Archivo de la etiqueta: arte

Seis relatos, seis artistas en Killka-Espacio Salentein

Desde el domingo 13 de diciembre y hasta el domingo 30 de marzo de 2015, podrá visitarse en Galería Killka de Bodegas Salentein la exposición Seis relatos, seis artistas;una muestra de talentosos artistas y sus miradas sobre un mismo tema: el vino y sus distintos aspectos evocativos.

Esta exposición surge a partir de una experiencia compartida por los artistas protagonistas: una jornada de degustación en Bodega Salentein junto al prestigioso enólogo José Galante.  Así fue como Laura Rudman, Paula Vázquez, Leira Abot, Natalia Sánchez Valdemoros, Fernando Jereb y Martín Rodríguez tomaron dicha vivencia como evento disparador y  elaboraron sus propuestas  conceptuales.

Además, podrá visitarse desde el miércoles 10 de diciembre y hasta el 15 de enero de 2015, la instalación “Blanca Navidad” del artista Bruno Cazzola, en el hall central de Killka.

La muestra podrá visitarse de martes a domingos, y lunes feriados,  de 10 a 18 hs en Killka-Espacio Salentein (Ruta 89, Km 14, Los Árboles, Tunuyán, Mendoza).

Curadora: Anabel Simionato / Coordinadora de arte: Valeria Señorans / Labor museográfica: Sofía Jacky, Mariano García y Druscila Charif.

Para reservas y/o consultas, por favor dirigirse a: arte@mp-wines.com o al 02622-429523/27

 

Acerca de los artistas

Fernando Jereb Nació en Mendoza en 1970. Cursó dos años de arquitectura para luego decidirse por la carrera de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Cuyo.En 1990 se abocó de lleno a la pintura en todas sus formas expresivas: desde lo artístico, a lo decorativo y funcional. Ha expuesto sus obras en los principales Museos y Salas de distintas ciudades de Argentina y otros países,  como  Chile, Uruguay, México, Eslovenia y España. Entre los años 2000 y 2001, residió en este último, donde realizó una serie de exposiciones, y obtuvo distintos premios. Además, ha recibido premios y reconocimientos nacionales e internacionales a lo largo de toda su carrera.

 

Laura Rudman Nació en Mendoza en 1975. Egresó de la escuela Provincial de Bellas Artes de Mendoza. Durante dos años participó del taller sobre Color y Forma, dictado por el maestro Carlos Gorriarena, en la provincia de Buenos Aires. A lo largo de su carrera como pintora ha participado en numerosos salones, concursos y exposiciones en el país y en el exterior. Sus obras integran colecciones privadas en distintos países como Argentina, Chile, México, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Puerto Rico, Ecuador, Finlandia y España.

Leira Abot Nació en Barracas, en la Ciudad de Buenos Aires en febrero de 1981.  Estudió artes plásticas en el Instituto Leonardo de Barracas y luego en el Colegio Bellas Artes de Mendoza. Realizó talleres con Carlos Ojam, Martín Villalonga, y la clínica de Arte Cabeza/Costado Galería, dictada por Constanza Giuliani y Bruno Cazzola. Ha realizado exposiciones individuales y colectivas en distintos espacios de Mendoza: Espacio Contemporáneo de Arte, Park Hyatt Mendoza, Bodega Monteviejo, Espacio Julio Leparc, entre otros. Actualmente sus obras se encuentran en colecciones privadas de Argentina, Chile y España.

Martín Rodríguez Nació en  1963 en San Rafael, Mendoza. En el año 1985 se radicó en la ciudad de Mendoza y estudió Diseño Gráfico en la Universidad Nacional de Cuyo. Durante muchos años trabajó como diseñador, sin abandonar la pintura, pero a partir del año 2008 se dedicó de lleno a las artes plásticas en forma autodidacta, experimentando con diferentes técnicas y materiales Rápidamente alcanzó su reconocimiento realizando diversas exposiciones individuales y colectivas, algunas de ellas en Galería de arte Zurbarán, estableciéndose como artista estable de ésta a partir del año 2010. Algunas de sus obras ya forman parte de colecciones privadas de Argentina, USA y Francia.

