Hermano de Aveiro, implicado en contrabando

Gustavo Aveiro

El hermano del intendente Martín Aveiro, de Tunuyán, fue demorado el miércoles por la madrugada en Uspallata por circular en un auto en el que transportaban más 300.000 pesos en artefactos electrónicos que ingresaron desde Chile, entre ellos, celulares de alta gama. Se trata de Gustavo Aveiro (42), empleado en la Dirección Nacional de Migraciones. Este hombre se encontraba con cinco conocidos más –dos de ellos chilenos– y circulaban en dos autos, confirmaron fuentes judiciales y de la Gendarmería.

Entre las pertenencias, personal de la fuerza de seguridad nacional les confiscó unas cuatro notebooks, accesorios de fotografía y, lo que más le llamó la atención a los sabuesos, más de 40 teléfonos celulares que superan los 10 mil pesos cada uno.

La mercadería incautada superó lo permitido para el ingreso al país y esto generó una investigación por el delito de contrabando de artículos electrónicos. La causa, agregaron las fuentes judiciales, quedó en manos del juez Walter Bento.

La información señala que el procedimiento se desarrolló el miércoles en uno de los controles de rutina que los gendarmes despliegan sobre la ruta 7. En esta oportunidad, los uniformados detuvieron el paso de dos vehículos en las inmediaciones del paraje Los Árboles, entre Potrerillos y Uspallata.

Con la documentación en mano supieron, explicaron las fuentes, que se trataba del hermano del cacique comunal de Tunuyán, quien estuvo involucrado en otro hecho policial a en febrero.

Los efectivos del Escuadrón 27ª de Uspallata, de la Región III de Mendoza, fueron los encargados de hacer la requisa a los rodados. Uno de ellos tenía patente chilena.

La crónica sostiene que iban tres hombres en cada auto y se les solicitó la documentación correspondiente. De esta forma, entregaron los papeles de los vehículos y los DNI de cada uno de los presentes.

Fue en ese instante que los uniformados se percataron de la gran cantidad de electrodomésticos que transportaban sin autorización correspondiente. De inmediato, se realizó una requisa.

Con la documentación en mano supieron, explicaron las fuentes, que se trataba del hermano del cacique comunal de Tunuyán, quien estuvo involucrado en otro hecho policial a en febrero. Es más, Gustavo Aveiro, en su perfil de Facebook, destaca que trabaja en la Dirección Nacional de Migraciones.

Luego de bajarlos de los vehículos, confirmaron que, entre las pertenencias, tenían cuatro computadoras portátiles, cámaras fotográficas con sus elementos complementarios. Además de estos productos, hallaron más de 40 smartphones –teléfonos inteligentes– de alta gama y de diferentes marcas, cuyo valor por unidad supera fácilmente los 10.000 pesos. Entre ellos, se destacaron los iPhone de Apple.

Estos artefactos, explicaron las fuentes del caso, fueron adquiridos en el vecino país, y los gendarmes entendieron que eran traídos a nuestro país con fines comerciales.

Una vez que confiscaron los elementos de valor, los seis hombres fueron trasladados y puestos a disposición del juez federal Walter Bento, quien el domingo confirmó a ElSol.com.ar el procedimiento de la Gendarmería.

El juez señaló que los implicados serán imputados por el delito de contrabando, ya que la mercadería que transportaban no había sido declarada en los controles aduaneros. Además, porque superaba ampliamente los valores establecidos por la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) para el ingreso.

En la Justicia, a la hora de la calificación que corresponde a cada uno de los protagonistas, confirmaron que se analizarán los cargos que cumplen en sus trabajos, qué tipos de vehículos utilizaron y hasta por dónde ingresaron al país.

Por último, estudiarán si le aplican una multa equivalente al doble o más del valor de la mercadería, según establece el Código Aduanero argentino.

Denunciado por una golpiza

En febrero de este año Gustavo Aveiro también estuvo involucrando en otro caso policial. Es que el hermano del jefe comunal fue denunciado por golpear a un empleado municipal de Tunuyán durante la celebración del Festival de la Tonada. Raúl Domínguez (46) aseguró en la Justicia ser golpeado por los hermanos Aveiro luego de advertirle a un grupo de jóvenes que orinaron el colectivo que manejaba. Dijo en su denuncia que lo empujaron, golpearon y amenazaron con quitarle el trabajo. Y aseguró recibir llamados anónimos.

Visitas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s