La minería divide al sur y amenaza los procesos de integración

El proyecto Hierro Indio generó una grieta nunca vista entre los vecinos de Malargüe y General Alvear, con posiciones en muchos casos irreconciliables. Los Andes recorrió ambos departamentos y también el “neutral” San Rafael, para recoger las voces de sus habitantes. Algo se rompió y hay que arreglarlo urgentemente.

Gustavo Yáñez / Federico Navarro / Carlos Simón

Malargüe: un lugar con identidad minera

Malargüe es el departamento que alberga a Hierro Indio, el proyecto minero que es la “punta de flecha” de la discusión. El impacto social de este debate es indiscutible e innegable, a tal punto que no sólo hay posturas disímiles sobre el tema con el vecino General Alvear, sino hacia dentro de la misma comunidad malargüina.
Más allá de las discusiones, lo que no se borra es la historia del departamento, siendo la minería uno de sus fuertes en épocas de crisis y esto se corresponde con el colegio más grande la ciudad de Malargüe, que forma justamente técnicos mineros y técnicos en industria de proceso.

La escuela 4-018 Técnica Química, Industrial y Minera General “Manuel Nicolás Savio” tiene una matrícula de 630 estudiantes y por año egresan aproximadamente 60.
La profesora Ruth Mercado es quien lidera esta institución y recalcó que este colegio forma técnicos para los recursos naturales que tiene Malargüe y “eso fue desde el principio, desde el origen de esta escuela, porque siempre respondió a la identidad que tiene el departamento y lo va a seguir haciendo”.
La docente también se refirió a la supuesta contaminación que genera la minería y aclaró que los estudiantes de este colegio “están formados para respetar el ambiente, porque es su casa y nadie va a querer que su lugar de vida sea destruido”.
En tanto, sobre las discusiones que se han originado en torno a Hierro Indio, indicó que los estudiantes son conscientes de lo que pasa y esperan una respuesta del Estado, más aún teniendo en cuenta que muchos de ellos en pocos días terminarán el nivel secundario y cuando salgan a la calle “es difícil que encuentren trabajo”.
Cinthia Carmona es una de las estudiantes que este año egresa y además es Reina de la Minería. Acompañada por algunos de sus compañeros, la joven también participó de las marchas donde parte de la comunidad se manifestó en favor de la minería sustentable.

“Estoy estudiando la tecnicatura en minería y me gustaría trabajar en alguna empresa aquí en Malargüe, porque conozco a varios chicos de la escuela minera que después de recibirse han tenido que irse a trabajar a otras provincias, porque acá no pueden ejercer su título”, comentó la joven de 17 años.
El rechazo a Hierro Indio repercutió incluso en el ámbito comercial y Carlos “Cacho” Pérez es uno de los empresarios del medio que siente las réplicas del tema.

Lleva 15 años con su empresa, ha logrado sortear distintas épocas y, según su punto de vista, si el proyecto minero no se realiza el comercio en general va a sentir el impacto, “porque la gente que puede llegar a trabajar en este proyecto, sea poca o mucha, es importante para dar movimiento al pueblo”.
Cacho comparó Hierro Indio con Vale y si bien sabe que esta última abarcaba un amplio espectro de trabajadores, acusó: “Cuando se fue lo sentimos muchísimo”.
Como receptor de opiniones de la comunidad, interpreta que es muy poca la gente que está en contra de Hierro Indio y agregó: “Hay muchos que están molestos por el rechazo de los diputados y creo que casi todo Malargüe quiere que este proyecto prospere, por el bienestar de cada uno de nosotros”.
Desde la Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe denunciaron desde un principio irregularidades en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto Hierro Indio.

En representación de este sector, Ernesto “Nito” Ovando reflexionó sobre el panorama actual y manifestó: “Malargüe necesita un debate, porque el discurso de que es un departamento minero se ha caído, porque si bien hay una identidad minera la matriz productiva debe ser discutida seriamente”.
Según él, con debates previos se podría haber llegado a un consenso social y así se hubiera evitado llegar a este punto de inflexión donde parte de la sociedad está dividida e incluso se ha llegado a agresiones a través de las redes sociales hacia quienes piensan distinto.

