La montaña me atrae, por qué motivos?

La montaña me atrae, por qué motivos?13 marzo, 2015 Juan Antonio HistoriasPueden haber muchas razones. El orden de las preferencias que nos atraen a la montaña, tambien creo que es muy difícil de averiguar, porque además dependerá mucho del punto de vista de cada amante de la montaña. Me he encontrado pensando en respuestas a las típicas preguntas: Porqué vas a la montaña? Qué buscas?  Qué encuentras? Qué esperas encontrar? Qué te llama? Porqué más alto y más dificil? Solo? Compartida?Siempre se la quiere más, se la siente más, se la ama más, se la reta más, y cuanto más bella y más bestia mejor. Por qué?Puede ser, por la belleza de los contrastes, con formas y colores infinitos que nos llenan de fuerza y renuevan nuestras neuronas. Por pasear y vivir la vida salvaje que se siente y nos devuelve los sentidos más primitivos. Sus sensaciones puras y fundirse en sus paisajes lejos de la civilización. Encontrar paz y respirar ese aire puro que satura los pulmones, lleno de olores característicos. Esto es en parte lo que todos podemos ver, tocar y sentir físicamente. Y que son muy buenas y sanas razones.Pero existe algo más? Está claro que sí. Existen motivos y pasiones que retan los límites humanos. Montañas que sacan lo mejor de todos sin duda. El permanente inconformismo y el afán de superación del ser humano, el romper barreras e imponer récords, ahora tan de moda,  incluso tambien se puede añadir el ego personal de algunos que además buscan reconocimiento y lucro personal, utilizando las montañas como escenarios de espectáculos en capítulos televisivos  por ejemplo, carentes de autenticidad y de toda moral montañera sana. Luego hay quienes por sus grandes medios, extraordinarias dotes físicas y su dedicación exclusiva, entran en luchas por los catorce ochomiles, que si las cimas mas altas, que si más rápido, que  sin oxígeno, que en solitario, que si más difícil, que si más joven en llegar, que si de más edad en conseguir…..Pero, de suyo todo esto no es malo, y sí que está muy bien mientras no se transpasan ciertas normas no escritas de moralidad y ética montañera, por ejemplo diciendo aquello de: “si quieres puedes”, porque, eso no es ni de largo cierto. Yo diria: ‘si quieres y y tienes pasta y contratas a alguien que te meta en su mochila y te lleve, puedes’.  Se requiere de mucha experiencia, mucho tiempo en consecuencia, estar adiestrados en el uso de complejos equipos materiales y una especial dotación física y mental. Todo esto junto, además, tampoco garantiza el éxito en según que empresas. En los últimos tiempos y acompañado por la importancia de la difusión de la publicidad que llevan algunos privilegiados, el espíritu de la montaña ha cambiado mucho. Tanto que sin éstos, sin su publicidad y visibilidad de patrocinadores, pocos montañeros y atletas que explotan la montaña, podrían seguir haciéndolo. Las razones entonces son muy financieras. Y aunque el aspecto personal parece quedar en segundo plano, sigue vivo sin duda el aspecto emocional íntimo.Aún así la montaña sigue siendo un mundo de retos y barreras, entrando en guerras encarnizadas, nunca mejor dicho, contra las fuerzas de la gravedad, temperaturas, ventiscas o la meteorogía extrema que se da en las grandes cotas. La capacidad de aguantar ante la falta de oxígeno de la persona se vuelve increible cuando se llega al inframundo de la altura.Entonces, está claro que hay otras razones, porque sí que sucede algo más cuando se cambian apacibles prados y cercanas montañas, por verticales paredes y precipicios de auténtico vértigo, se pone al límite la propia supervivencia buscando alcanzar la cima más alta, o más lejana, o más profunda, o púramente la más difícil. Ese empuje y esa fuerza brutal que sale de las mismísimas entrañas de  los que creen en su montaña y van a por ella, les lleva, a sabiendas de lo que les va. Les va el empuje que proporciona su amor a sus montañas, porque la montaña es su vida, es pura vida.Y esto pasa aunque los contrastes no existan, porque es todo básicamente monocromo, y cuando los olores no existen porque estan congelados , y cuando el paseo reposado se convierte en paredes de roca y hielo. Qué motiva a alcanzar esas metas arriesgando la propia vida?Ahí tiene que existir algo más verdad?.Otras motivaciones mueven al montañero, que además cambia de nombre y pasa a ser alpinista, escalador, espeleólogo, explorador…..

Origen: La montaña me atrae, por qué motivos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s