Natalia Sánchez Valdemoros  Nació en 1981 en Mendoza. Egresó de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Mendoza pero dejó de lado su carrera como arquitecta para dedicarse de lleno a la pintura bajo la guía de Guillermo Garrido y Martín Villalonga. Sus obras se han exhibido en diversos espacios, entre ellos la  bodega Navarro Correas, la Legislatura de Mendoza, Museo Casa de Fader y Galería Zurbarán. Actualmente trabaja de forma independiente en su atelier y para la  Galería Zurbarán,  junto a Ignacio Gutiérrez Zaldívar. En 2013 fue elegida por la revista Forbes Argentina como una de las personalidades de menos de 35 años para no perder de vista.

Paula Vázquez  Nació en Mendoza en 1979. Estudió el Profesorado y la Licenciatura  en Artes Visuales en la Universidad Nacional de Cuyo. Realizó estudios en Historia del Arte, Arte Latinoamericano y estudió la Tecnicatura en Diseño Multimedial en la Fundación Gutenberg egresando en el año 2009. Desde entonces ha trabajado en untaller de arte con fines terapéuticos, y en el ámbito audiovisual haciendo dirección de arte en producciones audiovisuales locales y nacionales. Su producción has sido expuesta en prestigiosos espacios tales como la Casa de Mendoza en Capital Federal, Park Hyatt Mendoza, y el Casino de Mendoza.

ACERCA DE KILLKA-ESPACIO SALENTEIN

Killka-Espacio Salentein es el lugar de encuentro de arte, naturaleza, vino y excelente gastronomía de Bodegas Salentein. Su espacio de arte cuenta con una importante colección de arte argentino contemporáneo y holandés de los siglos XIX y XX.  En su galería de arte, se realizan tres muestras anuales,  de reconocidos artistas nacionales e internacionales.

En el año 2008, Killka fue galardonado con el premio Oro Mundial, en la categoría Arte y Cultura, en el concurso Best of de las Great Wine Capitals.

http://www.jornadaonline.com/Notas%20Feeling/126478-Seis-relatos-seis-artistas-en-Killka-Espacio-Salentein

Cronograma de actividades por los 134º Aniversario de Tunuyán

Lunes 24 de noviembre

08.30 horas: Maratón Aniversario. Lugar: Plaza Departamental.
19 a 23 horas: Muestra de Talleres municipales y espectáculos artísticos. Lugar: Plaza Departamental.
20 horas: Inauguración Plaza y Boulevard Barrio San Antonio.
23 horas: Misa Criolla a cargo de la Escuela Artística “Nilda Paluccini de Rodríguez”. Lugar: Plazoleta José León Torres.
Martes 25 de noviembre
09.30 horas: Entrega 2º etapa Barrio San Vicente. Lugar: calle Pueyrredón y Ratzinger.
11 horas: Acto de Lanzamiento de la Dirección de Seguridad Vial y Prevención Ciudadana de la Municipalidad de Tunuyán. Lugar: calle San Martín y Sarmiento.
12 horas: Inauguración del Hospital de Día (Sala de Quimioterapia) de la Liga de Lucha contra cáncer. Lugar: calle Colón 73.
18 horas: Muestra de Pintura. Obras pertenecientes al artista Benjamín Swatez (California, EEUU) representante de la UNESCO. Lugar: Salón Parroquial.
19 horas: Tedeum Iglesia Nuestra Señora del Carmen.
20 horas: Desfile Departamental. Concentración: 19 horas, Plaza Departamental.

El Valle de Uco se une por políticas comunes de turismo

Los intendentes de los tres departamentos que conforman la región se reunieron para acordar lineamientos de cara a la temporada alta, con el fin de potenciar los beneficios de la zona. Además, ajustaron temas vinculados a la producción agrícola.

