Celos entre Tupungato y Tunuyán por la doble vía

La Presidenta inauguró el último tramo, que está en territorio tupungatino, pero habló con Aveiro y ni mencionó a Rodríguez.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Aunque desde enero está habilitado para todo tipo de vehículos, ayer quedó inaugurado oficialmente el último tramo de la doble vía Luján-Tunuyán de la ruta 40. Signada por las postergaciones, como estuvo esta obra emblemática de la provincia, su corte de cintas no podía escapar a la regla. Había sido anunciado para la Vendimia, pero como la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pegó el faltazo a la fiesta mendocina, pospusieron el acto para cuando se concretara la visita.

La oportunidad llegó ayer y los valletanos -sobre todo los tunuyaninos- se prepararon para que no pasara desapercibida. Desde Maipú y durante escasos minutos de teleconferencia, la Presidenta compartió la alegría y el alivio de poner el punto final a esta obra vial, que comenzó a gestarse hace casi 15 años y que atravesó las gestiones de cuatro gobernadores.

Pese a la euforia del momento y el desarrollo que la obra traerá al Valle de Uco, la inauguración estuvo teñida de celos interdepartamentales. Sucede que -pese a que el acto se llevó a cabo en tierras de Tupungato- el nombre de este departamento y el de su intendente, Joaquín Rodríguez, brillaron por su ausencia en el protocolo oficial. Incluso en todo momento se anunció el “enlace con Tunuyán”.

Este “ninguneo” molestó a la gente de Rodríguez, que fue desplazada en su rol de anfitriona. Pese a que el cacique tupungatino apareció en las pantallas junto a su par de Tunuyán, Martín Aveiro, nunca fue mencionado ni pronunció palabra. Cristina Fernández sólo cruzó palabras y elogios con el tunuyanino.

El desplante se agiganta por el momento electoral: ambos intendentes peronistas buscan otro mandato al frente de sus comunas, pero el de Tupungato la tiene más complicada porque el FpV sumó menos votos que Cambia Mendoza en las PASO, mientras que Aveiro sacó una luz de ventaja.

“Incluso, hay un error de concepto. La doble vía no es de Luján a Tunuyán sino que llega hasta Tupungato. Termina en la rotonda de Furno, que pertenece a nuestro departamento”, destacó un vocero de la comuna tupungatina.

Mientras sus vecinos hacían esfuerzos para pasar el mal trago, Aveiro disfrutó al máximo esta oportunidad. “Este trabajo vial es clave para el desarrollo turístico y el crecimiento de las economías regionales del Valle de Uco”, agradeció con una sonrisa amplia, mientras que su gente aplaudía y alentaba con cánticos y bombos.

“Aveiro, Aveiro, Aveiro corazón, aquí tenés los pibes para la transformación”, vociferó un grupo de jóvenes con pancartas, cuando culminó su salida al aire. Unas 400 personas y funcionarios siguieron el acto desde Zapata, a un kilómetro del control de Gendarmería. Desde temprano, partieron micros desde la plaza de Tunuyán, llevando hasta allí a vecinos y militantes.

En la postal para la pantalla, también aparecieron el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso; Patricia Fadel y autoridades de Vialidad nacional. Los funcionarios viales se encargaron de destacar lo realmente nuevo de la inauguración: un sistema de control de peso y dimensiones de vehículos, que es único en el país.

http://www.losandes.com.ar/article/celos-entre-tupungato-y-tunuyan-por-la-doble-via-851060

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s