Bandas que suenan entre valles y bodegas

La primera parte del evento se desarrolló en un hotel de lujo de la ciudad, donde hubo entrevistas abiertas a músicos (y shows sorpresa), degustaciones y la muestra de fotos Pericos 30 años. Ahora la actividad se muda al Valle de Uco, sede del festival Wine Rock.
Vanthra dio un show sorpresa y será parte del Wine Rock. Juanchi Baleirón y Coti tienen sus propias marcas de vino.
Vanthra dio un show sorpresa y será parte del Wine Rock. Juanchi Baleirón y Coti tienen sus propias marcas de vino.

Tras su primera edición, realizada el año pasado, la Semana del Rock de Mendoza fue declarada de Interés Turístico Nacional. Por lo que en esta ocasión, y para celebrar la chapa, el tándem Bodega Monteviejo y Park Hyatt Mendoza prepararon un programa (literalmente apetitoso) que fusiona vinos, gastronomía y arte. Mientras que entre el martes pasado y el jueves la base de operaciones fue el hotel, donde se llevaron adelante actividades como entrevistas abiertas con músicos, degustaciones y el Masters of Food and Wine, al tiempo que albergó la muestra de fotos Pericos 30 años, hoy la oferta se muda al Valle de Uco, sede de Monteviejo y también del Wine Rock. “La gran innovación de este año fue lo que logramos”, afirma Marcelo Pelleriti, mandamás de la bodega y artífice del festival. “Lo que nos permitió ganar la medalla de oro en el concurso que existe entre las ocho capitales mundiales del vino. Y eso nos llena de orgullo”. A lo que Leandro Livschitz, gerente general del Park Hyatt Mendoza, agrega: “No hay nada así en la Argentina ni en ninguna otra parte del mundo”.

Ubicado en el medio de los viñedos del Valle de Uco, y con la Cordillera de los Andes como telón de fondo, el Wine Rock 2018, que estuvo precedido por la actividad Plus + Arte (híbrido entre artes plástica y música experimental), recibirá a partir del mediodía de mañana a Coti Sorokin, Vanthra (novel grupo de Fernando Ruiz Díaz), Jaime Torres, Felipe Staiti Trío, y a Gillespi junto a Willy Crook. También habrá artistas debutantes en el evento como Massacre y Mariana Päraway. “El Wine Rock nació con amigos y algunos de ellos siguen viniendo”, explica Pelleriti acerca del festival boutique, para el que se esperan dos mil personas. “Es como una vacación artística”. Los que sí no estarán son las figuras del Manso Indie, la escena surgida en Mendoza que se tornó en el último año en la gran novedad del rock argentino. “Conozco bien a los chicos, pero ahora están con muchas giras”, justifica. “Espero que el año próximo puedan estar. Sería un honor para nosotros tenerlos porque son un sello mendocino”.

Creado hace ocho años, el Wine Rock experimentó un crecimiento tan impetuoso que se ensanchó. “Conocí a Leandro Livschitz a través de Fernando Ruiz Díaz, quien nos dijo que teníamos que hacer cosas juntos”, recuerda este Mick Jagger de la enología. “Dejamos pasar el tiempo, volvimos a reunirnos y salió la idea de hacer una semana entera expresando lo que hay en Mendoza. A los argentinos, y especialmente a los mendocinos, nos falta mucho que aprender de lo que tenemos a nivel cultural. Por lo que queremos mostrar esa riqueza a partir del vino, que es lo que me representa, y la gastronomía”. Justamente, el miércoles en la noche se llevó a cabo el Masters of Food and Wine, que reunió a veinte chefs y a veinticinco bodegas emblemáticas. “Quizá suene osado y transgresor hacer un evento de rock en un hotel de lujo”, apunta Livschitz, oriundo de Buenos Aires y fan confeso del género. “Sucede que al rock se lo puso en un mote popular y masivo, y también tiene cierta exclusividad”.

De los diferentes Masters of Food que realizará el hotel ubicado en la capital mendocina en 2018, el de la Semana del Rock no sólo es el más importante sino también el más convocante: recibió a más de 800 personas. “El año pasado fue difícil de entender, pero ahora la gente lo aprecia”, celebra Livschitz, que como corolario de la actividad contó con los shows sorpresa de Vanthra, Coti y Felipe Staiti, y una zapada comandada por Gillespi. Sin embargo, si hay un rasgo que aúna a los artistas del evento es su pasión por el vino, algo que confirma la dialéctica que existe en los últimos tiempos entre la enología y el rock. Y de eso pueden dar fe, amén de Coti, Gillespi y Staiti, Juanchi Baleirón, Pedro Aznar, Gustavo Santaolalla y Jaime Torres. “Ellos tomaron esto con una responsabilidad”, revela Marcelo Pelleriti. “Tienen empresas a la que les va muy bien. Al igual que sucede en el rock, en nuestra profesión existe la incertidumbre porque no sabemos lo que le sucederá al otro con lo que hicimos. Y eso es muy movilizador”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: