Kilka: Un espacio único para la cultura, el vino, la tierra y la religión

La primera vez que se visita el espacio Killka en Tunuyán, uno siente la sensación de estar en otro lugar en el mundo.

 

Killka-Espacio Salentein es el lugar de encuentro de arte, naturaleza, vino y excelente gastronomía de Bodegas Salentein. Su espacio de arte cuenta con una importante colección de arte argentino contemporáneo y holandés de los siglos XIX y XX. En su galería de arte se realizan cuatro muestras anuales, de reconocidos artistas nacionales e internacionales.

 

En el año 2008, Killka fue galardonado con el premio Oro Mundial, en la categoría Arte y Cultura, en el concurso Best of de las Great Wine Capitals. A fines de los años 90 se encargó la construcción de Bodegas Salentein en Valle de Uco, Tunuyán, Mendoza.

La idea fue hacer no solo un proyecto agroindustrial, sino un emprendimiento que tuviera sólidas raíces culturales, y que sirviera para el desarrollo de una iniciativa más amplia, donde también fuera beneficiaria la región y, de esta manera, la gente que vive allí. El conjunto arquitectónico denominado Killka está integrado por una variedad de espacios que sintetizan la propuesta de vino, arte y naturaleza. Surgió de la idea de construir un centro cultural, artístico y gastronómico único en la región, que incluye salas de arte, un restaurante, un auditorio y un wine shop, entre otros. Está ubicado dentro del Espacio Salentein, a más de 1.100 metros de altura, en el corazón de la Cordillera de los Andes, junto a la botrdega y la Capilla, y a pocos kilómeos de la Posada Salentein.

Como puerta de entrada a los visitantes del mundo, este complejo está ubicado sobre el camino principal de ingreso a la bodega. Actúa como una articulación del espacio. Es “la llegada” al lugar. De allí la tipología seleccionada para su arquitectura: una planta en forma de “U”, con patio central, que se atraviesa, imponiendo sucesivas vistas hacia la imagen final de la bodega, recortada frente a la Cordillera de los Andes.

 

El objetivo de Killka es recibir, informar, recrear, educar y servir a los visitantes que llegan a la bodega, interesados en conocer cómo se manejan aquí los viñedos, cómo se elabora el vino y tener diversas experiencias y actividades en relación al arte y
la cultura. Su arquitectura reformula formas del pasado cuyano, con expresión, impronta y tecnologías contemporáneas, para actualizar una imagen fuertemente andina. A modo de ejemplo, una muestra de ello son los volúmenes macizos de hormigón y anchas galerías.

Principales áreas de Killka

En su diseño se destacan cuatro áreas principales dentro del edificio: la recepción, los espacios de arte, la gastronomía y un sector para ventas. Los visitantes pueden recorrer las salas de arte, con piezas de arte argentino e internacional.
El complejo cuenta además con un restaurante

http://www.jornadaonline.com/Placeres/115396

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s