Por primera vez Mendoza tendrá facultad de Ciencias Exactas

Por primera vez Mendoza tendrá facultad de Ciencias Exactas

El lunes la UNCuyo aprobará el “ascenso” del Instituto de Ciencias Básicas. Quieren que más alumnos se interesen por disciplinas como Matemática, Física, Química y Biología.

Federico Fayad – ffayad@losandes.com.ar

A partir del lunes, cuando lo apruebe la Asamblea Universitaria, el Instituto de Ciencias Básicas (ICB) de la Universidad Nacional de Cuyo pasará a ser la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, la primera unidad académica de este tipo que se crea en esa universidad en dos décadas.

Además, la nueva facultad se convertirá en la única en Mendoza dedicada al aprendizaje de grado de disciplinas como Matemática, Física, Química o Biología, tanto en licenciaturas como en profesorados, entre otras opciones.

La última vez que una unidad académica de la UNCuyo modificó su rango y se convirtió en facultad fue cuando la antigua Escuela Superior de Formación Docente se transformó en la Facultad de Educación Elemental y Especial el 15 de noviembre de 1995.

Este cambio mejoró el nivel de la formación de maestros en la provincia y les dio acceso a posgrados e investigación. Algo similar ocurrirá con los profesionales de las llamadas ciencias duras.

“Esta novedad me parece fantástica y espero que haya más gente interesada en las ciencias básicas. Si bien los profesorados de estas ciencias no han tenido nunca muchos alumnos, esto puede darle un impulso a vocaciones que ya existen gracias al prestigio que da la universidad”, dijo Mónica Guitart, licenciada en Matemáticas y docente de la facultad de Ingeniería de la UNCuyo.

El ICB funciona en las instalaciones del ex Espacio de la Ciencia y la Tecnología (Eureka) -Padre Contreras al 1300 del Parque San Martín- donde antes funcionaba el hospital Emilio Civit.

Primero, la votación

Previo a declararse el nuevo estatus del Instituto, la Asamblea Universitaria convocada el lunes deberá votar si está de acuerdo con el cambio, aunque en la UNCuyo no dudan en que esto ocurrirá.

Son 185 los profesores, estudiantes, egresados, representantes del personal de apoyo académico y decanos de las diferentes facultades los que tendrán la responsabilidad de aprobar la creación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

Para que esto suceda dos tercios de los asambleístas presentes tienen que votar a favor. “Creemos que las posibilidades son altas, decanos y consejeros están de acuerdo en que esto ocurra”, explicó Manuel Tobar, actual director del ICB, agregando que si la votación es positiva el cambio de rango es instantáneo.

Actualmente, el Instituto dicta ocho carreras de grado correspondientes a las licenciaturas y profesorados universitarios en Ciencias Básicas con orientaciones en Biología, Física, Matemática y Química.

Lo integran un cuerpo docente altamente calificado y alrededor de 500 estudiantes. Además, ya está en camino la quinta promoción de egresados de su oferta académica en Ciencias Exactas y Naturales.

Para este año, los ingresantes han sido 200, de los cuales 120 alumnos corresponden a la sede central (en el predio de la ex Eureka), 48 a estudiantes de San Martín y alrededor de 20 que asisten a las delegaciones de Malargüe y General Alvear.

Los cambios

La nueva facultad de Exactas de la UNCuyo pasará a tener profesores con cargo efectivo, además de un consejo directivo y decano. “El plan de estudios seguirá siendo el que está adecuado a las normativas nacionales que acredita la Coneau”, indicó Tobar.

Por otra parte aclaró que a lo que se apuesta, más que a incorporar carreras, es a ampliar y consolidar las actividades en todo el territorio. “Se está trabajando para abrir un ciclo básico de dos años en el Valle de Uco, que luego permite optar por las licenciaturas o el profesorado, o bien carreras de ingeniería”, aseguró el directivo.

Otras áreas a incorporar, una vez que se convierta en facultad el ICB, son aquellas dedicadas a las Ciencias de la Tierra y la Atmósfera y otras vinculadas a YPF, química y física.

También se contempla una ampliación de presupuesto que provendrá de la secretaría Política Administrativa del Ministerio de Educación. Tobar, de todas maneras, aclaró que todos los cargos docentes y de investigación ya están cubiertos.

En definitiva, tendrá funciones similares a las del actual instituto, pero -como dice su director, “seguramente los alumnos se sentirán más atraídos por el nuevo estatus de facultad”.

Cuestión de prestigio

“Hay mucha gente que quiere ser docente y que con el prestigio que tiene la Universidad Nacional de Cuyo va a ver de otra manera la forma de hacer realidad su vocación”, deslizó Mónica Guitart, profesora en Ciencias Básicas, agregando que la creación de la facultad de Ciencias Exactas le va a dar otro renombre a los estudios. “Hay que hacer lo que nos gusta, eso te va a dar más posibilidades de destacarte”, agregó.

En tanto, María de los Ángeles Ordóñez, flamante egresada del ICB, explicó que el beneficio institucional va a ser instantáneo: “Implica mayores posibilidades a los estudiantes, sobre todo a aquellos que antes tenían que viajar para estudiar ciencias básicas en una facultad. Le va a dar difusión, otra categoría, otro nivel”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s