Mal arranque: en 60 días hubo 50 muertos por accidentes de tránsito en Mendoza

Desde que arrancó el año la cantidad de fallecidos fue de 0,83 por día. Desde Padres y Familias Preventoras insisten en la declaración de la emergencia vial y piden más controles en las rutas. Cuestionaron la designación de Marisa Garnica: “Pidió tiempo para aprender, pero eso costó 50 vidas”.

La cantidad de muertos en accidentes de tránsito demuestran las falencias que siguen existiendo en materia de seguridad vial. Y muchos expresan la necesidad de que el Gobierno tomé cartas en el asunto de manera urgente para evitar muchas muertes, como las tres de este sábado en Santa Rosa, sumadas a las otras 47 que se acumulan desde que arrancó el año.

Es que desde el primer minuto de 2014 hasta este 1 de marzo, en Mendoza fallecieron 50 personas en 31 accidentes viales. Si bien es cierto que el accidente de San Martín, en el que un camión de contramano chocó contra un micro, dejando 16 muertos, elevó significativamente la cifra, también es cierto que con políticas integrales al respecto podría haberse evitado.

 

 

Según el informe elaborado por la ONG Padres y Familias Preventoras, en enero murieron 14 personas, en febrero 33 (incluye a los del accidente de la ruta 7) y el 1º de marzo tres más.

De los decesos, 19 se produjeron en San Martín, 4 en General Alvear,  5 en San Rafael, 3 en Malargüe y otros tres en Maipú. Mientras que en Guaymallén, Las Heras, Luján, Tunuyán, y Santa Rosa, dos en cada uno; y Rivadavia, San Carlos y Tupungato registraron una muerte. Solo en Lavalle, Capital, La Paz, Godoy Cruz y Junín no hay muertos por accidentes en lo que va de 2014.

 

 

Así, en los primeros 60 días del año la cantidad de muertes por jornada llegó a 0.83, mientras que con 334 muertes el 2013 marcó un promedio diario de 0.91, según dados publicados por la ONG Luchemos por la Vida.

 

 

Por eso, desde Padres y Familias Preventoras renovaron el pedido al gobernador Francisco Pérez de que declare la emergenvia vial para que lleguen fondos y se destinen a equipamiento y recursos humanos que trabajen en la concientización y prevención de accidentes viales.

En diálogo con SITIO ANDINO, Hugo Fiorens, coordinador de la ONG, señaló que “desde hace dos años se viene solicitando la declaración de la emergencia vial y no tenemos respuestas”. El grupo voluntario envió a la Legislatura el pedido y al propio mandatario.

“Todo lo que tiene que ver con accidentología en Mendoza es un problema”, sostuvo y aprovechó para cuestionar “la falta de formación” en materia de seguridad vial de Marisa Garnica, directora de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial. “No podemos entender cómo está en ese cargo. Pidió tiempo para aprender, pero eso ya costó 50 vidas”, disparó Fiorens.

Marisa Garnica

“No hay prevención sobre las principales rutas. Ni la Gendarmería ni la Policía hacen verdaderos controles”, destacó el voluntario. Es que según la ONG, el 80% de las tragedias viales acumuladas este año fueron en zonas rurales, es decir en rutas de Mendoza, mientras que el restante 20% en zonas urbanas. Sobre esto Fiorens señaló la necesidad de que haya controles fijos y móviles las 24 horas, y que los efectivos estén provistos de toda la tecnología necesaria, tales como radares, alcoholímetros, cámaras de seguridad, etc. 

“Tenemos como ejemplos los controles en Jocolí, Zapata y en Desaguadero, donde la Policía no revisa ni controla el uso del cinturón ni la alcoholemia”, cuestionó Fiorens.

Arco Desaguadero.

 

Por eso es que volverán a la Legislatura y al Ejecutivo para pedir que se declare rutas de riesgo vital a la 40, la 7 y la 188 en los tramos correspondientes a Mendoza.

Desde la red destacan las principales causas de los accidentes: el alcohol en la conducción, el no uso de los cinturones de seguridad o del casco, las distracciones, el exceso de velocidad, la somnolencia, el precario estado de calles, rutas y señalizaciones, mal estado de los vehículos y en particular en nuestra provincia, la falta de controles y un programa a corto y mediano plazo.

Por eso insisten en la necesidad de políticas de concientización social, con más educación, formación e información. “Pero también denuncias, sanciones y penalizaciones significativas a los conductores reincidentes, a los que desprecian las normas de seguridad y ponen en peligro a otros”.
Además, desde la ONG reclaman que los municipios se involucren en la prevención de muertes. “Es imprescindible que cada intendente elabore su propio plan de prevención y aporte los recursos humanos necesarios, porque son los que mas conocen sus zonas de mayor vulnerabilidad, los lugares de diversión nocturna y los usos y costumbres de sus habitantes”.
“Entendemos que se deberá revisar y modificar las legislaciones vigentes en cuanto a que las faltas graves sean tipificadas como delitos y no como infracciones, también regulando las horas de trabajo de los choferes de transporte de cargas, siguiendo las normas sugeridas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, expresaron desde el programa Padres y Familias Preventoras.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s