Archivo de la etiqueta: María Noelia Blanco

“Las cosas deben vivirse por lo que significan y no por el lugar donde suceden”

“Las cosas deben vivirse por lo  que significan y no por el lugar donde suceden”

María Noelia Blanco, Reina Nacional de la Vendimia de 2002, fue una de las dos soberanas que no fueron coronadas en el teatro griego Frank Romero Day, desde 1963. Desde España, la bella tupungatina cuenta su experiencia y asegura no sentirse diferente. Todo lo contrario, guarda los mejores recuerdos de esa noche.

María Noelia Blanco, Reina Nacional de la Vendimia de 2002, fue coronada en el estadio mundialista Malvinas Argentinas y no por esto siente que haya sido una Reina diferente o especial. “En 2002 cuando me presenté como candidata por Tupungato, nunca imaginé que sería elegida y, mucho menos, que llegaría a ser Reina Nacional. El año anterior había empezado mi carrera universitaria y no soñaba con presentarme pero mis vecinos del Barrio Urquiza, varias amigas y mi familia, insistieron muchísimo.

Entre todos me ayudaron, me acompañaron a todos lados y, cuando me eligieron Reina de Tupungato, el apoyo fue aún mayor: ellos se encargaron de organizarse en grupos para poder asistir a cada uno de los actos a los que yo asistía y que eran previos al Acto Central. En ese momento me di cuenta de la ilusión que tenían en mí. Vi a a toda mi comunidad movilizarse hacia la Capital por sus propios medios. Teniendo en cuenta el año que atravesaba el país, para mí fueron gestos de los más bonitos que recuerdo.

Por eso, no presté mucha atención sobre si el Acto Central sería en el estadio o en el Teatro Griego. Yo estaba muy ilusionada en llevar nuevamente la corona a Tupungato”, cuenta Noelia desde España, país en el que vive en la actualidad, y agrega: “Y también olvidar, por algún momento al menos, la difícil situación que estaban pasando tantas familias, no sólo mendocinas sino argentinas”.

De la noche de la Fiesta, Noelia todavía recuerda cuando nombraron a “La tacita de plata” (así, se lo llama a Tupungato) y aún escucha el fervor de su gente. Nunca olvidará que fue una noche llena de emociones, según sus propias palabras.

Con respecto al lugar excepcional del festejo, acota: “Creo que la decisión de realizar la Vendimia en el estadio fue correcta porque así se redujeron los gastos de la Fiesta. Creo que las cosas deben vivirse y disfrutarse por lo que significan y no por el lugar donde suceden”.

Durante 2002, la tupungatina vivió un año intenso, lleno de alegrías, a pesar del duro momento que vivía toda Argentina. Sin embargo, concluye que se sintió muy satisfecha por la labor realizada gracias a la solidaridad de los mendocinos y a la sonrisa de cada niño, imagen que guarda entre sus mejores recuerdos.

En charla con Los Andes, la Reina de mandato cumplido contó que actualmente trabaja en un diario español dedicado a la agricultura. Además, prepara a alumnos en Matemáticas para el ingreso a la universidad y estudia idiomas. Antes de finalizar, comentó su último gran motivo de felicidad: “Llevo un mes de casada con Marcos Tous, un hombre excepcional y con el que comparto todos mis sueños”.

http://www.losandes.com.ar/notas/2013/3/2/las-cosas-deben-vivirse-significan-lugar-donde-suceden-699136.asp