Los intendentes del Valle de Uco se reunieron esta mañana para acordar políticas en común vinculadas a temas turísticos y de producción de la región. Joaquín Rodríguez (Tupungato) y Martín Aveiro (Tunuyán) fueron recibidos en San Carlos por el intendente Jorge Difonso.

El encuentro sirvió para delinear políticas de turismo, común a los tres municipios, de cara a la temporada que está comenzando y que todos los años atrae a miles de personas que llegan hasta el oasis centro de Mendoza. San Carlos abrirá en las próximas semanas, como es habitual, el camino que conduce a la Laguna del Diamante, mientras que Tunuyán y Tupungato preparan sus festejos departamentales y la temporada de turismo enológico que viene creciendo en los últimos años.

Por otro lado, los tres intendentes aprovecharon el encuentro para ajustar temas vinculados a la producción agrícola de la región. En este momento los productores han comenzado a cosechar el ajo, luego le seguirá el orégano, las frutas (cereza, durazno, manzana y pera) y, por último, la uva.

Los municipios del Valle de Uco trabajan en conjunto desde hace varios años y habitualmente coordinan políticas que los incluyen por igual.

http://www.jornadaonline.com/Mendoza/124663-El-Valle-de-Uco-se-une-por-pol%C3%ADticas-comunes-de-turismo

Cierre de los talleres municipales de Tunuyán

Se inauguró la muestra de arte de los talleres municipales a cargo del profesor Walter Huertas.
La reunión fue amenizada con la actuación especial del grupo vocal Lutherieces, que con su presentación hizo que el cierre de actividades fuera una verdadera fiesta.

Asistieron al encuentro, realizado en la sala de exposiciones Carlos Alonso, un centenar de personas, que presenciaron los trabajos de las alumnas del grupo de arte del profesor Huertas, además de despedir el año. Las obras del elenco pictórico que conforma el taller, fueron ponderadas por la estética y temáticas ofrecidas.

En la velada, se reconoció el trabajo de cada uno de los expositores, algunos de los cuales han sido premiados a nivel nacional. Además, el público disfrutó y aplaudió el repertorio ofrecido por el grupo Lutherieces.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/12/26/cierre-talleres-municipales-tunuyan-541665.asp

Tupungato se llena de magia: llega el Xarivari VII

Tupungato se viste de colores y se llena de alegría porque llega el Encuentro de Circo y Arte Popular sin Fronteras Xarivari VII. El público mendocino podrá disfrutar de diversas y divertidas propuestas llenas de magia de la mano de artistas del interior del país y de la provincia. Esta es la séptima edición del Xarivari, festival que se realiza cada año en noviembre y se extenderá desde hoy hasta el 28 en el camping municipal de Tupungato.

En el 2009 se realizó en Tunuyán, donde los concurrentes quedaron asombrados y fascinados con un cierre ejecutado en plena ciudad tunuyanina, en la que participaron artistas de provincias como Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, así como de la Patagonia argentina y también de países como Chile, Perú y España.

PARA VER Y ENTRETENER. Se podrá disfrutar de una amplia gama de acrobacias y atracciones de todo tipo como manipulación de objetos, trapecios, improvisación, clown, danza y percusión africana, entre muchas otras actividades. Tupungato convocará reconocidos artistas tanto de Mendoza como del interior del país, es el caso de artistas del Circo Criollo de Buenos Aires, que estarán dictando talleres de todo tipo.

Además, se podrá presenciar y sorprenderse con atracciones nunca vistas en nuestra provincia como el trapecio volante y la rueda alemana. También habrá competencias, noches con espectáculos, galas, y desfile por las calles del departamento. Asimismo darán el presente para roquear en Tupungato Olegarios e Insurrektos, entre otros. El Xarivari nació en el 2004 con el objetivo de generar un espacio de encuentro, intercambio, aprendizaje de la cultura y el arte circense, promoviendo de esta manera el circo en diversos grupos sociales, de una manera no convencional. Las entradas puede adquirise en el camping municipal de Tupungato y tienen un valor de 20 pesos por día, con ella viene incluido el desayuno y se puede acceder a todos los talleres que se dicten durante todas las jornadas del encuentro.

