Archivo de la etiqueta: Produccion

agricola, pecuaria, productos, servicios, artesanal, insumos, servicios, ventas

“Hay un retroceso en cuanto a la producción”

 Vanina Testa, la primera candidata al cetro de al Fiesta Nacional de la Vendimia.

Vanina Gabriela Testa es una hermosa señorita que representó al club El Fortín de la Consulta. Tiene 23 años, mide un metro con 77 centímetros, tiene ojos marrones claros y cabellos rubios. Sólo le resta hacer la tesis para recibirse de arquitecta.

A Vanina I, primera candidata a la corona central de los mendocinos, le gusta practicar deportes extremos, opinar sobre minería y crisis financiera y admira a los “solidarios sancarlinos”. Está de novia con un piloto de aviones. 

 

 

 

Démosle la palabra, en este encuentro exclusivo con MDZ Valle de Uco, en el que fue de las cuestiones más típicas y necesarias de saber de las candidatas vendimiales a sus visiones más particulares de temas como, por ejemplo, la crisis económica. 

Su vida 

– ¿Dónde y qué estás estudiando? 

– Estudio Arquitectura, en la Universidad de Mendoza. Estoy haciendo la tesis, que es el diseño de un hospital en el distrito de La Consulta en el departamento de San Carlos. 

– ¿Estás trabajando? 

– Trabajo como ayudante de cátedra en la Universidad de Mendoza y en un sector de patrimonio de la Municipalidad de Godoy Cruz. También realizo algunas labores en un estudio particular. 

– ¿Qué pensás hacer como arquitecta?

– Pienso obtener la matrícula en primer lugar, llegar a un doctorado a nivel internacional. Mi sueño mayor es viajar como mochilera y quedarme en España para hacer un doctorado y así poder conocer más de cerca la arquitectura sustentable y la ingeniería inteligente.

– ¿Cómo está compuesta tu familia?

– Mamá Gladys Mugnenco, papá Jorge Testa y dos hermanos: Gustavo, de 25 años, y Dania, de 18.

– ¿Dónde vivís?

– Vivo en el centro de Mendoza hace cinco años debido a mis estudios y viajo los fines de semana a San Carlos.

 

 
– ¿Qué proyectos tenés para este año?

– A nivel personal concluir mis estudios y respecto al reinado mi intención es acercarme al pueblo solidariamente y realizar actividades que puedan satisfacer sus necesidades en la medida de lo posible.

– ¿Cómo fue que te propusieron ser candidata?

– Vinieron un miércoles a casa y hablaron con mis padres las autoridades del club El Fortín. Ellos me llamaron a Mendoza y me dejaron tomar la decisión que yo creyera conveniente. Mis padres estaban temerosos por las desilusiones que se pueden suscitar de un acontecimiento de esta índole.

– ¿Qué relación tenés con el club El Fortín?

– De niña jugué al básquet en el club El Fortín y logramos traer varias copas al club.

– ¿Te criaste en La Consulta?

– Si me crié hasta los 18 años, después me fui a estudiar a Mendoza junto con mi hermano.

La corona

– ¿Qué representa vos la corona de San Carlos? 

– Significa un símbolo: el de la fuerza y trabajo de un pueblo ejemplar que me
elige para representarlo en la Fiesta Nacional de la Vendimia. 

– ¿Alguna vez pensaste en ser reina?

– Si es la ilusión de toda niña, quizás a esta edad no me veía transitando una experiencia así, pero me di la oportunidad de cumplir un sueño.

– ¿Cómo fue la relación con las otras candidatas?

– Fue muy fraternal, fuimos muy compañeras y disfrutamos mucho los momentos que vivimos juntas. Les estoy muy agradecida. 

 
– ¿Qué sentiste en la noche de la fiesta?

– Fue un encuentro de emociones, nervios, ansiedad, alegría y me sentí con una nueva responsabilidad ante todo mi pueblo, ya que me eligieron para representarlos. 

– ¿Creías que ganaba la corona?

– La votación fue muy compartida, estuvo distribuida entre todas las candidatas. Cualquiera podría haber ganado y representar dignamente a San Carlos en la fiesta.

 

 

 

– ