Archivo de la etiqueta: merlot

La superficie cultivada con vid creció 96% en Valle de Uco y es el 16% del total de Mendoza

La comercialización de vinos de esta región entre 2003-2012 muestra una suba del 226%, siendo el aumento de las exportaciones del 334% y de los despachos a consumo interno del 67%.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV presentó un completo informe sobre esta importante área vitivinícola. Sus condiciones de clima y suelo, inversiones y reconversión varietalla llevó, según cifras de 2012, a representar el 16% de la superficie cultivada con vid de la provincia de Mendoza y convertirse en una zona de la vitivinicultura argentina con un elevado reconocimiento internacional

El Valle de Uco está ubicado al sudoeste de la ciudad de Mendoza. Es un valle formado por la cordillera frontal y la región de las Huayquerías, la altitud varía desde los 900 m sobre el nivel del mar en la ciudad deTunuyán hasta los 1.250 m sobre el nivel del mar en Tupungato. Abarca territorios cultivados de los Departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, sobre el piedemonte de la Cordillera de los Andes, irrigados por los ríos Tunuyán y Tupungato.

Esta área es una importante zona vitivinícola de la provincia que se caracteriza por la implantación de nuevas hectáreas de vid, especialmente de uvas tintas. También se muestra como un importante polo de desarrollo por las inversiones, por las mejoras en infraestructura, perfeccionamiento de los sistemas de riego por goteo, cambios en la estructura productiva y demanda de manos de obra. Además se ha transformado en uno de los principales destinos para el turista internacional para conocer las excelentes cualidades de sus vinos y por los emprendimientos turísticos en la zona.

Con 1.556 viñedos en el año 2012 la zona Valle de Uco representó el 9 % del total de la provincia, cifra que está indicando un crecimiento del 60% con relación a la actualización registro de viñedos del año 2000 y del 6,65% con los datos del Operativo de actualización registro de viñedos del ciclo vegetativo 2010-2011.

En cuanto a la superficie alcanzó a 25.545 hectáreas con un crecimiento del 96% y constituyendo el 16% de la superficie total de Mendoza.

En Valle de Uco el 99,89% de las hectáreas cultivadas en el año 2012 corresponde a uvas devinificar, siendo el 84% variedades tintas, el 15% variedades blancas y el 1% rosadas. En las uvas tintas se destacan las variedades Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Bonarda, entre otras. En las blancas Chardonnay, Sauvignon, Semillón, Pedro Giménez, Torrontés Riojano y Viognier, entre otras. En las variedades rosadas la más representativa son Pinot Gris, Cereza, Criolla Grande, Red Globe y Moscatel Rosado.

Del análisis de la composición varietal de los viñedos del área resulta que el 97% corresponde a variedades de alta calidad enológica, el 2% a otras variedades de vinificar y el 0,11% a variedades para pasa y consumo en fresco.

En las variedades de alta calidad enológica se destacan las uvas tintas que incrementaron su superficie el 125% comparado los datos de 2012 con los del año 2000 y significan el 82% de las uvas de vinificar. Las blancas de alta calidad tuvieron un aumento del 22%. Las uvas Malbec representan el 46% de las variedades de alta calidad seguidas por Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Merlot, entre otras.

Producción y elaboración
En el año 2012 la uva producida por los viñedos del Valle de Uco ascendió a 2.161.068 quintales y representó el 15% de la producción de Mendoza con un aumento del 3% respecto a la cosecha del año 2011 y del 69% con relación al año 2003.

En 2013 con 2.623.000 quintales el valle considerado significó el 13% con suba del 21% respecto a la cosecha del año anterior. Tupungato es el principal productor del valle con el
41% del total, Tunuyán el 30% y San Carlos el 29%.

Se elaboraron en el año 2013 un total de 745.663 hl de vinos que representaron el 6,47% del total de la provincia de Mendoza que mermó el 2,51% con relación al 2012 que fue de 764.871hectolitros. Se produjeron mermas en Tunuyán y subas del 0,85% en Tupungato y del 16% en San Carlos.

Esta zona cuenta con 75 bodegas inscriptas.

Comercialización
La comercialización de vinos del Valle de Uco en el período 2003-2012 muestra un incremento del 226%, siendo el aumento de las exportaciones del 334% y de los despachos a consumo en el mercado interno el 67%. En el año 2012 se obtuvo una merma del 9% siendo con caída del 11% en los volúmenes exportados. El departamento Tunuyán representa al principal proveedor de vinos del Valle tanto en el mercado interno como externo con el 60% del despacho a consumo y el 57% de las exportaciones.