Jorge Crowe: “Pongo en crisis el concepto de lo obsoleto y realizo una lectura sobre la basura”.-

 

No tiene parentezco con MacGyver y, en rigor, lo que lo aproxima al héroe de Richard Dean Anderson es su habilidad para “hacer cosas” ensamblando displays, cables y juguetes. Con sólo 9 años, le puso un brazo robótico a un muñeco de He-Man, y desde entonces no paró: estudió en Mendoza, su provincia natal, y luego en Buenos Aires, donde vive desde 2006. Con 33, es docente e inventor, además de un “ciruja” de barba y babuchas que, en una charla con Agencia NAN, aconseja: “Hagamos y obtendremos conocimiento. El conocimiento nos dará poder de decisión, y éste conciencia política y social.”

Por Luis Paz
Fotografías de Daniel Villalba

Buenos Aires, enero 22 (Agencia NAN-2010).- Entrar a la casa de Jorge Crowe es como probar una nueva droga: montones de sonidos, colores, luces, formas y movimientos comienzan su danza casi sin que uno se dé cuenta, el experimentador se pierde y, al final del viaje, acaba con la sensación de que algo más ha alcanzado a saber, entender o hacer. Lo mejor es que lo que Crowe crea no está tipificado como delito, no genera resaca, jaqueca ni desórdenes gastrointestinales y puede ser hecho y usado con mucho menos dinero que el necesario para las dosis mensuales de cualquier estupefaciente de venta libre, bajo receta o clandestino. Pero, ¿qué es lo que hace? Él dice, humildemente, que trabaja “ensamblando objetos y creando herramientas” a partir de lo que encuentra en la calle. Pero como el de los cartoneros, su quehacer también tiene una función social: la reutilización de tecnologías que el mercado global entiende como obsoletas, su resignificación como materia prima para nuevas herramientas, dispositivos y hasta instrumentos audiovisuales casi sin precedentes.

“Lo primero que debo haber hecho fue modificar mi Manatan de He-Man a los 9 años. Se le perdió un brazo y le hice uno robótico. Fue en mi casa de Tunuyán, donde crecí, una ciudad pequeña al sur de Mendoza. Después me mudé a la capital para estudiar Artes Plásticas, di un par de vueltas más y desde 2006 vivo en Buenos Aires. Acá empecé con la experimentación sonora, aunque venía modificando sistemas de imagen. Pero la experimentación sola no me alcanzaba para aprender, e hice un posgrado de electrónica aplicada al arte en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA), en 2008, y ahí conseguí el conocimiento teórico, que es muy necesario para avanzar”, resume Crowe, inventor, artista y docente de 33 años, de apariencia hippie, laptop con soft libre, discurso libertario y arte steam punk.

Lo más importante que le ha dado Buenos Aires es chatarra, montones de chatarra electrónica, mecánica y lumínica. Jorge la junta y, algo de teoría y bastante de maña mediante, logra, por ejemplo, hacer un dispositivo que, a partir del simple tacto, crea en tiempo real imágenes inspiradas en la obra de Xul Solar o Kandinsky.

Antes de Jorge Crowe, esto era sólo una lista:

– Un cajón de heladera
– Media docena de bases de copas de plástico de cumpleaños de 15
– Un puñado de cables multicolores
– Un display (“una pantalla”) de una notebook rota
– Una docena de tapas de botellas de gaseosas
– Tres docenas de tachas

Después de Jorge Crowe, se convirtió en lo que se puede ver en este link:

http://www.vimeo.com/2454066

Eso, precisamente, es el tipo de cosas que hace. Porque en definitiva Jorge “hace cosas”. De allí el por qué de que el título de su blog sea “h.cosas” (http://jorgecrowe.com.ar/). Allí no sólo pueden verse el set audiovisual que realizó en una fiesta, sus conclusiones de charlas sobre tecnologías aplicadas al sonido, los videos de sus creaciones en acción o el obligado apartado curricular en el que se acumulan diseños de dispositivos para cine y teatro, sino también toda la información relacionada con los talleres que ofrece en su propia casa (¡no sólo de electrones vive el hombre!).

