En Mendoza hay 573 km2 de glaciares

imagen

El primer inventario nacional de estas masas de hielo –al que accedió Los Andes– revela en detalle cuántos son y dónde están ubicados estos reservorios de agua dulce, que vienen reduciendo su superficie en el último siglo. Un informe clave para el futuro ambiental.

Ignacio de la Rosa – idelarosa@losandes.com.ar

Luego de un largo trabajo -que por momentos pareció interminable por lo detallista y meticuloso del estudio-, finalmente el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla) terminó el inventario nacional de glaciares, dispuesto por la Ley 26.639 de protección de estas masas de hielo aprobada en 2010. Y aunque los resultados aún no han sido comunicados oficialmente, en la web Glaciares Argentinos (www. glaciaresargentinos.gob.ar) ya están disponibles las conclusiones de cada una de las zonas del país que cuentan con algún tipo de geoforma glaciar o cuerpos de hielo.

Así, ya se sabe que en nuestra provincia, más precisamente en la denominada Cuenca del Río Mendoza (que está dividida a su vez en cuatro subcuencas -o dos subcuencas y dos sectores-), hay 572,57 km2 de glaciares (distribuidos en 1.625 cuerpos de hielo que fueron inventariados durante el estudio).

Además, casi 45% de esa superficie (249,38 km2) está ocupada por glaciares descubiertos, mientras que el 56% restante lo ocupan los cubiertos (donde también entran los glaciares de escombros).

La subcuenca del río Tupungato contiene el sistema glaciario más importante. Está localizada en las nacientes del río Plomo y se inventariaron 292,32 km2 de glaciares (51% del total de la superficie estudiada en Mendoza). De acuerdo a la comparación de los mapas resultantes de estudios de 1919 con otros obtenidos con fotografías aéreas de 1974, en el lugar se detectó una reducción significativa en área y volumen de los glaciares.

La cuenca de los ríos Cuevas y Vacas es la que le sigue en superficie glaciar, aunque con menos de la mitad de km2: 113,51. Las subcuencas de los sectores Plata y del Tigre completan el área mendocina de glaciares con 97 y 70 km2 inventariados, respectivamente.

“Que haya 45% de glaciares descubiertos en la cuenca del río Mendoza es producto de las relaciones entre los cuerpos de hielo y el clima. Cuando la precipitación es muy abundante, como en el sur de la Patagonia, la mayoría de los glaciares son descubiertos, pero cuando la precipitación va disminuyendo -como ocurre en la cordillera a medida que nos movemos hacia el norte-, comienza a aumentar la proporción de glaciares cubiertos. Cuando llegamos a las provincias del Noroeste, dada la escasa precipitación no hay glaciares descubiertos, son todos cubiertos y principalmente de escombros”, explicó Ricardo Villalba, uno de los científicos del Ianigla que participó del inventario.

Tipos de glaciares

En el informe se especifica que los tipos de glaciares inventariados se dividen en cinco clases. Los descubiertos son los cuerpos de hielo permanente que se generan sobre la superficie terrestre a partir de la compactación y recristalización de la nieve y hielo, sin cobertura.
Los manchones de nieve o glaciaretes, en tanto, son pequeñas masas de nieve y hielo que se localizan generalmente en depresiones, lechos de ríos y pendientes protegidas a partir de la nieve barrida por el viento. Son reservas significativas de agua en estado sólido.

Por otra parte, los glaciares cubiertos son aquellos cuerpos de hielo permanente que se generan sobre la superficie -como los descubiertos-, pero que tienen una cobertura detrítica significativa (material suelto o sedimento de rocas). Esta característica los hace difíciles de detectar a simple vista.

También se identifican los glaciares de escombros, que son aquellos cuerpos de detrito congelado y hielo, con evidencias de movimiento y que están relacionados con el suelo permanentemente congelado, con hielo subterráneo o con el hielo proveniente de glaciares descubiertos y cubiertos. Son reservorios muy importantes de agua en zonas áridas y semiáridas de la cordillera.

Por último, se identifican los glaciares cubiertos con glaciares de escombros, que son aquellos casos en los que un sector de hielo cubierto por detritos (sedimentos) se transforma gradualmente en un glaciar de escombros. Por lo general, son muy difíciles de identificar y de determinar la posición del límite entre el hielo cubierto (ambiente glaciar) y el glaciar de escombros (ambiente periglacial).

Glaciares del Aconcagua

De acuerdo al índice confeccionado por el Ianigla (junto a la Secretaría de Ambiente de la Nación), en todo el país se inventariaron 38 cuencas hidrográficas con cuerpos de hielo. La del río Mendoza fue identificada con el número 55 y está dividida en dos subcuencas (de los ríos Cuevas y Vacas, por un lado, y la del Tupungato, por el otro) y por dos sectores: el Plata (compuesto por la subcuenca del río Blanco y el Cordón del Plata) y el Tigre.

