Preocupación en las economías regionales por la presión fiscal y la baja rentabilidad

Desde la FEM y la Cámara de Comercio de Tunuyán aseguran que los emprendimientos “en negro”, como La Salada, complican al sector. También se quejan por la inflación y aseguran que muchos trabajadores les piden estar en negro.

Productores del interior de la provincia ponen el grito en el cielo y muestran su preocupación por la baja rentabilidad de las economías regionales. Culpan a la presión fiscal y a la inflación. También aseguran que los trabajadores del sector quieren estar en negro para seguir cobrando planes sociales.

El vicepresidente de Producción de la FEM y titular de la Cámara de Comercio, Agricultura e Industria de Tunuyán., Alberto Carletti, señaló que hay varios temas que preocupan a los productores de Mendoza y mencionó en este sentido la gran presión fiscal existente y la pérdida de rentabilidad que impacta en las economías regionales.

Otro de los problemas que destacó el dirigente y que representa “un denominador común” en sectores como la vitivinicultura, fruticultura y olivicultura es el laboral ya que representa una carga de mano de obra importante. Carletti añadió que en algunos casos el obrero quiere estar en un sistema informal para no perder el plan social y por otro lado el empleador debe cumplir con la registración como marca la ley.

 

 

Con respecto a la presión fiscal, Carletti expresó que “tenemos un sistema impositivo bastante distorsivo conformado por tributos nacionales y provinciales que termina siendo muy alto con respecto a la rentabilidad”. Agregó que también se advierte un crecimiento del comercio informal que conspira contra las organizaciones que están en el mercado formal. En este sentido puso como ejemplo lo que sucede Santa Rosa con La Salada. De todos modos señaló que se podría comenzar a analizar un impuesto a las Ganancias que se pueda descontar de inversiones, alícuotas más bajas y alguna acción sobre el impuesto a los débitos y créditos bancarios.

Carletti también se refirió a la inflación y a la corrección del tipo de cambio implementada por la Nación al comenzar el año. “En realidad se hizo una devaluación en un ámbito bastante complejo, con lo que sus efectos no tuvieron una consecuencia beneficiosa de devolverle competitividad externa a gran parte de las actividades, por el contrario, modificó otras variables con caída del salario real y hubo incertidumbre”, dijo el dirigente de la FEM.

Con respecto a los sectores más afectados por estas medidas, destacó en primer lugar al olivícola. “Es uno de los más golpeados, tiene un problema muy serio porque hubo un gran cambio en la producción mundial, hay nuevas zonas y la mayor parte de la aceituna que se produce en Mendoza tiene destino de exportación”, explicó . Otro sector con situación compleja que mencionó Carletti es la fruta de pepita. “Lo preocupante es que uno más y otros menos, todos muestran problemas”, enfatizó el productor.

Carletti recordó que estos temas vienen siendo planteados por FEM y CAME desde hace mucho tiempo y se mostró esperanzado en que tal como ocurrió en mayo pasado cuando el Congreso Nacional recibió a productores de todo el país, ámbitos como este escuchen los reclamos de las economías regionales de voz de sus actores. “Es muy importante instalar estos temas a nivel legislativo porque se pueden corregir a través de leyes”, concluyó el vicepresidente de la Federación Económica de Mendoza  .

http://www.sitioandino.com/nota/121331-preocupacion-en-las-economias-regionales-por-la-presion-fiscal-y-la-baja-rentabilidad/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s