— ¿Por qué la música y no el tubo de ensayo?
— Siempre me gustó la ciencia pero no hubiera podido ser científico. Lo que me gusta es la ciencia ficción, los Rasti y la experiencia que hay en eso de desarmar juguetes y reconstruirlos de una manera nueva. El arte te da la libertad de crear cosas que no sean necesariamente útiles para lo cotidiano, es un espacio de libertad muy grande.

— Se ha escrito mucho sobre la función social y política de la ciencia, sobre todo a partir de la bomba atómica. ¿Qué función le encontrás a lo que hacés para que no quede en el jugar y nada más?
— Todo tiene un concepto y una postura social o política, incluso si uno no lo pretende, es inevitable. Creo que el concepto de lo que hago tiene que ver con la resignificación de las “bajas tecnologías”, el llamado low tech, y la reutilización de tecnologías obsoletas. En lo que hago hay una puesta en crisis del concepto de lo obsoleto y una lectura sobre la basura que nos rodea y sobre un mercado dirigido a que el consumo de bienes electrónicos sea cada vez más acelerado y que genere, por eso mismo, un volumen cada vez mayor de residuos.

— Entonces es un concepto ético y político, lindante a lo filosófico.
— Intento un consumo ético de tecnología, pero la verdad es que mi motivación final es que soy ciruja, me encanta revolver. El cirujeo es anterior a cualquier discurso ecológico o político que pueda darte.

— Y si intentáramos un discurso tecnológico, ¿cuál sería?
— El discurso dominante es el de que la tecnología se crea en el primer mundo. Pero el primer mundo tira lo que el tercer mundo come. Acá hay miles de cosas que no llegan, entonces crear obra tecnológica implica reutilizar cosas preexistentes para hacer lo inexistente. Tengo ganas de hacer y no puedo esperar un subsidio. Si necesito algo, veo cómo lo puedo fabricar. No quiero detenerme a esperar las herramientas, ni las condiciones ideales, porque no existen.

Condición ideal: entre tres y cinco mil dólares para poder comprar un proyector y un controlador que lo relacione con una máquina de ritmos, programada para generar imágenes geométricas en tiempo real en función del patrón rítmico.

Condición Crowe: doscientos pesos para insumos electrónicos, una bandeja de equipo de música rota, un gato de juguete, una consola de ocho canales arreglada-en-casa, algunos cables plug-plug que un amigo músico iba a tirar y alguna que otra cosa más, nada demasiado raro.

Sí, Jorge Crowe usa barba y babuchas de tela liviana, pero está más cerca del Hacelo vos mismo punk que de la Primavera del amor hippie. “En otros lados se da por opción eso de hacerlo uno, pero acá no queda otra. ¿No existe? Hagámoslo y en el camino obtendremos conocimiento. El conocimiento nos dará poder de decisión. Y con poder de decisión es muy probable que se forme conciencia política y social”, relaciona.

¿Podría él armar un dispositivo que convenza de eso a todos los que gestionan, programan, dirigen, permiten o no el acceso y archivan el conocimiento? Tal vez, si se inicia una colecta de materiales vía Internet. Pero como el desastre (¿natural?) en Haití no ha dejado plazas libres en las redes sociales para otras formas de voluntarismo virtual, la Máquina sigue en veremos.

Mientras tanto, o sea mientras usted lee esto, Crowe prepara la charla que dará este fin de semana en Porto Alegre, una reproducción de la disertación sobre “Música en un bit y universo Low Fi: ¿cómo generar objetos de sonido con tecnologías obsoletas?” que dio en el último Fábrica de Fallas, el festival de cultura libre que organiza FM La Tribu. Pero esta entrevista ocurrió la semana pasada. Y él decía…

“Está bueno entender que tecnología no es sólo el Iphone, el BlueRay o los MP3. Una tecnología es algo que facilita nuestra vida cotidiana, algo que sirva para medir el nivel de humedad de tus plantas y que se rieguen solas, ponele. La tecnología está presente en todo momento.”