Despachos al consumo
Del análisis del año 2012 se observa que el Valle de Uco representa el 1% del despacho de la provincia de Mendoza y ha mermado el 0,27% respecto al año anterior. Mermaron el 40% las salidas a consumo del departamento San Carlos y aumentaron el 32% las de Tunuyán y el 22% las de Tupungato, siempre comparados los datos de 2011.

El 63% del volumen comercializado por esta zona correspondió a vino varietal, el 33% sinmención varietal y el 3% espumoso.

 

El mayor volumen (54%) de vino varietal se comercializó en el rango de precios de 8 a 16 pesos y el 31% en el de más de 20 pesos el litro. El 43% de los vinos sin mención varietal se negoció en el rango de más de 20 pesos, el 26% en el de 8 a 16 pesos y el 16% en el rango de hasta 4 pesos el litro.
Los vinos espumosos se comercializaron principalmente en el rango de más de 20 pesos (76%) y en el de 16 a 20 pesos (22%).

Exportación de vinos
Las exportaciones de vinos del Valle de Uco constituyeron en el 2012 el 11% del volumen total exportado por la provincia de Mendoza y subieron en volumen el 334% y en dólares el 1.216% respecto al año 2003. El 86% del volumen se negoció fraccionado y el 14% a granel. El principal país que adquirió vinos de esta zona fue Estados Unidos que representó el 54% del total.

La mayor proporción del volumen de vinos exportados correspondió en 2012 a vinos varietales que mostraron un incremento del 572% respecto al año 2003 y merma del 11% con el año anterior. El 54% del volumen.

Datos de clima y suelo
En el Valle de Uco los inviernos son rigurosos y los veranos cálidos con días templados o cálidos y noches muy frías. La amplitud térmica diaria es de unos 15° C, lo que favorece una muy buena producción de color y tanino en las uvas y permite disponer de materia prima adecuada para obtener vinos destinados a una crianza prolongada. Las heladas y el granizo son dos factores diversos que con frecuencia ocasionan pérdidas en las cosechas, en algunos casos de importancia.

En las zonas altas, de marcada pendiente, los suelos son pedregosos, los cantos rodados aparecen mezclados con arena gruesa y algo de limo, siendo de escasa fertilidad. A causa de su composición física y mecánica son suelos muy permeables, sin problemas de drenaje ni salinidad en su gran mayoría.

El informe elaborado por el Departamento de Estadística y Estudios de Mercado de la Subgerencia de Estadística y Asuntos Técnicos Internacionales del INV, se puede consultar en Informes Regionales de la sección Estadísticas de la página web http://www.inv.gov.ar e incluye cifras pormenorizadas de cada uno de los Departamentos que forman este privilegiado valle de la Cordillera de Los Andes. http://www.sitioandino.com/nota/95224-la-superficie-cultivada-con-vid-crecio-96-en-valle-de-uco-y-es-el-16-del-total-de-mendoza/

Producir vino propio, un lujo accesible

 Una nueva propuesta de una bodega en el valle argentino de Uco te permite elaborarlo y distribuirlo

Por Mar Marín / Agencia EFE

Buenos Aires – Convertirse en propietario de un viñedo y elaborar caldos con marca propia ha dejado de ser un privilegio de millonarios gracias a un innovador proyecto promovido por la bodega española O.Fournier, instalada en el corazón del Valle de Uco mendocino, cuna de los vinos argentinos.

La iniciativa, explica José Manuel Ortega, propietario de la bodega, es “innovadora a nivel mundial” y persigue que los amantes del buen vino puedan tener su propio negocio sin necesidad de grandes desembolsos.

Por $150 mil, un inversor puede comprar una hectárea de los viñedos de O.Fournier en Mendoza, elaborar vino con su propia marca e incluso distribuirlo, aprovechando los servicios y las instalaciones de una reconocida bodega que ha ganado varios premios internacionales.

Los interesados pueden comprar hasta tres hectáreas de terreno y tienen opción a levantar su propia casa en los viñedos.

“Los clientes pueden elegir el tipo y el nivel de calidad que quieren en sus vinos, pueden venir a la bodega, elaborarlo con nosotros y también lo embotellamos”, explica Ortega.

“Si antes un inversor quería tener algo similar le costaba 10 millones de dólares, el coste aproximado de poner en marcha una bodega, mantener los viñedos, comprar la maquinaria, embotellarlo, distribuirlo…”, agrega el empresario español.

El proyecto, continúa, “socializa un negocio que era absolutamente elitista”.

Ubicada en La Consulta, en el corazón del Valle de Uco, a unos 130 kilómetros de la capital de Mendoza y a los pies de la cordillera de los Andes, la bodega cuenta con una imponente estructura de líneas modernas de 12 mil metros cuadrados, equipada con las más avanzadas técnicas de producción y añejamiento del vino, con 300 hectáreas de terreno, de las que 140 se han reservado para el proyecto de “viñedos para terceros”.

