Crisis y abandono de fincas con frutales en Valle de Uco

La crisis de las economías regionales sigue acentuándose en Mendoza, alerta un informe de la Federación Económica de Mendoza (FEM). “Ya hay productores en quiebra y se está complicando sostener el empleo en la mayoría de las producciones agropecuarias”, advierten.

A los costos en alza, la fuerte caída en la demanda, la sobre oferta en el mercado, la falta de financiamiento, la excesiva presión fiscal y las dificultades para colocar los productos en el mundo que vienen sufriendo los productores se sumaron en estas semanas los mayores ingresos de mercadería importada en algunos sectores, la multiplicación de las tarifas energéticas, las subas en los combustibles y las desavenencias climáticas en diversas zonas que generan pérdidas millonarias e irrecuperables.

Así lo plantearon el pasado jueves más de un centenar de dirigentes agropecuarios nucleados en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que representan a 80 entidades del campo y a 35 complejos agro-productivos y que explican en conjunto el 70% del empleo del sector. En el encuentro estuvo el vicepresidente de la FEM y titular de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Tunuyán, Alberto Carleti.

En una reunión de más de tres horas organizada en la sede de la CAME, los productores recordaron que son ellos quienes sostienen el equilibrio regional” y solicitaron medidas urgentes para evitar la quiebra de los productores. “Están desapareciendo muchas explotaciones, y los grandes productores e inversores son los que están absorbiendo a los pequeños aprovechando su debilidad”, coincidieron los empresarios.

Cultivos abandonados en Mendoza

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria de Tunuyán y vicepresidente de la FEM, Alberto Carleti, señaló que la situación de las actividades productivas en general en Mendoza están con problemas a pesar de las medidas que se han tomado “que son favorables”, pero advirtió que aún no muestran beneficios. “Lo que sí se ve es que la inflación y el aumento de los costos, sobre todo energía y combustible, han pegado muy fuerte en estas actividades ya que son insumos importantes”, dijo Carleti.

Agregó que el sector más afectado es el frutícola que atraviesa una grave situación y que en el Valle de Uco se ven cultivos abandonados, principalmente de pera.

Con respecto a las expectativas, Carleti explicó que para el productor normalmente son positivas. “Siempre se espera que la próxima cosecha va ser mejor, las medidas tomadas tiende a mejorar la rentabilidad de estas actividades pero esto no se puede ver en forma inmediata y dependerá mucho de cómo avance el tema de la inflación y que está no se consuma todos los beneficios”, graficó.

En este contexto recordó que está faltando que se instrumenten medidas con respecto al créditos, facilitar el acceso al mismo, moderar las tasas son altas para el sector productivo, como también el tema de presión y control fiscal. “Hay que facilitar y ayudar a recomponer la situación fiscal de muchos pequeños productores para que puedan volver a integrarse al sistema, debemos tender a una economía totalmente formal, combatir la evasión fiscal pero para esto en necesario reformular el sistema impositivo”, reclamó Carleti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s