Buscan que vuelva a tratarse el proyecto de un aeropuerto para el Valle de Uco

Lo presentó de nuevo el PJ ante el cierre de El Plumerillo. Desde 2011 viene discutiéndose su creación. El terreno está en Tupungato y debería ser expropiado

Valle de Uco. El cierre por tres meses del aeropuerto El Plumerillo y la necesidad de encontrar alternativas en la provincia de otras pistas no sólo han generado discusiones y proyecciones desde distintos sectores, sino que sirvieron de excusa al bloque justicialista de la Cámara de Senadores para reactivar el tratamiento de un proyecto que plantea la creación de una base aérea –con las mismas funciones comerciales– en el Valle de Uco. El lugar elegido es un terreno sobre la ruta 96, en el distrito Cordón del Plata, que cuenta con una declaración de utilidad pública para su expropiación avanzada.
La idea no es nueva, ya que se anunció en 2011, durante el mandato en Tupungato del intendente Joaquín Rodríguez, cuando se evaluaba la concreción de un aeródromo público que estaría ubicado en Gualtallary. Luego de varios estudios técnicos, la zona no resultó apropiada y la búsqueda se reorientó hasta que dieron con el terreno en cuestión, en el límite de esta comuna con Tunuyán.
Estas tierras que hoy siguen postulándose como ideales para concretar este proyecto, ya que contarían con el aval de la Administración Nacional de Aviación Civil –ANAC–, a pesar de que resten por realizarse estudios, tiene la característica de ser terreno inculto, con escasa población, instituciones y establecimientos aledaños, previendo una evolución en lo que concierne al impacto ambiental que pudiera producir el despegue y aterrizaje de aeronaves. Amén de la lejanía de la zona urbana, está lo suficientemente cerca de vías de acceso que permitirían una comunicación fluida para el traslado de los pasajeros como lo es la ruta 40.
En ese entonces fue el senador Guillermo Amstutz (Unidad Popular) quien se puso la iniciativa al hombro y presentó un proyecto en la Cámara Alta para que se declararan de utilidad pública sujetas a expropiación estas 160 hectáreas.
Que vuelva a tomar curso este expediente (Nº 64.470) que fue archivado es lo que busca la senadora Patricia Fadel (FPV), que presentó un nuevo proyecto de ley para que sea tratado en la Legislatura.
“Por lo que tengo entendido, al de Rivadavia habría casi que hacerlo de cero, entonces por qué no avanzar rápido con esto si en los dos habría que invertir lo mismo. No sé si alcanzamos a que sea la opción para remplazarlo, pero es importante gestionar su realización, que le daría valor agregado al desarrollo turístico de la zona”, comentó la legisladora, además de detallar que mantuvo conversaciones con Gustavo Soto, el actual intendente tupungatino, de quien recibió el compromiso para que desde la Comuna avanzaran en la correcta delimitación del terreno para que, de aprobarse, se expropien estas hectáreas.
A pesar de que lo planteen como una opción al Francisco Gabrielli y que asuman que el tiempo apremia, el proyecto originario hacía referencia a la necesidad de plantear en primera instancia un aeródromo que reciba en su pista vuelos chárter o privados –con no más de 20 pasajeros– y que sirva, también, para la actividad de los aficionados a la aeronáutica y ante necesidades de contingencias climáticas.
Más allá de que no esté estipulado ni siquiera de forma aproximada cuánto costaría una obra de esta envergadura, en el proyecto presentado por el PJ queda asentado en uno de sus artículos que deberá ser el Poder Ejecutivo el que lo gestione ante los organismos competentes.
Allí también se detalla que su construcción sería una de las necesidades planteadas dentro del Plan Estratégico de Turismo del Valle de Uco. Sin embargo, algunos prestadores creen que no es una obra de primera necesidad para la región y que se vería beneficiado apenas un sector del rubro, asociado sobre todo a los emprendimientos “top”, que son los que recepcionan en su mayoría al turista que debe costear un transfer para sortear los 80 kilómetros que hay hasta la Ciudad. En esta región, por ejemplo, se ubica The Vines, el elegido por la National Geographic como uno de los 100 mejores lugares del mundo para recorrer.
“Un aeropuerto tiene que venir acompañado de una estrategia, de un plan de acción más amplio, pero no es lo prioritario en materia turística. No cambiaría mucho el panorama acá”, comentaron desde una agencia de turismo de aventura en Tunuyán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s