En el Valle de Uco se necesitan obras con urgencia para evitar desbordes por lluvias

La zona fue una de las más afectadas por las últimas lluvias. Por las precipitaciones, se asistieron más de 400 familias, se derrumbaron puentes y se dañaron caminos claves.

Así quedó la calle La Unión que une Las Pintadas y el Corredor Productivo en Villa Seca.Autor: Alejandra Adi / Diario UNO.
Por Alejandra Adi
adi.alejandra@diariouno.net.ar

El Valle de Uco fue una de las regiones más afectadas por las recientes lluvias en Mendoza. No sólo debió asistirse a más de 400 familias por la cantidad de agua ingresada a sus viviendas, sino que hubo derrumbe de puentes y daños en rutas. Ahora se están reforzando las medidas de seguridad para actuar en emergencias brindando asistencia social y se  realizan algunas reparaciones en zonas críticas.

Sin embargo, el panorama con respecto a la temporada que se avecina se anuncia desalentador para algunos puntos específicos donde hacen falta obras de infraestructura claves e inversión para subsanar los daños que se produjeron y para evitar nuevas dificultades, sobre todo en accesos y rutas de los circuitos productivos ante la amenaza aluvional. Hay obras que se anunciaron y que quedaron truncas, como el puente del Anchayuyo en Tupungato.

En Tunuyán la lluvia de los últimos 45 días trajo aparejadas rupturas de puentes en importantes arterias, como en La Puntilla, en la unión de la ruta 96 con el futuro desvío de carga pesada por Francisco Delgado y Melchor Villanueva. También en la calle La Unión, que conecta a ese distrito con Villa Seca en el Corredor Productivo, y la calle Ruano, que une la calle El Álamo con El Algarrobo.

“Sufrieron importantes deterioros que los transformaron en intransitables debido al gran caudal de agua, por los arroyos que actúan como desagües aluvionales, que se vieron colapsados, teniendo como principal motivo la cantidad de milímetros de lluvia”, detalló Héctor Rubio, desde la 7ª Sección de Vialidad, aclarando además que ahora se están evaluando los costos que implicarán las reparaciones. Para ello adelantó que la próxima gestión deberá evaluar designar una partida presupuestaria especial para remediar los daños y para afrontar obras ya que hay badenes que permanentemente se ven colapsados con agua y material de arrastre.

Una de las razones que provocan el incremento de los desbordes sería la modificación de los desagües aluvionales naturales por la expansión agropecuaria y las instalaciones de distintos emprendimientos en el piedemonte, cuyos propietarios tienden a eliminar la vegetación y a alterar el curso del agua de deshielo.

Una de las poblaciones que vienen sufriendo esto es Vista Flores. “Ahí se hizo el zanjado y drenaje y se dejaron puentes listos. Así que creemos que ya no tendremos problemas como antes”, detalló Fabricio González, titular de Defensa Civil. Además aclaró que por estos días se tomaron medidas para evitar el desborde de algunos arroyos, como el Claro, y que los inconvenientes recientes se asocian en su mayoría a las condiciones de habitabilidad de algunos asentamientos como en los barrios Virgen Milagrosa y El Progreso.

En San Carlos debió brindarse asistencia a 217 familias ya que fue uno de los departamentos de Mendoza donde más llovió. En esa comuna, la gran preocupación ronda en zonas específicas como Eugenio Bustos, donde afirmaron que hacen falta nuevos canales de desagüe y que vienen requiriendo la mantención y limpieza de los principales cauces.

No se hará la pasada del Anchayuyo

En Tupungato, sus habitantes se ilusionaban a principios de 2014 con el anuncio de construcción de una de las obras más esperadas para la zona de Los Cerrillos: un puente para el arroyo Anchayuyo.

Este demandaría una inversión cercana a los $20 millones y se haría al término de la pavimentación de la ruta 86 con una ampliación del presupuesto otorgado por el BID. Sin embargo, a pesar de que el proyecto fue armado y presentado desde Vialidad provincial, este organismo internacional sólo otorgó la cifra necesaria para la reconstrucción de esta ruta y de aquellas que enlazan los oasis productivos de Tupungato, Luján, Rivadavia, Junín, Maipú y San Martín.

Así quedó trunca la posibilidad de que se realizara esta obra de vital importancia considerando que durante los últimos años la crecida de agua ha provocado que cuando llueve intensamente se corte el tránsito de uno de los principales accesos al departamento, trayendo inconvenientes a los barrios apostados a su vera, como el Arco Iris, en Villa Bastías.

Desde Hidráulica dicen que están priorizando sólo las emergencias

Ante las necesidades de obras en el Valle de Uco para evitar futuros inconvenientes con las pronosticadas lluvias, desde la Dirección de Hidráulica afirmaron que la demanda es mucha desde distintas zonas pero que se están priorizando las emergencias, como la de las calles Moreno y Los Ceibos, San Carlos, donde el asfalto cedió y quedó inhabilitado el paso hace unos días.

Desde esa misma repartición provincial también informaron que se está trabajando en situaciones puntuales, como en la construcción de una alcantarilla en calle Delinoski y de un puente en el paraje Los Alamitos, en San Carlos.

►80 milímetros en tres días fue lo que llovió en San Carlos, uno de los departamentos donde se registraron más precipitaciones en Mendoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s