O.Fournier, apunta Ortega, es “pionera en el mundo” con esta propuesta a la que se han sumado ya varios inversores, en su mayoría brasileños y norteamericanos.

La historia de Bodegas O. Fournier

El empresario sostiene que la inversión proporciona una rentabilidad anual de hasta el 8 por ciento, derivada de la venta de la uva del viñedo a la propia bodega.

Según sus cálculos, una hectárea de los viñedos O. Fournier en Mendoza puede producir entre 4,000 y 5,000 botellas de un vino de calidad al año, aunque sólo con una producción anual de unas mil botellas sería posible recuperar la inversión en cuatro años.

Bodegas O. Fournier nació en 2000 de la mano de José Manuel Ortega y de su hermana Natalia, que abandonaron sus carreras en España para embarcarse en la aventura de producir vino en Mendoza, la región central argentina donde se concentra el 75 por ciento de la producción de Argentina, quinto productor mundial.

El grupo tiene también bodegas en Chile (Valle del Mauel y San Antonio) y en España (Ribera de Duero).

Fournier produce vinos premiados internacionalmente como la gama Alfa Crux y B Crux, y una línea más económica comercializada como Urban Uco.

La bodega produce unas 600 mil botellas en Argentina, el 95 por ciento destinadas al mercado exterior -especialmente al estadounidense-, en las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Syrah.

Además, O.Fournier ha incorporado a la bodega otro placer, la gastronomía, con ‘Urban’, premiado como el mejor restaurante de bodegas del mundo.

http://www.elnuevodia.com/producirvinopropiounlujoaccesible-1311764.html

La sequía no afectó la calidad de los vinos del Valle de Uco

Los merlot y Pedro Giménez fueron la sorpresa durante la presentación de los productos. Los puntajes no bajaron de 87.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Con ejemplares de Pedro Giménez y merlot que se convirtieron en las sorpresas de la jornada, los vinos del Valle de Uco dieron cuenta de por qué están en lo alto del podio de calidad. Los mejores exponentes de la actividad vitivinícola de la zona fueron presentados ayer en San Carlos y la calificación de los expertos no bajó de los 87 puntos.

Bajo el clima de familiaridad y el acento popular que distingue a esta evaluación del resto, la 17ª edición de la Ucovin congregó a unas 750 personas en el predio del polideportivo “Angélica Civit de Suárez” de La Consulta. Pasada las 12 arrancó la degustación, donde la intensidad de tonalidades y el fuerte temperamento en boca fueron las virtudes de los vinos más destacadas por el público.

Si bien los puntajes del jurado dejaron en claro el alto nivel de calidad y fueron superiores en promedio que otros años, los referentes marcaron una pequeña merma en los aromas y fragancias. Según Daniel Pizzolato, representante enológico de Inta y autoridad de la Ucovin, esto puede deberse a “las pocas lluvias y ciertas sequías que durante el año generaron dificultades para el riego”.

“Hubo tres vinos muy interesantes: un Pedro Giménez al inicio, algunos de los merlot que dieron características excepcionales y el malbec que cerró la evaluación, que ratificó por qué es la variedad que nos posiciona como país productor en el mundo”, señaló el ingeniero Pizzolato.

Los empresarios señalaron el reposicionamiento que están teniendo los sauvignon, los blancos y los merlot que son elaborados en la zona. Todos coinciden en el potencial de calidad que tienen estos últimos, sin embargo problemas comerciales -no llega a tener la demanda de otras variedades como el malbec- frenan un poco su crecimiento.

La Ucovin comenzó a realizarse en 1995. La primera edición fue muy pequeña, tuvo lugar en la biblioteca del Inta y participaron unas treinta personas y cinco bodegas. La evaluación fue creciendo y en los últimos años la comisión organizadora estudia el poner un techo a la cantidad de participantes.

Su presidente, Horacio Peinado, destacó el prestigio que gana año tras año esta degustación regional. Señaló también la participación de las bodegas nacionales en la organización y dijo que están en la tarea de involucrar a los emprendimientos extranjeros, que “por tener técnicos que no viven en la zona son más difíciles de convocar”.

Este año, se presentaron 60 muestras de 30 bodegas para competir en la primera selección. Entonces, una primera comisión de degustadores -conformada por los enólogos de las firmas, especialistas universitarios, del Inta y otras asociaciones- eligieron del total de muestras anónimas las quince que fueron evaluadas en el evento.

“Tuvimos un año de muy buena calidad en términos generales, creo que los puntajes así lo indican”, resumió Pizzolato. Los viñateros vaticinan un buen año. Ya casi termina el tiempo de las heladas, sólo esperan que el agua sea la suficiente para poder lograr una buena producción.