— Y sin embargo, casi no la conocemos. Sabemos tan poco de ella…
— Se está gestando a nivel global una movida que tiene que ver con recuperar el conocimiento de cómo funcionan las cosas. Es vital, porque cuanto más ignorantes seamos, menos poder de pensarlo y cambiarlo hay, y terminamos convencidos de que necesitamos lo que consumimos. Hay que parar la bola y usar con conciencia, no comprar lo que no nos sirve.

— ¡Eso deja muy pocas opciones en las que gastar el dinero!
— Si te ponés intransigente, no podés comprar nada porque todo tiene metales pesados, baterías, contaminantes, todo fue creado con mano de obra esclava y viola un montón de normas. Pero lo que podés hacer es elegir tecnologías más abiertas, usar soft libre, herramientas más compatibles y útiles, sin restricciones. Creo que lo más necesario en lo inmediato es migrar hacia un soft libre en la casa, la escuela, la oficina y el gobierno. Usamos mayoritariamente un sistema operativo restrictivo que genera gastos gigantescos al estado, pero enormes ganancias a compañías, lo que termina condicionando que nos enseñen a usar un formato comercial en la escuela. Es un sinsentido.

* Jorge Crowe ofrece talleres de modificaciones de juguetes, armado de sistemas audiovisuales, tecnología libre y lo-fi. La información sobre ellos, sus obras y reflexiones están publicadas (libremente, como no podía ser de otro modo) en su sitio web.

Arte y vino un buen maridaje

La antigua costumbre de inaugurar una muestra de arte en compañía de amigos y buen vino se afianza hoy como tendencia marketinera. Casi todos los “vernisages” (la palabra proviene de dar el último toque a una obra, con una mano de barniz) están auspiciados por alguna bodega, que provee la indispensable bebida para la ocasión. Estas acciones de co-branding benefician a ambos productos, dado que comparten un mismo posicionamiento en el mercado de bienes ligados al lujo y al placer.

Tanto para las bodegas tradicionales como para las más nuevas, ligar sus etiquetas a los artistas es una forma efectiva de llegar a los consumidores premium. “El vino y las obras de arte son productos con mucho en común, por eso elegimos auspiciar muestras de arte y realizar degustaciones en galerías y museos”, dice Daniel Martín, de la bodega sanjuanina Tabolango. La empresa comenzó a producir vinos en 2003, con las uvas de la finca familiar ubicada en el valle de Tulum, al pie de la cordillera, una zona apta para la producción de los varietales Syrah, Cabernet-Sauvignon y Malbec. Durante décadas, la finca había sido proveedora de otras bodegas y recién en 2004 lanzaron los primeros vinos con marca propia. Al contrario de lo que habitualmente hacen las compañías -consolidarse en el mercado interno antes de salir al mercado internacional-, los vinos tabolango comenzaron a exportarse directamente al mercado europeo, algo que continúan haciendo. En 2006 la firma decidió empezar a comercializar sus vinos en el mercado local, a través de restaurantes y vinerías, con promotores propios. Como parte de esta estrategia de difusión, en 2007 comenzaron a hacer degustaciones y patrocinar muestras en galerías de arte. Desde el año pasado, son esponsor exclusivo de Centro Cultural Borges, y los vinos de Tabolango se sirven en todas las inauguraciones de las muestras. El Centro Cultural que funciona en el edificio de las Galerías Pacífico se inauguró en octubre de 1995, y es uno de los más activos en cuanto a realización de muestras en la ciudad de Buenos Aires, con más de una decena de eventos simultáneos diferentes cada mes. “Hoy no sólo las galerías, museos y centros culturales tienen alianzas con bodegas, sino que a veces cada artista tiene la propia”, dice Luis Garat, del Centro Cultural Borges. Se trata por lo general de acuerdos no monetarios, en los que la bodega se compromete a proveer los productos a cambio de que su cartelería e imagen estén presentes en la muestra y en la folletería e invitaciones.

