Cornejo deberá terminar obras por $2.000 millones

El gobernador electo afirmó que finalizará los proyectos iniciados por la gestión de Francisco Pérez. Es un combo de licitaciones de obras que podrán ser inauguradas durante el primer año de gobierno radical

“Cómo vamos a plantear un plan de obras si no sabemos con qué contamos, cuál es el monto real de la deuda pública”, razonan algunos técnicos del equipo del gobernador electo, Alfredo Cornejo, a modo de esquivar cualquier avance periodístico sobre lo que podría ser el camino a tomar en el Ministerio de Infraestructura, área clave para cualquier gestión de gobierno.

En una semana marcada por la danza de números sobre lo que tienen o no tienen las arcas provinciales para afrontar todos los compromisos tomados, el único lugar de encuentro entre radicales y funcionarios de gobierno fue el Ministerio de Hacienda.  Y de ahí no se movieron.

Las distintas consideraciones sobre el déficit presupuestario que pueden complicar al gobierno entrante varían de los $3 mil millones a los $6 mil millones, según quién comente el asunto. Lo cierto es que  cada reunión por la transición es un juego de adivinanzas que invitan a los medios, economistas y empresarios a hacer sus cálculos imaginarios, mientras los problemas se multiplican para afrontar los gastos corrientes, como salarios y proveedores.

Para hablar en términos concretos de la herencia de Francisco Pérez, en el caso de la obra pública en ejecución, Cornejo deberá darles continuidad inmediata –con recursos de la provincia (y dijo que lo hará)– a proyectos ya iniciados por un monto de $2.000 millones.

En ese número están incluidas: la proporción que financia el Gobierno local para seguir construyendo  5.000 viviendas a través del IPV; la Villa Deportiva; las  unidades de diagnóstico en La Paz, Puente de Hierro, en Guaymallén, y Lavalle; la primera etapa del hospital de Luján; el hospital Tagarelli, de San Carlos, y otro hospital para La Paz; el enlace de la ruta Potrerillos-Cacheuta; la finalización de la tercera trocha del Acceso Sur; la extensión del metrotranvía de Capital hasta el zanjón de los Ciruelos y obras como la recuperación de la mansión Stoppel.

Fuera de este cálculo quedaron todas las obras que financia directamente la Nación y por lo cual la relación entre ambas jurisdicciones será central para su futura finalización, entre ellas las casas del Procrear, el Paso Pehuenche, la doble vía de Tunuyán, la ruta entre Pareditas y El Sosneado, la ruta 40 de Malargüe a Bardas Blancas, el reencarpetado de El Borbollón, las obras eléctricas que tiene a cargo Edemsa y las escuelas incluidas en el Plan Más Escuelas, mejoras barriales y mejoras para terminación o ampliación de viviendas, cuyos recursos deberán ser asignados por presupuesto nacional, sólo por nombrar algunas.

Habrá que ver si en ese combo, ingresa el inicio del dique Los Blancos y el gasoducto para Malargüe, cuya promesa fue hecha por la presidenta Cristina Fernández en su última visita. Por la primera fue firmado el contrato con la empresa constructora y aseguran desde Gobierno que en tres  meses comenzarán las obras. En cambio, para el gasoducto se necesitan alrededor de U$S450 millones y la discusión actual es ver cómo aportará ese dinero YPF.

Otra polémica a resolver es qué pasará con la licitación del Museo Sanmartiniano, cuyo monto es de $70 millones, que está en pleno proceso de adjudicación. Se suma el proyecto para hacer una nueva cárcel en Cacheuta, cuyo cálculo  ronda otros mil millones de pesos, una vez que sobrevivió a las peleas entre radicales y peronistas durante la discusión legislativa por la pauta de gastos 2015.

El ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso, estima que durante el  primer año de gestión,  Cornejo se lucirá con muchas de las licitaciones que él planificó. Pero eso no le molesta, siempre que no lo lleven al planteo de si se gastó bien o no, o si se eligieron las obras más necesarias: “Cuando yo presenté el presupuesto 2015, hice un cálculo de $3.700 millones para cumplir con lo proyectado, pero ese presupuesto no está y sin presupuesto ya ejecuté obra por $1.700 millones. ¿Cómo hago para hacer obras sino tengo presupuesto? Debo hacer un  complejo movimiento administrativo para que cada obra que no está en el presupuesto reconducido, reimplantado es la palabra correcta, tenga fondos. Lo que hemos hecho es ir capeando la situación con lo que va entrando. La ejecución nunca estuvo parada”.

http://www.noticiasdemendoza.com/mendoza/108-2/48698-cornejo-debera-terminar-obras-por-2-000-millones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s