El valor del agua en el riego y la protección que debe hacer la sociedad de la misma fue el eje del discurso de bienvenida que brindó el intendente Jorge Andrés Difonso en su rol de anfitrión. El cacique comunal acentuó también el costado turístico que se favorece con el auge del vino valletano y prometió trabajar como región para brindar mejores condiciones de crecimiento y luchar por conseguir la marca que certifique a los productos de la zona.

El jurado alabó los ejemplares de la zona. El ingeniero Rogelio Rabino sostuvo que el syrah es la próxima variedad que Valle de Uco tiene que explotar. Con su oratoria tan particular, el enólogo Ángel Mendoza instó a los productores valletanos a no volverse “maderadependientes” y a defender a capa y espada la identidad de sus blancos; lo que despertó el aplauso unánime del público.

El acto culminó con un lunch, donde los presentes pudieron seguir disfrutando de los varietales y espumantes de las bodegas de la región.

http://www.losandes.com.ar/notas/2011/10/31/sequia-afecto-calidad-vinos-valle-603519.asp

Cheval des Andes presentó su cosecha 2007 con una exclusiva degustación al pie de la Cordillera

Cheval des Andes presentó su cosecha 2007 con una exclusiva degustación al pie de la Cordillera

Se trata del primer assemblage de la marca, donde se combinan cinco variedades: Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc

Cheval des Andes organizó una exclusiva degustación en su tierra de origen, en su Vine Loft, ubicado en Vistalba, Mendoza, al pie de la imponenete Cordillera de los Andes, para presentar la cosecha 2007 de este Grand Cru de Los Andes que, a partir del mes de julio, estará a la venta en Argentina.

Esta nueva cosecha es el primer assemblage de la marca en el que son protagonistas cinco variedades (Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc) implantadas en la propiedad del Valle de Uco.

Es un vino caracterizado por una gran intensidad, complejidad, buena madurez, pero a su vez se percibe una elegante frescura. En él se combinan armoniosamente los taninos -sedosos y maduros- con notas de frutos rojos y tabaco.

Cheval des Andes 2007 estará a la venta a partir de julio en las principales vinoteras y restaurantes del país a un precio sugerido al público de $ 320.

Para su presentación, un selecto grupo de CEOs y empresarios, entre los que se encontraban Cristiano Ratazzi -Fiat-, Mariano Rodríguez Giesso, Martín Cabrales, Gabo Nazar -Cardón-, Julio de Marco -Ferrari-, Guillermo Cascio -IBM-, Juan Pazo -Rapsodia-, Alfredo Poli -PlusPetrol- y Gustavo D´Alessandro, fueron invitados por Ramiro Otaño, director general de Moët Hennessy Argentina, a viajar al pie de los Andes para descubrir antes que nadie esta magnífica creación conjunta de Château Cheval Blanc con Terrazas de los Andes.

Al amanecer, antes de que el sol asomara sobre la pista de despegue del área de vuelos privados del Aeroparque Jorge Newbery, puntualmente todos los invitados estuvieron listos para embarcar en el Jetstream 32 turbohélice bimotor con capacidad para 19 pasajeros, que en dos horas los trasladó del ruido de Buenos Aires a la incomparable paz de los viñedos mendocinos.

A bordo del avión los esperaba un catering especial preparado por Francis Mallmann acompañado por champagne Dom Pérignon cosecha 2002, un brevísimo anticipo de los exquisitos platos que los esperaban en Mendoza.

En el elegante Vine Loft fueron recibidos por Pierre Lurton, director general de Château Cheval Blanc y Château D´Yquem, Nicolas Audebert, manager y chief winemaker de Cheval des Andes y Terrazas de los Andes.

A pocos metros de la cancha de polo, uno de los bebederos fue transformado en elegante y original frapera para las botellas de Dom Pérignon Vintage 2002 que se sirvió con entrada de centollas, vieyras y panes a la chapa.

Sobre el deck del espectacular Vine Loft, con una vista privilegiada de Los Andes, bajo un tibio sol de mediodía mendocino y junto a un antiguo árbol de olivos seco decorado con faroles, se preparó la mesa para los 16 comensales.

Allí, Ramiro Otaño inició formalmente la jornada presentando a los anfitriones Pierre Lurton y Nicolás Audebert, que contaron los secretos de esta nueva cosecha de Cheval des Andes, la añada 2007, que en julio estará a la venta en la Argentina, luego de cuatro años de cuidadosa y exigente elaboración, el tiempo necesario para lograr la complejidad y elegancia característica de este Grand Cru de Los Andes.

