Maratón: basural, hipocresía y censura

“La otra cara del éxito: residuos de los corredores de la Maratón de Mendoza”, fue el título de la nota de Mendoza Post censurada en la últimas horas. El artículo firmado por el periodista Leonardo Otamendi -publicado ayer- daba cuenta de la acumulación de residuos que dejaron los participantes del evento deportivo internacional organizado por la Fundación Filipides y patrocinado por empresas multimillonarias, el Gobierno de Mendoza y las Municipalidades de Capital, Godoy Cruz y Luján. La horrible postal mendocina, que se repitió en el trayecto de la competencia, puso en evidencia la hipocresía de los organizadores que establecieron en el reglamento oficial “el cuidado del medio ambiente” como la “tarea más importante que tenemos”. Teléfono para Mingorance: ¿Qué pasó con el plogging?

Por Redacción EL OTRO

Fuente: GoogleCaptura de pantalla: 23/11/2021 – 8.37

Nuevamente el portal dirigido por el operador Ricardo Montacuto dio de baja a una nota que molestó al oficialismo. El hijo de pauta Mendoza Post hizo desaparecer el artículo titulado “La otra cara del éxito: residuos de los corredores de la Maratón de Mendoza”, editado por el periodista Leonardo Otamendi, que se encontraba en el siguiente link:

https://www.mendozapost.com/sociedad/maraton-internacional-mendoza-residuos-botellas-tiradas-corredores/

Captura de pantalla: 23/11/2021 – 8.37

Sin embargo, como todo deja huella en la web, EL OTRO recuperó la noticia incómoda, la cual transcribimos en su totalidad:

En el Corredor del Oeste quedó una infinidad de botellas vacías que los participantes de la carrera arrojaron al boulevard. | Lunes 22 noviembre 2021.

La Maratón Internacional Mendoza ya se convirtió en un evento especial para los turistas, los deportistas y los mendocinos en general porque es una fiesta, que festejan funcionarios del Gobierno y participantes.

Este domingo se llevó a cabo la 21° edición de la MIM de la cual participaron unos 7.000 corredores entre las distintas categorías. Si bien la competencia fue un éxito, la otra cara de la moneda es la suciedad que dejaron los participantes.

En la noche del domingo se podía ver en el Corredor del Oeste, en Godoy Cruz, la cantidad de botellas de agua vacías que fueron arrojadas por los participantes durante la Maratón. Las tiraron a lo largo del boulevard a la altura de Gorriti.

Además, contaron los vecinos que la brisa de la noche desparramó más aún los envases plásticos, los que fueron levantados luego por los servicios de recolección de las distintas comunas por las que pasaron los corredores.

Una montaña de botellas e hipocresía

Captura de pantalla: https://maratondemendoza.com/

La crónica trunca de Mendoza Post, en la que se informó que los estados municipales se hicieron cargo de los daños al espacio público generados por un evento impulsado por organizaciones civiles, coincide con videos y fotografías que lectores y lectoras de EL OTRO nos enviaron en las últimas horas.

El basural del Corredor Juan Domingo Perón no fue un caso aislado. Entre las imágenes recibidas por este diario indigna particularmente una secuencia que se filmó camino a Potrerillos. “Qué lindo la maratón, que lindo las botellas chicos, ¿ah?”, ironizó quien tomó la horrible e interminable postal de botellas descartables de agua mineral sembradas a la vera del camino. “Miren lo que son estas botellas, todas en el piso, de la maratón que hubo ayer”, puntualizó el lector en su denuncia.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=476&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FElOtroComAr%2Fvideos%2F986503352207232%2F&show_text=false&width=380&t=0

Los audiovisuales son lapidarios y muestran la hipocresía de las multimillonarias empresas privadas que organizaron y patrocinaron el evento, acompañadas por el Gobierno de Mendoza. “La tarea más importante que tenemos que llevar a cabo entre los participantes, el público y la organización, es la de cuidar el medio ambiente y no dejar residuos en el trayecto, largada y llegada de la carrera”, señala el reglamento oficial de la Maratón de Mendoza. Nada más distante del resultado final de la prestigiosa competencia en la que se inscribieron más de 7000 mil corredores de Argentina y 25 naciones más, quienes pagaron una inscripción de entre $1450 y $3720, dependiendo de las categorías.

Imaginemos solo por un instante si la mugre dejada por la Maratón de Mendoza hubiese sido provocada por una manifestación de organizaciones sociales, sindicales o políticas. Indudablemente, el grito de indignación estallaría durante días en boca de funcionarios, radios, pantallas y páginas de diarios. En este caso, sin embargo, primó el silencio y la censura.  ¿Cuestión de clase, no?

¿Y el plogging?

Los basurales dejados en las competencias deportivas a cielo abierto son una preocupación central para muchos deportistas del mundo que deciden acciones concretas para el cuidado del planeta, más allá de declaraciones políticamente correctas de ocasión. En España, por ejemplo, la organización Plogging Revolution viene concientizando desde hace tres años sobre la necesidad de conjugar la actividad física con la protección de la naturaleza.

“El plogging es una práctica que combina el ejercicio al aire libre con la recogida de residuos. En otras palabras, se trata de aprovechar cualquier actividad física al aire libre para la recogida de los desperdicios que se encuentran en las playas, las montañas o las propias ciudades”, definen en su página web.

Ulpiano Suarez y Humberto Mingorance | Foto: Municipalidad de Capital

Siguiendo esta corriente mundial, en enero de este año, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza “llevó adelante el primer plogging en el Parque Deportivo de Montaña”. Con el intendente Ulpiano Suarez y el secretario de Ambiente de la Provincia, Humberto Mingorance, a la cabeza, alrededor de 100 personas participaron de la iniciativa.

“Acabamos de terminar el primer plogging, actividad que hemos organizado junto con Misión Verde, Fundación Cullunche y Mendoza Corre. Con los participantes recorrimos todos y cada uno de los senderos del Parque Deportivo de Montaña recogiendo basura, caminando, trotando o corriendo. Muchos niños se sumaron a la actividad y también pudieron apreciar la flora y la fauna de este hermoso lugar”, señaló Ulpiano Suarez en un comunicado oficial acompañado con fotografías publicitarias que muestran al deportista comprometido con el piedemonte, junto a Mingorance.

Lejos del plogging, la administración del Parque General San Martín, a cargo de Mingorance, fue una de las reparticiones que apoyó la maratón contaminante. En tanto que el intendente Suarez, anfitrión del evento, entregó este lunes los trofeos a los merecidos ganadores de una incomprensible competencia entre deporte y basura, en la que ganan solo unos pocos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s