La demanda de una reina vendimial sentaría un precedente único

DISCRIMINADA. ASÍ SE SINTIÓ LA SOBERANA POR ESTAR EMBARAZADA.

 

Por Laura Zulián
zulian.laura@diariouno.net.ar

Si hoy la Justicia hace lugar a la demanda que presentó la reina saliente de Campo Los Andes (Tunuyán), se sentaría un precedente que empujaría al Gobierno a modificar el reglamento vendimial, por ser considerado inconstitucional. Así, sería la primera vez que se interviene judicialmente en ese escrito, que establece qué debe cumplir una soberana vendimial.

En las manos de una jueza civil está la posibilidad de dejar sentado un precedente con respecto al protocolo de elección de la Vendimia y el caso de Yamila Estefanía Escudero (18) es el primero de una reina embarazada que fue judicializado.

El eje de la cuestión está, según explicó la abogada de la joven, Carolina Jacky, en que el reglamento vendimial está en contra de la Ley de Violencia de Género y de los tratados internacionales que protegen a la mujer y que son leyes que están por encima de un reglamento provincial. “El Estado no puede hacerles firmar un contrato o someterlas a una regla que va en contra de normas que son superiores. Es inconstitucional”, dijo la abogada, quien opinó que ya es momento de modificarlo.

La demanda a la Municipalidad de Tunuyán y el Estado provincial fue presentada esta semana en un juzgado civil de turno (pese a estar en feria judicial, hay oficinas que atienden los casos urgentes, como se lo consideró a este) y en ese escrito se solicitó una indemnización por daño moral –de $50.000– y un acto de reparación que incluye disculpas. También se pidió que se declare inconstitucional el reglamento de la Vendimia.

Yamila debía dejar su reinado de Campo Los Andes y entregar los atributos a la nueva reina vendimial que la sucedería en el trono, el 18 de enero. Pero, en el medio, hubo una llamada desde la Municipalidad a su papá en la que le comunicaron que no podría hacer eso porque estaba embarazada de ocho meses.

“Este fue un claro acto de discriminación. Esta chica podría haber sido reina de Tunuyán y hasta Reina Nacional de la Vendimia, ¿y también iban a llamar al padre en ese caso?”, se preguntó la abogada, quien calificó esta actitud como “machista y patriarcal”.

La representante contó que esta es una demanda de carácter urgente porque el resarcimiento que la joven debe recibir tiene que hacerse en el período vendimial, no dos o tres años después. En el texto se pide que se reconozca el error y que se haga un acto de reparación.

Jacky explicó que todo el documento que presentaron está basado en la Ley de Violencia de Género. “Esto también sirve para que se conozca esta norma. La violencia va más allá de los casos de mujeres golpeadas. Hay violencia institucional, simbólica y mediática como la que sufrió Yamila por parte del municipio y la de los comentarios en los medios digitales que fueron ofensivos hacia ella”, agregó. La letrada resaltó que hubo un daño moral hacia la joven y que ella y su familia se sintieron heridos con esta actitud, porque son una familia cuyo mayor orgullo era que su hija hubiese podido ser parte de la Vendimia.

Un proyecto que no tuvo resolución

En 2012, cuando se conoció la noticia de que la reina de Lavalle estaba embarazada, el diputado Gustavo Arenas presentó un proyecto en la Legislatura que apuntaba a uniformar los reglamentos vendimiales de todos los departamentos. Esta norma establecía que el Ministerio de Cultura tendría bajo su órbita la obligación de regular y unificar qué debía cumplir cada una de las reinas departamentales.

En ese momento, el proyecto recibió la media sanción de Diputados, pero su carrera se vio truncada cuando llegó a Senadores, porque quedó allí a la espera de ser tratado. Lo que nunca pasó.

Arenas dialogó con Diario UNO y contó que en ese momento presentó el proyecto porque los reglamentos de los departamentos eran arbitrarios y lo mejor era que Cultura los unificara. “Lamento que haya pasado esto, porque era algo que se podía prever”, opinó respecto a la demanda que presentó la reina distrital de Campo Los Andes (Tunuyán).

El propio Arenas calificó la ley que presentó como una “obviedad”. “Está más que claro que si hay una norma que otorga derechos, nadie puede ir contra eso, por más que en un contrato firme lo contrario”, apuntó el legislador.
“Lamento que se haya llegado a esta situación, el Estado no debe avalar hechos discriminatorios”, agregó.

La ley a la que se opone el reglamento de las reinas vendimiales

violencia de género

En 2012, el Poder Ejecutivo nacional promulgó la ley contra la violencia de género. La norma garantiza el cumplimiento de todos los derechos reconocidos por la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la mujer, la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer y la Convención de los Derechos del Niño.

Entiende como violencia, entre otras cosas, todo acto de desigualdad contra la mujer que afecte su dignidad o integridad física o psicológica y quedan comprendidas, también, las perpetradas por el Estado o cualquiera de sus agentes.

Los hechos, paso a paso

2009-La intimaron y se fue. La reina de La Paz, Fabiana Graciela Dellatorre (20), a pocos días de dejar su mandato, recibió una carta documento de la Comuna que la intimaba a resignar sus atributos en un lapso de 48 horas por incumplimiento de sus deberes como reina, por estar embarazada.

2011-Eligió formar una familia. Jennifer Cubillos renunció a ser la reina de Maipú de 2011. Las causas que la soberana dio sobre su alejamiento estuvieron precedidas por el rumor de su embarazo. Renunció pese a que ella misma dijo que ser reina “era un sueño de chica”.

2014-Presentó una demanda. Yamila Escudero (18) fue la primera de las reinas que estuvieron embarazadas en sus mandatos que demandó al Estado y al municipio de Tunuyán porque no la dejaron entregar sus atributos. Su demanda se enmarcó en la Ley de Violencia de Género.

El embarazo de las reinas es una polémica de larga data

Cuando en 2012 el diputado Gustavo Arenas presentó un proyecto para que los departamentos unificaran los reglamentos vendimiales, se desató una polémica en la que opinaron distintas partes que tienen que ver con la fiesta máxima de los mendocinos. Diario UNO publicó una nota en la que reflejó las distintas posturas.

En ese momento, la reina de Lavalle, Evelin Ramirez, estaba embarazada y frente a todo pronóstico el intendente de ese departamento del norte la dejó continuar con su reinado. A diferencia del caso de la soberana de un distrito de Tunuyán, la joven lavallina no asistió a la Justicia.

“Si la reina representa el trabajo realizado (la cosecha) y a la mujer mendocina, la gran cantidad de mendocinas trabaja durante el embarazo. Es inteligente y hermosa, pero también madre, luchadora y trabajadora”, opinó la diputada Liliana Vietti (UCR) en ese momento.

También en aquel año, Vanina Abraham (Derechos Humanos) argumentó: “El reglamento vulnera dos convenciones internacionales y la Ley 26485, destinada a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales (…) La reina recibe un salario por estar a disposición del Estado y eso es un contrato laboral, y hay leyes que protegen el derecho de las embarazadas a no perder su trabajo por ello”.

El “paradigma de la princesa de Disney” es el que hay que cambiar, según Vietti y Valeria Martínez (Inadi).

“Como funcionarios públicos tenemos la responsabilidad de cambiar el estereotipo de que una persona sea violentada de alguna manera por estar embarazada”, coincidieron.

Un año más tarde, en 2013, esta ley todavía no era aprobada y los departamentos comenzaron sus fiestas bajo las normas propias que los regían y los rigen hasta ahora porque, hasta el 2014, tampoco fue aprobada.

El Reglamento de las Reinas de la Vendimia establece, entre otros requisitos, que las aspirantes en todos los niveles deben ser solteras y no tener hijos, además de mantener esas condiciones durante su eventual reinado, a riesgo de verse obligadas a renunciar si dejaran de cumplirlas.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/La-demanda-de-una-reina-vendimial-sentaria-un-precedente-unico-20140131-0009.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s