Cheval Blanc es uno de los vinos más exclusivos del mundo y se elabora con las uvas cosechadas en solo 35 hectáreas de Francia. Solamente allí y en las 50 hectáreas que Cheval Blanc y Terrazas de los Andes tienen en Mendoza para elaborar Cheval des Andes, nacen estos vinos únicos. Para catar la nueva cosecha se diseñó un menú especial de tres pasos elaborado por el reconocido chef Francis Mallmann.

Acompañando la nueva cosecha de Cheval des Andes 2007, Mallmann diseñó un primer paso a base de salmón entero en costra de sal al infiernillo, cocinado entre dos fuegos con calabazas y berenjenas al rescoldo, cocidas en cenizas.

El segundo plato combinó chivito de Malargüe al Malbec, cocido al caldero de hierro sobre el fuego, con curanto de papas, endivias, repollitos de Bruselas e hinojos cocinados con piedras calientes bajo tierra. Este plato se diseñó para acompañar a Cheval des Andes cosecha 2006. El último plato tuvo como protagonista a Cheval des Andes cosecha 1999 con un menú de ojo de bife a la parrilla con papas granuladas.

A mitad de la tarde, entre la fresca brisa de la cordillera mitigada por las últimas brasas de los “Siete fuegos”, el toque dulce tuvo como protagonista al membrillo, cocido a la plancha con queso mascarpone para acompañar un delicioso Château D´Yquem 1999.

Cheval des Andes es una muestra cabal de las elegancias patrias: viñas surtidas por arroyadas andinas, feroces soles cuyanos y frescas noches de cordillera, suman a su estirpe el expertise, la tradición y la elegancia francesa.
Esta bella unión ha reflejado a través de esta década, en sus logradas añadas, ese balance de bríos de nuestras viñas y hacer, con las tradiciones y pulso galo, más precisamente, con el sentir de Cheval Blanc.

“Homenajear estos magnánimos vinos acunados entre tantas caricias geográficas y humanas con los siete fuegos de mi cocina es para mí un honor lleno de romance y augurios”, dijo Francis Mallmann al finalizar la comida.
Luego de una extensa sobremesa donde sobraron las anécdotas e historias personales bajo el otoñal sol de la tarde andina, algunos de los invitados se animaron a taquear en la cancha de polo que Cheval des Andes tiene en medio de sus viñedos y con el imponente marco de la cordillera como fondo.

Gabo Nazar, Pierre Lurton y Nicolás Audebert demostraron su destreza ecuestre y su buena pegada frente al aplauso y reconocimiento del resto del grupo.

Al final del día y mientras la tarde caía por detrás de la Cordillera de los Andes, los invitados disfrutaron de una caminata entre los viñedos y la cancha de polo, degustando sus puros y unas copas de cognac VSOP de Hennessy.

La subida al jet para regresar a Buenos Aires marcó el fin de una jornada inigualable, un martes distinto en el que los empresarios más importantes de la Argentina cambiaron el ritmo vertiginoso de la ciudad por una experiencia única e inigualable en Cheval des Andes, disfrutando de uno de los mejores vinos del mundo.

http://vinos.iprofesional.com/notas/117146-Cheval-des-Andes-present-su-cosecha-2007-con-una-exclusiva-degustacin-al-pie-de-la-Cordillera

Valle de Uco: sinónimo de trabajo y diversidad

AUTOR: SANDRA CAPOCCHI. ENVIADA A VALLE DE UCO,MENDOZA

Enmarcado por la Cordillera de los Andes, el Valle de Uco es sinónimo de historia rural, productiva y de esfuerzo. Reconocido por ser un lugar privilegiado para la producción de uvas, frutas y vinos de altísima calidad, está  compuesto por los departamentos de San Carlos, Tunuyán y Tupungato.

En los últimos años, esta zona ha visto el florecimiento de un gran número de viñedos de la mano de importantes inversiones de capitales italianos, franceses, norteamericanos y chilenos. La amplitud térmica, de unos 15°C,  favorece en la producción de color y tanino en las uvas y permite disponer de materia

prima adecuada para vinos destinados a una crianza prolongada. Las variedades cultivadas más importantes son las tintas, entre las que cabe mencionar Malbec, Tempranillo, Barbera, Merlot, Cabernet Sauvignon, Sangiovese y Bonarda.Al recorrer los distintos emprendimientos se puede observar vides, establecimientos dedicados a la producción de manzanas, membrillos y ajo junto a una ganadería incipiente que apuesta a abastecer cada día más a la región.

