Enseñan quechua en Tupungato para preservar el idioma

“Abarcas” es el nombre del programa que hace hincapié en la recuperación de las raíces ancestrales. Es gratuito y se dicta en el IES 9009 por tercer año consecutivo.

“Punamanta jamuni urpiliytayman” entona al unísono un grupo de más de 30 personas de distintas edades y profesiones, mientras el reconocido músico potosino Juan Lázaro Méndolas los acompaña tocando la quena. “De la puna vengo por mi palomita” es la traducción al castellano del primer verso de esta canción que todos se animaron a cantar mientras leían su letra en quechua, como parte de una de las dinámicas propuestas para aprender a hablar este idioma.
Es que desde hace tres años, un aula del IES 9-009 de Tupungato es dispuesta un sábado al mes para aquellos mendocinos que se han interesado en comprender y conocer la cultura andina a través de una de sus lenguas originaria. Como parte de los programas educativos pertenecientes al proyecto Abarcas, del área de Pueblos Indígenas del Ministerio de Cultura de la Nación, este curso, que busca promover el uso y defensa del idioma y la identidad quechua, es el único de este tipo enMendoza y se dicta gratuitamente, haciendo hincapié en la importancia que tiene la recuperación de raíces culturales ancestrales y en la interculturalidad como forma de lograr el fortalecimiento de la propia identidad, el respeto y la comprensión de culturas distintas.
“Se está valorizando nuevamente la cultura andina. Yo prefiero llamarla así por todos los pueblos que están en la cordillera de los Andes. Y la mejor manera de hacerlo es a través del idioma, más el resto de las expresiones culturales, como las danzas, las festividades”, aseguró uno de los fundadores del grupo musical Markama, quien es el encargado de enseñar a hablar la que representa la segunda familia lingüística más extendida en Bolivia, Ecuador y Perú. El dictado de este curso –también se realiza en Ushuaia– es parte de un proyecto nacional que aborda la llegada a las escuelas primarias de todo el país a través de talleres de iniciación musical orientados a recuperar y transmitir la música y la cultura de los pueblos originarios de Latinoamérica, contribuyendo al conocimiento de nuestras raíces.
Alta demanda
En el caso específico del idioma, ha promovido que lleguen hasta el Valle de Uco profesionales, estudiantes y público, en general, oriundos de distintos puntos de la provincia. “Este año hay mucho interés de docentes y de algunos trabajadores de la salud. Cuando tocamos el tema de por qué están acá, expresan, por ejemplo, que quieren entender qué sucede con los alumnos en sus escuelas. Ellos son un puente para la comunicación, ya que detrás de cada uno de los alumnos hay un fenómeno cultural muy fuerte”, dijo Lázaro Méndolas, detallando que en la región, sobre todo, hay un alto índice de inmigrantes bolivianos, peruanos o del norte de Argentina, que sigue hablando esta lengua principalmente en el entorno familiar. “El otro día llegó un paciente y nos llamaron porque sabían que estábamos aprendiendo quechua, pero todavía no podíamos entenderlo. Da impotencia porque uno a veces está para ayudarlos y no puede”, comentó Rosa Barrientos, una de las alumnas de esta clase, que se desempeña como enfermera del hospital General Las Heras.
Más allá de poder comprenderlo y de llegar a pronunciar sonidos típicos, esta propuesta combina las nociones y uso de la lengua, con conocimientos acerca del pueblo quechua, como también el desarrollo consciente del conocimiento intercultural del docente, profundizando en estrategias didácticas para su desarrollo en el seno de las escuelas.
En lo que respecta a la enseñanza, el músico nacido en Bolivia, pero formado musicalmente en Mendoza, explicó que el mejor método es el verbal, que después se escribe y se estudia lo gramatical de esta lengua aglutinante, ya que la mayoría de los términos en quechua están constituidos de una palabra (raíz) más un sufijo o varios sufijos.
Enseñarlo a través de canciones y de la música es una de las estrategias. “A veces me gusta que aprendan repitiendo, porque al comienzo arrancamos con las aves, las plantas, las festividades, pero llega un momento en que todo lo tienes, pero no enlazas las ideas. Con la música es mucho más fácil”, agregó sobre este curso que se impartirá hasta diciembre y que cuenta también con un grupo que ya está cursando el nivel avanzado, por segundo año consecutivo también en este instituto tupungatino.
“Una cosa es ir de turismo, pero también es importante poder entender el fenómeno de las culturas y el idioma es lo más directo para poder entenderlo” (Juan Lázaro Méndolas, profesor de quechua y músico)
“Hay mucha gente que lo habla, sobre todo, adultos y como no entendés, a veces termina siendo una barrera para conocer y conversar con ellos” (Carolina Bragado, alumna)
“Antes un niño se debía adaptar al docente, pero ahora es al revés y me ha pasado de que me he encontrado en las prácticas con niños que hablaban quechua” (Gisela Río, estudiante).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s