En este sentido, Ovando aclaró: “No estamos en contra de Hierro Indio sino que estamos a favor del trabajo y de la minería no contaminante. Estamos en contra de las desprolijidades de la declaración de impacto ambiental que se presentó”.
Algunos de los integrantes de su sector han recibido amenazas y agresiones, por lo que el entrevistado no se privó de mencionar que esto se debe a “matrices autoritarias que tienen varios de los malargüinos, aunque eso ha servido para reconocer las caras de los que de verdad están trabajando en una democracia y también de quienes quieren construir un consenso”.
Esta fractura en parte de la comunidad también trascendió hasta el vecino General Alvear. Así lo ven desde la Cámara de Comercio, Industria, Minería, Agricultura, Ganadería y Turismo de Malargüe e incluso hablan de un retroceso en la integración: “Es un paso hacia atrás”, lanzó el presidente Lisandro Jaeggi.
Sobre la reacción de los vecinos de Alvear, expresó su malestar, porque se venía realizando -según comentó- un fuerte trabajo de integración que contemplaba rutas, corredor bioceánico, sistemas productivos, entre otros proyectos en pos de un mejor desarrollo para el sur y “con la postura intransigente tomada por parte de vecinos e instituciones dificulta el proceso de integración y significa una pérdida de oportunidades para todos”. / Gustavo Yáñez 

General Alvear: un no rotundo a Hierro Indio

Tras el rechazo a Hierro Indio en Diputados y el posterior desarchivo realizado por la misma Cámara, los alvearenses se han mantenido expectantes acerca de lo que pueda suceder con este proyecto minero que tanta polémica y tensión generó.
Hasta el viernes 21, General Alvear era una caldera a punto de estallar: la tensión acumulada por el proyecto minero a desarrollarse en Malargüe, había generado un clima caliente en toda la población que se volcó a las calles sin dudarlo.
Después del rechazo se abandonaron las rutas y la gente se volcó al centro alvearense para festejar la decisión de los diputados, la situación se descomprimió y el fin de semana largo estuvo repleto de festejos en los que el “No a la Minería, Sí a la Vida” fue la consigna principal.
Ahora los alvearenses mantienen la alegría de saber que la lucha para que este proyecto fuera rechazado sirvió y que no fueron en vano tantos días y tantas noches en las rutas.
La calma retornó a Alvear aunque la  consigna en contra de la minería contaminante se mantiene y aún se pueden observar carteles en los distintos comercios reafirmando esta posición. La más emblemática es sin dudas la bandera que se encuentra firme en la pérgola de la plaza central del departamento, que reza “No a la minería contaminante”.
“El proyecto Hierro Indio iba a usar una gran cantidad de agua que en este momento el Río Atuel no tiene. Hace varios años que estamos en emergencia hídrica y apoyar este proyecto era imposible”, opina Romina, quien es empleada pública.

Raúl, empleado de comercio, es más cauto: “Me parece que se les fue un poco la mano con los cortes de ruta. Yo no estoy de acuerdo con Hierro Indio porque no existen los controles para que la minería funcione correctamente, pero si se realizaran bien podría haber proyectos mineros en la provincia. Me parece que faltó diálogo y que habían muchos que no sabían por qué protestaban.
El tema aún se mantiene en boca de los alvearenses que se preguntan qué es lo que sucederá el próximo año, cuando comience a funcionar nuevamente la Legislatura y pueda volver a tratarse Hierro Indio, aunque está la esperanza de que por ser un año electoral las intenciones de concretarlo se esfumen y en 2015 no se escuche hablar de este proyecto.
Mientras tanto, los ciudadanos continúan debatiendo acerca de la minería y del uso que se realizaría del agua en caso de que se lleven adelante este tipo de proyectos.

La población se informó mucho durante este mes de tensión y hoy por hoy se habla de Hierro Indio con la misma pasión que del superclásico del fútbol argentino: en cada hogar y en cada café se escucha hablar de este proyecto que tantos dolores de cabeza dio a los funcionarios.
En cuanto a las protestas y el descontento de los malargüinos, que querían que Hierro Indio fuera una realidad, la mayoría de los alvearenses esperan que sus vecinos entiendan que el objetivo de su rechazo no fue en contra de la creación de nuevos puestos de trabajo sino del uso irrestricto que, según la mayoría, se iba a hacer del recurso hídrico.