Ubicado a unos 140km al sur de la capital provincial de Mendoza, San Carlos presenta la zona más diversifi cada de la región con la producción de frutales, hortalizas, exquisitas uvas y ganadería. Con entusiasmo, el presidente de la entidad y representante de la Confederación de Asociaciones Rurales de Mendoza, Mario Leiva, explicó que “con el correr de los años la producción

se repite en los tres departamentos.Tupungato es predominantemente viñatero con sus vinos de alta gama, Tunuyán se destaca la fruticultura y San Carlos es la más diversifi cada con vides, frutas, aromáticas, ganadería y mucha semilla”.

Presente auspicioso

En plena actividad, los dirigentes de la Sociedad Rural del Valle de Uco (Srvu) hicieron un paréntesis para recibir a LAS BASES y conversar sobre el presente productivo.

Testa, Castillo, Leiva y Medrano, en diálogo con LAS BASES.

Junto a Leiva, Andrés Medrano, Fanio Giusti, Francisco Castillo y César Testa, intercambiaron sus opiniones sobre las posibilidades para la región.

Si se compara con otras zonas, el Valle de Uco se puede encuadrar en una típica económica regional dependiente de las vicisitudes climáticas (sequía, granizo, heladas) y de la formación de los precios internacionales.

“San Carlos posee una estructura minifundista que convive con los grandes emprendimientos vitivinícolas de la década del 90”, detalla Leiva. Francisco Castillo, matarife y productor con feed lot en San Carlos sostiene que “en ganadería hay muchos productores que siguen con manejos tradicionales, con poca cantidad de hectáreas y en zonas inhóspitas, pero también en los últimos años empezaron a instalarse distintos emprendimientos de engorde a corral mostrándose como una actividad más incipiente”.

Mendoza consume 480.00 novillos al año y produce entre 150.000 y 180.000 terneros. “El gran problema es que llevamos tres años de sequía, y este año se ha acentuado con el agravante de que mucha gente ha vendido todo su capital y no sabe como va a seguir y otros han podido mantenerse apostando a pasturas bajo riego para sus animales y medianamente van sosteniendo la actividad”.

Agua, insumo vital

Cesar Testa, de la zona de El Cepillo, se dedica a la producción de semilla de ajo, zanahoria, papa y otros cultivos anuales. “Debido a la falta de nieve en la cordillera hay muy poco agua y estamos con mucha dificultad para producir porque con 250 mm anuales dependemos del agua de deshielo para poder regar”, argumenta Testa. “Igual que el año pasado se avecina poca producción debido a la falta de agua y vamos caminando con mucha dificultad por los inmensos costos de producción que tenemos”, dice.

“Los productores de la región –comenta Leiva- están preocupados por la posibilidad de que se instale en las mediaciones la minería, una actividad netamente no sustentable”. “Nos envenenarían la poca cantidad de agua que tenemos”, cuenta y recuerda que en San Juan ya se mueren los animales por las aguas contaminadas. Aparte no pueden terminar de regar, porque el caudal de los ríos se lo lleva la mitad la minería, y la que regresa viene contaminada”.

Andrés Medrano, tradicional productor de la región con establecimientos de vid y membrillos, habla de números que muestran el estado de situación de las producciones frutihortícolas. “Los costos son los más elevados desde el 2008, con un aumento de hasta 150% que incluye insumos en general, impuestos, mano de obra, gasoil y energía”. Dice que una tonelada de abono hoy se paga $250, una bolsa de 50 kilos cuesta $152 y en 2008 estaba $48/50. “Por la ciruela, ese mismo año nos pagaron $1,50 el kilo y nosotros abonamos el jornal $20 en tanto que en la cosecha pasada nos dieron $0,70 por el kilo de ciruelas y el jornal lo pagamos $70. Para colmo, el panorama para el sector de la ciruela seca pinta muy feo porque dicen que no va haber compradores; algo parecido sucedería con la manzana y la pera”.

Por las venas de Fanio Giustti corre sangre italiana, pero su lugar en el mundo es “La Consulta”, un pequeño poblado de la zona donde se radicó para mejorar día a día sus viñas de malbec. Giustti cuenta que hace años en la provincia hubo un plan de reconversión para plantar frutales de manzana y peras porque “en Europa querían  mucha fruta”. Así, “Mendoza apostó a cantidad, calidad y continuidad y se hizo una reinversión”. Lamentablemente después de 10 años, cuando la planta comenzó a producir, el panorama internacional fue otro. “Cuando dio frutos no teníamos a quien vendérselo y tuvimos que arrancar y empezar de nuevo. Fue muy duro”.

“La fruta se salva cuando no hay buena producción en otro lado, de lo contrario no vale nada”, dice Giustti. Sin ir más lejos, ahora la manzana y la pera no tienen valor. ¡Hemos llegado a vender fruta a 12 centavos de peso para molienda!”. “Lo que complica la comercialización es el precio del dólar quieto con inflación lo que redunda en que el productor se ahogue, no sepa qué hacer y de a poco vamos perdiendo el capital”, explica Giustti.

