La Remonta: “El que ponga más, se lleva la tierra”

A partir del anuncio, los Vecinos Autoconvocados de La Remonta y del Valle de Uco se organizaron para resistir el despojo. En Enredando las Mañanas, hablamos con Fabiana, vecina de la localidad e integrante de la Asamblea de San Carlos.

Descargar: AUDIO

La integrante de la Asamblea manifiesta su preocupación. Cuando en el marco de la Fiesta Provincial de la Vendimia, se anunció la pretensión de la Unidad para el Cambio Rural (dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación) y el Gobierno Provincial, a través del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de vender las tierras, rápidamente se organizaron y pensaron un plan de lucha. Al respecto, Fabiana comenta: “nosotros en función de ese anuncio habíamos elaborado un plan de lucha, la primera acción fue un corte de ruta el sábado pasado. Anoche nos reunimos en la asamblea para seguir con nuestro plan de lucha, seguíamos con el corte, una juntada de firmas. Si bien la Unidad del Cambio Rural, como vos bien dijiste, es la que plantea el proyecto productivo, quien tiene a cargo esos terrenos es la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Ayer sus funcionarios estuvieron en la zona. (…) La Remonta provee de agua potable a tres distritos, Vista Flores, Campo Los Andes y La Consulta, de los departamentos de San Carlos y Tunuyán. Ayer estos funcionarios se reunieron con los intendentes, diciendo que había habido un mal manejo de la información, que venían a establecer una mesa de diálogo con los intendentes. Porque incluso el intendente de San Carlos había pedido formalmente que le informaran de esto con el anuncio vendimial y hasta ayer no había tenido respuestas.”

El proyecto presentado a los intendentes era el que se había difundido, consistente en la venta de 3900 has. con una infraestructura pública de alrededor de 47 millones de dólares, a razón de 30.000 dólar/ha. Esto, explica Fabiana, no sólo entrega la tierra,sino también el agua, “en Mendoza tenemos una ley de agua muy sabia que administra el recurso hídrico, porque vivimos en un desierto, y establece el principio de inherencia. El agua pertenece a la tierra, por lo tanto, quien compra la tierra, compra el agua”. Y continúa: “Este proyecto establecía el agua para las parcelas, pero no deja un solo litro para las plantas potabilizadoras del agua que yo tomo todos los días, y esas poblaciones”.

Pero las cosas no quedaron ahí, y el día martes 5, en una acción que la asambleista no duda en calificar de “mala fe” por parte de los gobiernos nacional y provincial, “la Agencia de Administración de Bienes del Estado, a través del decreto 225 del Poder Ejecutivo Nacional pone en venta esos terrenos.
Y no son 4500 como decían originalmente, sino que son alrededor de 10 mil has. (…) Así que estamos reunidos en el Concejo Deliberante de Tunuyán porque justamente el Concejo hoy día, si bien tiene atribuciones acotadas, había llamado a una sesión especial para tratar este tema por los pobladores. Así que será nuestra caja de resonancia, porque tienen el conflicto social asegurado”.

Es que, como en la mayoría de los proyectos extractivistas -y para muestra basten las publicidades de las petroleras como YPF- los anuncios se hicieron invisibilizando a las familias que habitan allí, que llevan ya más de tres generaciones viviendo y produciendo en la zona. Como explica la vecina de San Carlos, “el proyecto, para que ustedes entiendan, habla de las mulas que tiene el ejército y todo un plan de mejoramiento genético pero no decía en ningún lado que habían pobladores, no hace referencia a la gente de La Remonta. Por lo tanto, si ustedes leen el proyecto en Buenos Aires o un extranjero cualquiera, va a pensar que esas son tierras donde habían mulas, que van a quedar en poder del Estado, y que no había nada más”. Sumado a esto, la venta se realizará en subasta pública, “para que la gente entienda, la base son un millón quinientos mil dólares, 30 mil dólares la hectárea, parcelas de 50 has. en el proyecto original que ningún poblador de la zona va a poder acceder a eso. Y en subasta pública, que es por remate, o sea que el que ponga más, se lleva la tierra”.

Si algo faltaba agregar, Fabiana explica que los 47 millones de infraestructura que se invertirán en las tierras no vendrán de los inversores, sino del propio Estado y amplía: “Es inversión pública. Están detallados los montos para luz, para riego y para caminos y, paradójicamente, los pobladores, año 2017, no tienen luz en esa zona. Entonces, no solamente les vamos a regalar el agua y la tierra, sino que además vamos a pagar los argentinos (porque seguramente esto va a ser con deuda publica) la infraestructura necesaria para que estos señores nos vengan a saquear”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s