“Soy de Malargüe pero hace algunos años que vivo en Alvear, por lo que puedo opinar desde los dos puntos de vista -dice Eliana, ama de casa-. Me parece que Hierro Indio se rechazó bien porque no hay agua, y además habría que controlar mejor porque en Malargüe hay una gran cantidad de enfermos por culpa de la minería”.
Hoy una de las principales preocupaciones en la zona se centra en retomar los trabajos en conjunto que se estaban llevando adelante entre ambos departamentos, como las gestiones por el trasvase del Río Grande al Atuel y la concreción de la Ruta 188, pero por el momento las esperanzas son pocas.
Aunque en estos días la calma ha regresado, todos coinciden en algo: “Si hay que volver a las rutas para decirle que no a Hierro Indio, se volverá y la lucha continuará”. / Federico Navarro

San Rafael: entre la indiferencia y la conciliación

El tema Hierro Indio en San Rafael sólo se manifestó en un pequeño sector que hizo marchas a una de las rotondas de ingreso a la ciudad y cortes en el arco que da la bienvenida al departamento a quien viene de la ciudad de Mendoza o el Valle de Uco.

Otro grupo participó activamente en los cortes de San Carlos y el más grande se manifestó junto a los alvearenses, como fue el caso de los productores de Real del Padre, con afinidad geográfica con Alvear por su proximidad. Sin embargo, la problemática no es un tema que preocupe, al menos en las apariencias, a los sanrafaelinos en general.
Una recorrida por el centro deja en claro que la mayoría de la gente no posee un conocimiento ni aproximado sobre el conflicto que enfrenta a alvearenses y malargüinos.

Cuando se habla de minería en este departamento, sólo se tiene una idea aproximada del yacimiento de uranio Sierra Pintada y de los efectos que, según sectores ambientalistas y la propia Multisectorial del Sur, produciría la reapertura de esta mina a cielo abierto.
Sí se han manifestado, en apoyo a la postura de Alvear, el Concejo Deliberante y la misma Multisectorial donde está incluida la Cámara de Comercio, aunque en ambos casos se sugiere la conveniencia de acercar posiciones para evitar enfrentamientos entre dos de los departamentos del sur mendocino que perjudiquen el desarrollo de la región.
Esto último directamente en referencia al trazado de la Ruta Nacional 188 (que San Rafael pretende que pase por el distrito El Nihuil) y el trasvase del río Grande al Atuel, dos puntos que claramente Malargüe ha amenazado a Alvear con no apoyar y sí forjar una alianza con La Pampa.
Juan Martínez, conocido publicista sanrafaelino, lo dejó en claro: “La explotación es un riesgo pero la exploración también tiene que ver con el medio ambiente. Por lo menos ahora podremos estudiar el caso conscientemente para ver cómo se hace un trabajo racional, sustentable, que no afecte el ambiente ni las relaciones entre los departamentos, que en definitiva son la base del desarrollo regional”.
En tanto, Darío Carmona, encargado de la oficina de Turismo de Malargüe en San Rafael, quien tiene a la mayoría de su familia viviendo en Alvear, dice estar a favor de la minería “bien hecha y bien controlada, que es lo que siempre ha hecho Malargüe.

Hay que recordar que este departamento es el único que tiene Dirección de Ambiente, que tiene la Payunia como candidata a patrimonio de la humanidad, el proyecto Pierre Auger por su cielo limpio, una espectacular miel orgánica, la explotación de chivos controlada y otras tantas cosas que no son casualidad. Se trabaja desde hace mucho tiempo”.
Se han manifestado a favor y en contra distintos dirigentes políticos que reflejaron la posición de las Cámaras de Senadores y Diputados, referidas a Hierro Indio. / Carlos Simón

http://www.losandes.com.ar/article/la-mineria-divide-al-sur-y-amenaza-los-procesos-de-integracion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s