En la primera de las subcuencas -que se extiende a lo largo de 1.247 km2-, se identificaron glaciares en 113,51 km2. Es decir, poco más de 9% de la subcuenca presenta cuerpos de hielo. Y en total son 355 los identificados en el área.

En esta subcuenca, el inventario diferencia además los ríos Cuevas y Vacas. En la cuenca del Cuevas hay 190 glaciares detectados a lo largo de 58 km2. Los más encontrados en esta zona son de escombros (el 30%), seguidos por los descubiertos (25%) y los cubiertos (23%). Los cubiertos con glaciares de escombros representan 20% de los cuerpos del lugar. Resulta llamativo entonces que 75% de los glaciares inventariados en el lugar estén cubiertos.

Según detalla el informe, esta subcuenca es de las más notorias del río Mendoza ya que en ella se localiza gran parte del Parque Provincial Aconcagua, uno de los sitios de mayor atractivo turístico de la provincia. El glaciar más destacado dentro de este sector es el Horcones Inferior, que se alimenta a través de avalanchas de nieve y hielo que caen desde la pared sur del cerro Aconcagua.
La otra subcuenca de la zona es la del río Vacas. Aquí hay 165 cuerpos de hielo en poco más de 55 km2. A diferencia de lo que ocurre en el Cuevas, 62% de los glaciares del lugar son descubiertos.

En este sector se localizan los sectores norte y este del Parque Aconcagua y la mayor parte de los glaciares descubiertos están ubicados en el noroeste de la cuenca, sobre el límite entre Mendoza y San Juan, y muy cerca de Chile. Aquí los glaciares de mayor superficie son el de las Vacas y el Güssfeldt. Otros glaciares destacados en la zona son el Ameghino y el de los Polacos.

La segunda subcuenca analizada, aunque la primera en importancia, es la del río Tupungato. De los 1.776 km2 que incluye esta parte, 292 tienen glaciares (más de 16% del total) y son 600 las geoformas inventariadas. Predominan los descubiertos (48% de la zona inventariada), mientras que los cubiertos incluyen 68 km2 (23%).

Esta subcuenca, la del sistema glaciario más importante de Mendoza, está localizada en las nacientes del río Plomo, sobre la frontera internacional con Chile. Se destaca el Sistema Glaciar del Plomo (Alto del Plomo, Bajo del Plomo) y los glaciares Gemelos, Oriental del Juncal, Alfa, Beta y Grande del Nevado.

Además, aquí se encuentra uno de los cerros de mayor altitud de la provincia, el Tupungato (6.565 msnm). En las laderas de este volcán nacen importantes glaciares que alimentan al río Tupungato, uno de los principales afluentes del río Mendoza

Por el Cordón del Plata

Además de las dos subcuencas mencionadas, el apartado mendocino del inventario contempla dos sectores. Por un lado está el del Plata, que incluye las subcuencas de los ríos Blanco y Cordón del Plata. Allí hay 97 km2 de glaciares y 351 cuerpos. Casi 69% del área está poblada de glaciares cubiertos con glaciares de escombro y de descubiertos.

Este sector es uno de los más vistosos de la cordillera y puede observarse desde todo el centro norte de la provincia. Aquí nacen importantes cursos de agua, como los arroyos de las Mulas, El Salto, Vallecitos y los ríos Blanco de Potrerillos y Blanco de la Quebrada de La Jaula.

La subcuenca del sector del Tigre, en tanto, cuenta con 319 cuerpos de hielo que ocupan 70 km2. De ese total, 42 km2 corresponden a glaciares de escombros y otros 10 a cuerpos cubiertos con glaciares de escombros, por lo que casi tres cuartas partes de los bloques del lugar están cubiertos.

Una ley con polémica

La Ley 26.639 avanzó no sin polémica en el Congreso Nacional. En 2008 una normativa similar fue vetada por la presidenta Cristina Fernández, por lo que los legisladores debieron debatir un nuevo proyecto que fue aprobado en octubre de 2010.

La información registrada en el inventario (terminado más de tres años después) será una herramienta fundamental para la identificación y delimitación de las zonas protegidas de la cordillera, sobre todo ante la explotación minera.

“De acuerdo al informe de la cuenca del río Mendoza, existen antecedentes de trabajos en estas zonas que, efectivamente, detallan que los glaciares han sufrido un retroceso importante en los últimos 50 años”, reconocieron Lidia Ferri Hidalgo, Laura Zalazar y Mariano Castro, otros investigadores del Ianigla que participaron del trabajo.

“Pero hasta que no realicemos la actualización del inventario, no estaremos capacitados para cuantificar cuánto ha sido el retroceso de la superficie cubierta por glaciares”, aseguraron.

http://www.losandes.com.ar/article/en-mendoza-hay-573-km2-de-glaciares

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s