Día a día lucha por los mejores precios, con altos costos, escasez de agua y el fantasma de la minería en las cercanías de los glaciares. Así es a vida para los productores cerca de la cordillera.

Deudas que duelen

Además del agua, los costos y la arritmia de los precios de comercialización, otra preocupación para los productores del Valle de Uco son las deudas que tienen contraídas antes de 2001 con el Banco Nación. En ello, en diálogo con la legislatura provincial, está trabajando la Sociedad Rural que presentó una nota.

En octubre de 2009 se firmó un convenio entre el Ejecutivo de Mendoza y el Banco Nación para armar un fideicomiso que se haga cargo de la deuda de esos créditos y evitar posibles remates a los productores afectados por la situación económica de aquella época. Desde la Rural, aseguraron que la demora en la constitución del fondo fiduciario para responder por sus deudas para después refinanciárselas perjudica a los productores que continúan recibiendo diferentes citaciones por parte de la entidad bancaria.

Vale recordar que la Legislatura provincial autorizó un endeudamiento de hasta $43 millones a través del cual el Estado saldaría las deudas y después se las cobraría a los productores, pero hasta el momento no se ha realizado la implementación de la ley. “La norma salió pero debido a que no se constituye el fideicomiso, el banco lanzó un plan paralelo para cobrar las deudas”, explicó Mario Leiva, presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco.

En tanto, desde el Ministerio de Producción provincial, el subsecretario de Programación Agroalimentaria, Raúl Millán, les aseguró que “no va a haber apremios para la gente que esté afectada”

fuente: http://www.lasbases.com/sitio/?p=1429

El Valle de Uco dio otra muestra de grandes vinos

 

 
Los 14 miembros del jurado de la Ucovin.

 

Más de 600 personas participaron ayer de la 14º edición de la Ucovin, que este año se realizó en los jardines del INTA La Consulta, en San Carlos. Un jurado de especialistas resaltó la calidad de los vinos producidos en la región y su potencial para alcanzar los mejores mercados del mundo.  

Como ya es tradición, la reunión anual de la Ucovin resultó un éxito, no sólo en la calidad de los vinos degustados, sino en la participación del público y en la experiencia de sus invitados. La 14º edición de este encuentro se realizó ayer al mediodía en los jardines del INTA La Consulta, a donde acudieron más de 600 personas entre enólogos, agrónomos, técnicos, empresarios, bodegueros, políticos y, por supuesto, la gente que disfruta del vino en todos los puntos del Valle de Uco.  

Este año, el jurado y el público de la Ucovin evaluaron 14 muestras, que fueron seleccionadas de un total de 65 presentadas por 22 bodegas de la zona.

En medio de la degustación, el público de la Ucovin disfrutó de la presentación de la nueva serie de comerciales televisivos del Fondo Vitivinícola de Mendoza. Con música y humor, la campaña publicitaria apunta a quitarle formalidad al vino y remarcar la calidad del vino argentino. La  iniciativa, que reúne a todos los integrantes de la actividad vitivinícola argentina, está destinada a difundir los atributos del vino para aumentar su relevancia, consumo y participación en el mercado local de bebidas.

La degustación, como es habitual, comenzó con las muestras de vino blanco y siguió con las de tinto. Este año se evaluaron ocho variedades de uva: semillón, chardonnay, sauvignon blanc, pinot noir, tempranillo, malbec, cabernet sauvignon, merlot y petit verdot.

Aunque todas las muestras obtuvieron altos puntajes del parte del jurado, resaltaron los comentarios hechos a los tempranillos, a uno de los malbec y, sobre todo, al petit verdot, comentado por el reconocido enólogo Ángel Mendoza, quién, además de enunciar un veredicto por demás justo, supo ganarse al público con sus comentarios.

Obviamente, la degustación se hace a ciegas, -con botellas sin etiquetas-, y cada una de las 14 muestras es comentada por uno de los miembros del jurado. Todas las muestras son de vinos producidos y elaborados en el Valle de Uco.

“Hace unos años, el tempranillo no era ni siquiera considerado como una variedad fina”, señaló Cristina Pandolfi, ingeniera agrónoma que formó parte del jurado. “Tenemos un muy buen tempranillo en esta zona. Por suerte, hemos reconocido su categoría. Este es un vino con muy buena nariz y que, luego, todo lo que promete en nariz lo cumple en boca”, agregó.
 
Los miembros del jurado resaltaron las cualidades de las muestras degustadas y coincidieron en señalar que este fue un buen año para la producción de vino, en lo que hace al clima de la región, que, si bien tuvo niveles de humedad mayores a las habituales, no produjeron un deterioro en las uvas.

