Todos por Lucio Nazareno, el “Titán” tunuyanino

Con sólo 14 meses de edad, sufre de encefalopatía hipóxica por la que debe viajar a China para ser sometido a un tratamiento con células madre para recuperarse.

 

Lucio Nazareno González Martínez con solo 14 meses de edad, sufre de encefalopatía hipóxica por la que debe viajar a China para ser sometido a un tratamiento con células madre para recuperarse.

El tratamiento y traslado cuesta U$S 50.000 y la comunidad entera puso manos a la obra: amigos, vecinos, estudiantes, artistas, comerciantes y hasta empleados públicos. Juntos han organizado eventos como peñas folklóricas, destrezas criollas, torneos de fútbol, lavado de autos, delivery de películas, rifas, entre otros,  con el fin de recaudar fondos y colaborar con este milagro.

El chico vive en el barrio Pircas II de la ciudad de Tunuyán. Sus padres son Maira Martínez (21) y Matías González (20), y además tiene un hermano Salvador, de 4 meses.

Sus padres dialogaron en varias oportunidades en los distintos programas de MEDIOS ANDINOS y CTC,  relataron la dolorosa historia que comenzó cuando el pequeño tenía tan sólo 8 meses.

En noviembre de 2013 los padres notaron un malestar en su hijo, y decidieron llevarlo al Hospital Scaravelli, con el paso de las horas lo trasladaron y quedó internado en el  hospital Humberto Notti.

“Nos dijeron que como había vomitado mucho se le había subido el estómago y le aprisionaba un pulmón, por lo que no podía respirar normalmente”, contó su padre.

Lucio fue intervenido durante dos horas y media, sufrió dos paros cardiorespiratorios que le afectaron el cerebro, debido a la escasa llegada de oxígeno a ese órgano vital. Al salir del quirófano, fue ingresado en la sala de cuidados intensivos, donde permaneció dormido 20 días. El 7 de enero pasado le practicaron encefalogramas que revelaron una encefalopatía hipóxica.

Encontraron el tratamiento en Asia y ahora tienen que esperar hasta agosto. “Tenemos que esperar hasta agosto para saber si a Lucio se le puede sacar la traqueotomía para que, entre otras cosas, pueda viajar sin riesgo de que lo ataquen virus o sufra infecciones, sino es imposible hacerlo”, explicó la mamá.

El tratamiento médico consiste en la colocación de ocho inyecciones de células madre en la médula espinal, las que se espera recompondrían en gran número a las cerebrales dañadas.

“El amor de tus hijos y hacia tus hijos, es eso que te hace despertar cada día, te da aliento esperanzas y fuerzas para afrontar todos los obstáculos y retos que se te presenten en la vida. Y al final agradecerás a Dios y a los hombres por ese amor que te acompaño cuando más lo necesitabas”, culminaron los padres.

 

 

Orlando Salinas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s