantas, también fuera de la provincia, y esto hay que sostenerlo. Lo mismo que el programa de investigación y desarrollo para el control biológico de plagas. El Iscamen tiene en su planta de Km 8 un centro donde se hace cría experimental de parasitoides, se formulan dietas, etc.

-¿Está en sus planes potenciar el programa específico de calidad agroalimentaria?

-El tema de la calidad es, junto con el de preservar el patrimonio fitosanitario de la provincia, el gran mandato contenido en la Ley 6.333, que le dio vida jurídica al Iscamen. En su momento, desde mi función como subsecretario, creamos la Agencia de Calidad del Iscamen.

Ahora queremos darle mayor jerarquía  institucional, por eso vamos a enviar un proyecto de modificación de la Ley 6.333, para instituirla por ley. Una agencia es una unidad muy ágil en su funcionamiento, que no necesariamente requiere una previsión presupuestaria adicional. Puede ser -y debe ser- autosustentable. En este caso, si alguien va a requerir una certificación de calidad, tiene que haber un ingreso para el Instituto que permita mantener el programa.

http://www.losandes.com.ar/notas/2014/1/11/raul-millan-hacen-falta-tratamientos-adicionales-para-erradicar-polilla-760767.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s