Curso para obtener la licencia de conducir en Tupungato

imagen

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar
  •  Saber reaccionar ante una falla imprevista del auto. Poder detectar anticipadamente un peligro en la ruta y actuar a conciencia. Aprender a usar los espejos retrovisores, el freno de mano o a controlar los líquidos del vehículo y demás aspectos mecánicos.

Estos son algunos de los contenidos del programa que deberán cursar -en clases teóricas y prácticas- y rendir los que quieran sacar la licencia de conducir por primera vez en Tupungato.

También, será un requisito obligatorio para aquellos solicitantes que posean el carnet vencido por más de 90 días, los que quieran cambiar de categoría y, por qué no, para el que desee “ampliar sus conocimientos” en materia de seguridad vial.

Esta novedosa exigencia municipal -que entra en vigencia a partir de mañana- responde a la necesidad de poner un freno a la preocupante escalada de víctimas fatales por accidentes viales que hoy sufre el Valle de Uco.

“Me parece que está bien que tengamos que estudiar, para saber cómo actuar en situaciones de peligro o saber cómo reaccionar. La mayoría de los chicos del grupo ya saben manejar, pero es interesante tener otra perspectiva de gente que sabe. Igual, yo creo que el mayor problema hoy es el alcohol, por eso se producen la mayoría de los accidentes”, Nicolás Bordón, de 17 años. 

En las últimas dos semanas, se registraron once muertes por este concepto y la cifra se engrosó ayer con el deceso de dos mujeres más, que habían protagonizado accidentes hace unos días. El número de muertos que expone la región en lo que va del año , ya igualaría al total registrado en 2016.

Educar como prevención

“Son siniestros viales, no accidentes, porque se podrían evitar. El 85 por ciento de los siniestros son producidos por factores humanos, totalmente evitables”, remarca Sergio Galdame, el responsable del  el Centro de Emisión de Licencias de Conducir (CELC) del departamento.

Ante la necesidad de buscar soluciones a esta problemática, que se agudiza más en los jóvenes, el municipio implementó este Curso de Manejo Defensivo, que se cursará a lo largo de un mes, con clases semanales.

Así, en este departamento se establece como una obligación más a cumplir, dentro de los exámenes formales que se exigen para la obtención de la Licencia Nacional de Conducir por primera vez.

Galdame explicó que hace tiempo vienen capacitando a los empleados del CELC local, porque son quienes dictarán el curso, que tendrá una duración de un mes.  Las clases teóricas se realizarán los jueves, de 8 a 12,30, en el hotel de Turismo de Tupungato.

Mientras que la jornada práctica será de tarde y en las inmediaciones de la sede tupungatina de Licencia de Conducir, que es un “área relativamente tranquila para maniobrar con los vehículos”, explicó el funcionario.

En este espacio de práctica, los agentes viales les enseñarán a los solicitantes desde entender la mecánica y mantenimiento de un auto hasta saber detectar el peligro de manera anticipada y consejos para actuar a conciencia y a tiempo.

“Por ahora hemos diseñado una serie de maniobras defensivas al volante y material audiovisual, gráficos, etc. para enseñar. Pero estamos gestionando la incorporación de un simulador”, anticipó Galdame.

Algunos casos resonantes en el departamento, sobre todo protagonizados por jóvenes, aumentaron el pedido de soluciones para paliar esta problemática. Hace unos meses, la comuna se propuso reorganizar el grupo de padres preventores que existió por poco tiempo en Tupungato años atrás, pero hasta el momento no lo ha logrado.

“La licencia de conducir es un derecho, pero requiere de una habilidad para ponerlo en juego. Queremos promover e impulsar una nueva cultura vial a partir de un sistema de educación brindada al vecino”, dijo Galdame.

Quienes deseen participar del curso, deberán inscribirse con anticipación, de lunes a viernes de 7 a 13, en el centro ubicado sobre calle Mathons y Río Las Tunas.

 

Una estadística alarmante

Cuando parecía que las cifras de accidentes viales este año iban mucho mejor que el año pasado, el mes de abril fue como un baldazo de agua fría para los funcionarios locales del sector vial y para la sociedad valletana, en general.

El impacto está dado por la cantidad de muertos. En nueve días, desde el 16 al 25 de abril, fallecieron nueve personas a causa de distintos siniestros viales que tuvieron lugar en la región. A ese triste y evitable registro, se le sumaron dos nuevas víctimas fatales ayer.

Cerca de las siete de la mañana del martes, murió Yolanda Martínez, una mujer de 44 años que fueembestida el domingo, cuando caminaba por la ruta 92 de Tunuyán, por un Renault 12  conducido por un joven de 24 años. La mujer quedó gravemente herida y estuvo internada en el hospital Scaravelli, donde falleció ayer.

También se produjo el deceso ayer -cerca de las 8 de la mañana de ayer- de Nilda Rosas de Peñafiel, quiendesató el fatal accidente ocurrido el 24 de abril en la ruta 40, en San Carlos, y donde perdieron la vida una mujer de 29 años y su bebé de días.

El pasado mes de abril marcó este trágico récord en el Valle de Uco, que hace duplicar la cantidad de víctimas fatales por estos siniestros.

La situación está a tono con lo que sucede a nivel provincial, donde se registraron 49 decesos en total el año pasado y en cuatro meses del 2017, ya suman 71.

“Lamentablemente, las estadísticas muestran que hemos tenido menos siniestros, pero más víctimas mortales”, reflexionó el comisario Gabriel Pereyra, jefe de la Policía Vial de Mendoza. Para el funcionario, las mayores faltas son “por exceso de velocidad, por el uso de aparatos tecnológicos mientras se conduce, por no respetar la doble línea amarilla y, mayormente los fines de semana, por la ingesta de alcohol”.

El comisario informó que se van a continuar con los controles en toda la provincia, sin embargo reconoció que es una “cuestión cultural” y que allí debe venir el cambio. “Hay que enseñar Educación Vial desde las escuelas. Porque uno puede aprender mucho antes de sacarse la licencia, pero si después no es responsable en aplicar lo que sabe, no sirve de nada”, dijo.

En total, la Policía Vial ya ha librado 58.843 actas de infracción en los cuatro primeros meses del 2017. Esto muestra un incremento, ya que en igual período, el año pasado sacó 36.698 infracciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s