Santiago Guillamont: “La falta de información distorsionamucho el valor de la madera en pie”

Santiago Guillamont: “La falta de información distorsionamucho el valor de la madera en pie”

Afirma que la falta de agua y el aumento del derecho de riego atentan contra la rentabilidad del negocio. Sostiene que es una actividad olvidada por el Estado local.

Santiago Guillamont es miembro del Directorio de Consud SA, una empresa familiar constituida hace poco más de 15 años con la finalidad específica de desarrollar emprendimientos forestales en Mendoza, como una forma de diversificar las inversiones de la familia, cuya actividad principal es la metalúrgica.

El empresario comenta detalles de la actividad y muestra aspectos de un negocio que no es para cualquier bolsillo, ya que requiere de espalda financiera para soportar no menos de una década antes de empezar a registrar ingresos.

-¿En qué zona está enclavado el emprendimiento?

-Son tres propiedades situadas en el departamento Tunuyán, en los distritos La Primavera y Colonia Las Rosas. Una parte ya estaba cultivada con bosques y a los dos años de comprar decidimos darle nuevo impulso. Comenzamos a forestar la parte inculta y continuamos con el manejo de los sectores ya cultivados. En el lapso de cinco años adquirimos unas 120 hectáreas, de las cuales hoy tenemos alrededor de 100 forestadas; unas 90 hectáreas con álamo y el resto con sauce. Al sauce lo implantamos en lugares cercanos a los cauces de arroyos. Son sectores bajos, anegables, donde el álamo no prosperaría. 

-¿Hay diferencia de precio entre una madera y otra?

-El valor de la madera de sauce es muy bajo. De todos modos, tiene un par de ventajas. Es una especie que no requiere demasiados cuidados, desde el punto de vista sanitario, es más resistente que el álamo al ataque del taladrillo porque, al ser una madera más flexible, no se quiebra fácilmente. Pero la gran ventaja es que crece mucho más rápido. Entonces, si bien su precio en el mercado equivale prácticamente a la mitad de lo que puede valer una tonelada de álamo de buena calidad, lo bueno es que adquiere un buen diámetro casi en la mitad del tiempo.

-¿Cómo está el nivel de demanda de madera de álamo?

-El gran porcentaje de la madera de álamo se ubica en la construcción, carpintería y envases y embalajes de madera, particularmente para frutas y hortalizas. Este año la actividad agrícola ha sufrido muchísimo con las heladas y la falta de rentabilidad, por lo que la temporada ha sido muy corta, y consecuentemente la demanda de madera ha disminuido. Por supuesto que también cayó la parte de carpintería y de construcción. 

-¿Cómo se dan las relaciones en el mercado de la madera en pie?

En realidad, es un tema bastante vidrioso. El mercado es poco claro y en esto tiene mucho que ver la desinformación que tiene el productor sobre el valor que debería tener la madera. Por eso, yo propongo que las reuniones de forestadores que solemos tener sirvan para que el productor, que quizás no esté en contacto con la actividad industrial de la madera, no termine regalando su bosque. 

-¿Cuál es el precio que tiene, hoy la tonelada de madera de álamo de primera?

-Lamentablemente, no hay un registro de precios, y eso hace que se distorsionen muchísimo. La falta de información distorsiona mucho el precio de la madera en pie. Hoy, no debería ser menor de 520 a 530 pesos más IVA la tonelada de madera de álamo en pie, de una buena calidad. Con ese valor, al nivel de costos que tenemos actualmente, se obtendría una rentabilidad que sería sólo un poco mayor, no sé cuántos puntos, que poner el dinero a plazo fijo.

-¿Hay compradores dispuestos a pagar ese precio que plantea?

-Los aserraderos lo consideran muy caro. Pero la realidad es que, el aumento de costos que hemos tenido en los últimos años ha sido terrible, y eso que es una actividad que no requiere la misma cantidad de insumos que los cultivos de frutales o de vid, por ejemplo. En nuestro caso tenemos que hablar -básicamente- de mano de obra, mantenimiento de maquinarias y riego. 

-¿El agua tiene mucha incidencia en el costo del cultivo?

-El álamo requiere gran cantidad de agua y el costo de regar el cultivo es carísimo. En este último año, el Departamento General de Irrigación aumentó 70% el derecho de turno, y en años anteriores venía aumentando el 30%, el 40%, el 50% anual. ¡Ni hablar de aquellos que tienen pozo, que el año pasado les aumentaron entre 400% o un 500%! Pero a todo esto le tenemos que sumar el problema de la falta de agua. 

-Bueno, de hecho, la provincia está en emergencia hídrica.

-Claro, el origen del problema por falta de agua es, en parte, natural, pero en parte también por la inoperancia de Irrigación, que no limpia los canales a tiempo. 

En nuestra zona se terminan de limpiar en febrero, cuando deberían estar limpios en setiembre. Esto viene pasando hace diez años; cada año es un poco peor, y es un problema de todas las cuencas. Nosotros hablamos con otros forestadores y pasa lo mismo en San Rafael y en San Martín. La conducción del agua es bastante deficiente.

http://www.losandes.com.ar/notas/2014/5/17/santiago-guillamont-falta-informacion-distorsionamucho-valor-madera-pie-785745.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s