Otra estrategia que aplica Tabolango es la capacitación de los mozos y sommeliers, y la fidelización a través de una comunidad de pertenencia en su página web, el “club del mozo”, con concursos y e información para el sector. La bodega también organizó junto con la Asociación de Guías Turísticos de Buenos Aires (Aguitba), una degustación con visita guiada al Museo Galería Aguilar, a principios de julio. La actividad tuvo por objetivo capacitar a los guías turísticos de Buenos Aires sobre la obra y estilos artísticos de grandes maestros argentinos como Benito Quinquela Martín, Antonio Berni, Raúl Soldi, Xul Solar, Horacio Politi y otros. También se brindó información sobre la mecánica de venta, cotización, embalaje y envío al exterior de obras de arte artentino. Al finalizar el recorrido, se llevó a cabo una degustación y cata de vinos. La idea es continuar con este ciclo de degustaciones y capacitación para guías, dado que son el nexo entre los turistas y las manifestaciones culturales argentinas entre las que el vino, el fútbol y el arte ocupan un lugar fundamental.

Tanto el arte como los vinos argentinos experimentan en los últimos años un mayor reconocimiento internacional. “Un buen vino, como una buena obra de arte tienen en común que se valorizan con el tiempo, y además son inversiones que se pueden disfrutar”, dice Alberto Aguilar, coleccionista y titular de la galería museo que lleva su nombre. El espacio, de reducidas dimensiones para la cantidad de obras que alberga, se inauguró en 1997 cuando el empresario decidió abrir su colección al público. Empezó con dos cuadros “un Enrique Darrañaga y un Soldi que compré en un remate”, recuerda. Hoy cuenta con más de 2.000 obras, sobre todo de artistas argentinos contemporáneos.

Un mismo camino

A partir de la década del 90‘, el mercado de vinos argentinos dio un vuelco, con una producción cada vez mayor de vinos finos y premium. El fenómeno coincidió con una asociación cada vez más estrecha entre las bodegas y los artistas y galerías. Las pioneras fueron las grandes firmas, como Chandon, que acompaña tradicionalmente a los artistas con una colección propia y el auspicio de las más importantes muestras de arte argentino como Arte BA y Gallery Nights. Hoy casi todas las bodegas han instituido acciones similares.

La bodega Finca El Origen, fundada a principios de los 90 cuando el grupo chileno Santa Carolina compró más de 200 hectáreas de vid en el Valle de Uco, Mendoza, comenzó a realizar acciones conjuntas con galerías de arte hace dos años. Actualmente tienen un convenio exclusivo con una galería de arte contemporáneo en el barrio de San Telmo. “La decisión de enfocarnos en el arte va de la mano con lo que tratamos de expresar con nuestro vino. Apuntamos a un consumidor que sabe apreciar la belleza de las cosas para enriquecer su espíritu”, dice Christian Magnenat, export manager de la bodega.

También la bodega del Fin del Mundo, fundada en 1999 en Patricio del Chañar, Neuquén, acompaña a los artistas plásticos de su provincia a través del esponsoreo de muestras en Espacio Arte, un emprendimiento de la Corporación América que realiza exposiciones itinerantes en los aeropuertos del país.

En tanto, “Cosecha de Artistas” es una iniciativa de la bodega Familia Zuccardi, que convoca desde hace tres años a artistas plásticos mendocinos para que participen en una jornada de recolección de uvas y luego plasmen su experiencia en el lienzo. De este modo se genera una colección de pinturas y una serie de etiquetas exclusivas para los vinos cosechados por los artistas. Lo producido se exhibe en la “Casa del Visitante”, un espacio creado dentro de la finca de la localidad mendocina de Maipú, que es visitada por turistas de todo el mundo. Todo indica que el arte y el vino argentinos son un buen maridaje.

María Gabriela Ensinck
María Gabriela Ensinck