Altos puntajes para los vinos evaluados en la “Ucovin 2016”

Hubo muestras de 30 bodegas. Un Chardonnay-Pinot Noir y un Cabernet Franc obtuvieron el máximo puntaje.
Detrás de un nuevo vino hay un productor, un viñatero, el enólogo, el ingeniero, un empresario, un funcionario, un comunicador, el curioso que degusta con criterio o el apasionado, y hasta el vecino orgulloso que celebra lo que se produce en su tierra.
Un nuevo vino también es la comunión de todos estos actores, y ese espíritu de encuentro y respeto por igual fue la impronta que dejó una nueva edición de la Ucovin, la evaluación de vinos del Valle de Uco, que reunió a más de 800 de estas personas que degustaron y conocieron lo mejor de la última cosecha en la región.
Fue el anfiteatro Tonadero de Tunuyán el escenario donde se montó uno de los eventos ya clásicos en la agenda del sector vitícola y reconocido a nivel provincial, porque es la degustación más masiva e importante, por el nivel de vinos que se producen en la zona, que se comercializan en todo el mundo.
“Ucovin no sólo representa el vino de una región. A través del vino mostramos un paisaje, un clima, un suelo, una cultura y los saberes de este hermoso Valle de Uco. El vino es una pasión y a través de él expresamos nuestra forma de ser, sentir y soñar como lo hicieron nuestros héroes”, aseguró en el discurso inicial el ingeniero Javier Castillo, designado presidente de la 22da edición por la comisión organizadora, haciendo mención a lo especial de que sea la Ucovin del año del Bicentenario de la Independencia.
La buena calidad de los varietales fue lo destacado del encuentro 2016, a pesar de que un lugar común en el discurso de los referentes del sector como de las autoridades y el jurado fueron las alusiones a las inclemencias climáticas de una temporada golpeada por las heladas y el granizo, que presentó nuevos desafíos ante una humedad atípica.
Quedó demostrado en la puntuación de los 14 ejemplares seleccionados entre decenas de muestras, que superaron los 89 puntos. Dos de ellos, según el jurado, merecieron 96 puntos: se trató de un Cabernet Franc (guarda con madera) y un espumante Chardonnay-Pinot Noir. De este modo, superaron a los mejores calificados del año pasado, que habían sido un Syrah, un Pinot Noir Rosé (espumante) y un Petit Verdot, de 94 puntos.
En detalle
Vinos frutados, con cuerpo y mucho aroma, redondos, con buena acidez y un final de boca espectacular fueron algunas de las principales características de los 6 blancos, 7 tintos y el espumante presentados en esta edición en la que, como de costumbre, se mantuvo en el anonimato el origen de la bodega que los realizó, pero sí se hizo mención a la zona de donde provinieron. Entre ellas, Gualtallary, Vista Flores y Anchoris.
“Tenemos el privilegio de degustar vinos que aún no salen al mercado”, anunció tras su evaluación la enóloga Adriana Martínez, entusiasmada por la oportunidad que ofrece esta megaevaluación, en donde se comparte algo más que conocimientos.
“Ese merece 150 puntos”, soltó a viva voz el intendente de Tupungato Gustavo Soto, cuando escuchó que el Viognier que puntuaban provino del distrito San José, generando risas entre los presentes que en esta ocasión pueden intercambiar con los expertos catadores desde apreciaciones técnicas hasta otras más subjetivas e íntimas.
“Si bien nuestro emblema es el Malbec y hemos querido “malbecquizar” todo, esta zona da para todo”, detalló Pablo Martorell, elogiando al Valle de Uco, luego de hablar del Tannat que le tocó evaluar.
“Este reúne todos los colores del Valle de Uco en el tono de los violetas”, detalló otro de los jurados, sobre un Malbec de 91 puntos proveniente de Altamira, una de las zonas hoy más prestigiosas para la actividad. “Este anótenlo para una primera cita”, bromeó, por ejemplo, Rogelio Rabino, al hablar del Pinot Gris.
“Brindo por las mujeres que son tan necesarias en este mundo y no sobran, como las esferas, las espumitas chiquitas, los círculos virtuosos de este espumante”, expresó Daniel Pizzolato, al evaluar la muestra que sumó 96 puntos, incitando a la reflexión sobre los casos de violencia de género en nuestro país, lo que generó aplausos. También hubo hasta onomatopeyas para describir los vinos, que vinieron del periodista Carlos Marcelo Sicilia, ante el regocijo que le provocó en el paladar el Cabernet Franc que tuvo el puntaje más alto de la jornada.
Se realizó en el predio del anfiteatro Tonadero, con 800 personas
En Ucovin 2015 se degustaron 14 muestras de las cuales dos obtuvieron 96 puntos: un Cabernet Franc y un espumante Chardonnay-Pinot Noir. Otros tres obtuvieron 94 puntos: fueron un Syrah, un Pinot Noir Rosé (espumante) y un Petit Verdot. El más bajo fue un Viognier, de 89 puntos.
Participaron 800 personas y más de 30 bodegas. El jurado estuvo conformado por: María Laura Ortiz, Rogelio Rabino, Marcelo Bouillard, Enzo Mugnani, Andrea Ferreira, Carlos Tizzio, Carlos Catania, Gustavo Bauza, Hugo Galiotti, Adriana Martínez, Pablo Martorell, Carlos Marcelo Sicilia, Abel Furlán y Daniel Pizzolato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s