La mayor diversidad paisajística de Mendoza está en el departamento

San Rafael comparte esta cualidad con Luján de Cuyo. Para determinarlo, los expertos tomaron en cuenta cuatro items que incluyen los atractivos naturales, los culturales, los históricos y los simbólicos.

El Observatorio Mendocino del Paisaje elaboró un informe en el que analiza los cambios que se produjeron en el suelo provincial en la última década.

En este sentido, Godoy Cruz y Maipú mostraron las transformaciones más profundas, producidas por los emprendimientos inmobiliarios. En cuanto a emprendimientos turísticos y productivos, los más modificados fueron San Rafael, Capital, Luján, San Martín y Guaymallén.

El informe destaca que los cambios en el Valle de Uco, Malargüe, Rivadavia y Junín son los únicos que cuentan con planes de ordenamiento territorial.

El trabajo del Observatorio Mendocino del Paisaje forma parte del informe “Evolución de las condiciones socioeconómicas del territorio mendocino”.

Los investigadores Viviana Martín, Patricia Arnal, Mirtha Peralta y Daniel Dimov analizaron cuatro indicadores del paisaje para determinar cuál fue su evolución en la última década. Para cada uno analizaron un número de variables que les permitieron determinar valores para establecer líneas de baja, media y gran transformación .

El informe no sólo analiza indicadores duros, sino que también tiene en cuenta la satisfacción de la población con su entorno, así como la efectividad de las acciones públicas y privadas para generar mejoras. Esta mirada es clave, teniendo en cuenta que los profesionales definen al paisaje como el espacio vital donde el hombre se relaciona con la naturaleza en forma colectiva o individual, actuando en ella y modificándola con connotaciones ambientales, sociales, culturales, económicas, históricas y políticas.

Las conclusiones del documento demuestran la gran transformación que tuvo el territorio mendocino en la última década, así como su crecimiento.

 

CAMBIOS PROFUNDOS

El primer indicador que analizaron los investigadores fue la “transformación del paisaje”, entendida como los cambios sufridos como consecuencia de las actividades humanas y las modificaciones en el uso del suelo. Aquí se tuvieron en cuenta cuatro variables que permitieron marcar los parámetros de baja, media y gran transformación: los cambios en el carácter del paisaje, aquellos en la forma de los asentamientos, la superficie construida y la evolución en suelos no urbanizables.

Según esta ponderación, las grandes transformaciones se registraron en Godoy Cruz y Maipú, atadas especialmente a los emprendimientos inmobiliarios.

Capital, Luján y San Martín le siguen en importancia en cuanto a las modificaciones del paisaje, aunque éstas fueron motorizadas por los emprendimientos turísticos y productivos. Una situación similar comparten las comunas de Guaymallén, San Rafael, Tunuyán y Tupungato.

Otro de los departamentos donde se visualiza la transformación del paisaje es Las Heras, donde se relaciona principalmente con el crecimiento residencial del piedemonte, seguido por el turismo y la industria.

Si se analizan los cambios paisajísticos por regiones, se vislumbra que la del Centro Norte creció en equipamiento e infraestructura.

En cuanto a la región Este, las modificaciones del paisaje se centran en San Martín, donde creció en forma significativa la zona residencial. También se registran grandes modificaciones en Valle de Uco, con las inversiones de emprendimientos vitivinícolas y los viñedos de altura. Esto generó el Camino del Vino como atractivo turístico fuerte.

Finalmente, en la región Sur, se destaca San Rafael por el incremento de los servicios para la actividad turística, sobre todo el de turismo aventura.

 

DIVERSIDAD

Otro de los tópicos que analizaron los integrantes del Observatorio Mendocino del Paisaje fue la “diversidad paisajística”, considerada como un valor positivo para concretar distintas actividades, tanto económicas como culturales. Así, tuvieron en cuenta cuatro cualidades del paisaje: las naturales, las culturales, las históricas y las simbólicas.

Según la ponderación de estas cuatro cualidades, Luján de Cuyo y San Rafael muestran la mayor diversidad paisajística, gracias a sus bellezas naturales y productivas, que son las que a su vez convocan al turismo. Además, se destaca especialmente Malargüe por sus paisajes naturales. Otro grupo de comunas, conformado por Maipú, Tunuyán y San Martín, resaltan también por sus paisajes naturales, pero más relacionados a su pasado histórico, a los valores simbólicos y a la producción. En cuanto a los departamentos de Godoy Cruz, Guaymallén y Capital, tienen paisajes socioculturales, históricos y simbólicos. En Las Heras sobresalen las bellezas naturales.

Otro de los tópicos estudiados se refiere a los elementos del paisaje que funcionan como un valor agregado al turismo. El informe concluye que Capital concentra la mayor cantidad de equipamiento relacionado con la actividad turística, y desde ese punto se expande la actividad hacia el resto de la provincia. En el mismo tema, aunque con el beneficio de los paisajes naturales, le siguen Luján de Cuyo y San Rafael, Malargüe, Tunuyán y Tupungato.

 

http://www.diariosanrafael.com.ar/sociales/6756-la-mayor-diversidad-paisajistica-de-mendoza-esta-en-el-departamento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s