Buen sol y buen vino

En la apertura de la Ucovin, el intendente de San Carlos, Jorge Difonso, hizo una breve presentación en la que mencionó algunos números que tienen que ver con la actividad del sector. “El 38% de la uva cosechada en San Carlos y el 60% de la uva cosechada en Tunuyán y Tupungato se elabora fuera del Valle de Uco”, señaló Difonso, e invitó a los empresarios bodegueros a invertir más en esta región, cuyos vinos vienen ganando prestigio, calidad y presencia en el mercado internacional.

Difonso recordó también que la calidad del malbec argentino es y ha sido reconocida en todo el mundo y, en este sentido, señaló que “el 30% del malbec mendocino se produce en el Valle de Uco”. El intendente sancarlino también resaltó el compromiso que existe en todo el Valle por el cuidado de la calidad del agua con que se riegan los cultivos, “cuidado que tiene que ver con la no presencia de empresas contaminantes en la zona”, en obvia referencia al rechazo que los habitantes, y sus representantes, han mostrado en los últimos años a los emprendimientos mineros a cielo abierto. “A diferencia de San Juan, nosotros seguimos siendo la provincia del buen soy y del buen vino”, remató Difonso.
 

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/79419 

Sorpresa en la cosecha 2008

Un vino de la rara variedad Tannat sacó el mejor puntaje en la evaluación anual Evico. Es una cepa francesa que se adaptó muy bien en Uruguay y ahora hace pie en Mendoza.

Sorprendió un Tannat de Agrelo, Luján de Cuyo, en la evaluación nacional de la última cosecha Evico 2008, que se realizó en la Casa del Fundador, en Las Heras.

El Tannat, producido en madera, logró 90 puntos, siendo el de mayor puntuación de una vendimia que obtuvo una calificación general para los tintos de 86 puntos sobre 100, es decir sobresaliente. Y para los vinos blancos el puntaje es de 84 puntos, lo que equivale a una calidad “muy buena”.

En cuanto al Tannat, corresponde a una espaldera de 10 años de Agrelo. Fue cosechado a principios de abril; tiene de alcohol 14,60 y pH 3,69. Su evaluador en la Evico fue el enólogo Juan Carlos Chavero, a quien le llamó la atención “el rojo impresionante” del cuerpo del producto. Agregó que era “muy bueno para guarda”.

En la Argentina viene creciendo el fenómeno del Tannat, que es un vino de origen francés cuya cepa se adaptó en Uruguay, y es considerado emblemático de ese país (como para los argentinos el Malbec y para los chilenos el Carmenère). En el país oriental tienen un tenor alcohólico más bajo, en general, que no supera los 12 grados, siendo fácil encontrarlo entre los 10,5 y 11 grados.

En nuestro país, el Tannat se elabora en poca cantidad en Calafate, pero se ha extendido su cultivo en la última década en San Juan y Mendoza. En la última evaluación de vinos del Este mendocino también estuvo en la degustación final un Tannat, que fue admirado por sus propiedades. En una anterior degustación de Evico fue seleccionado un Tannat sanjuanino en la degustación final.

En la Evico se degustaron cuatro Malbec (dos de Mendoza, uno de Neuquén y otro de San Juan, este último un vino dulce), dos Cabernet Sauvignon (de Tupungato y de San Rafael), un Merlot de San Carlos (que logró 88 puntos) y un Bonarda de Maipú (89).

Entre los blancos, la cata abarcó dos Sauvignon Blanc -de Caucete, San Juan, y Cruz de Piedra, Mendoza-, un Viognier de Tupungato y un Torrontés Riojano de Chilecito.

El Torrontés espumante constituye todo un desafío para competir con otros productos como la cerveza. Tiene 6,7 grados de alcohol y está pensando para un consumidor joven. Fue cosechado entre enero, febrero y marzo en un parral de 35 años de Tilimuqui, en las sierras de Famatina.

La Evico 2008 fue organizada por Bodegas de Argentina, la Asociación de Profesionales en Enología y Alimentos de Argentina (APEAA) y las facultades de Enología Don Bosco y Maza.

Los tintos representaron el 64% del total de muestras, los blancos el 32% y los especiales el 4%. En general los técnicos señalaron que pese a las dificultades climáticas de la última temporada -principalmente por la humedad-, los vinos obtenidos en todo el país son de alta calidad. El ingeniero Alejandro Mario Ortega en el informe biometeorológico expresó que el pasado verano fue uno de los más frescos de los últimos 25 años.

FUENTE: http://www.diariouno.com.ar/contenidos/2008/09/22/noticia_0026.html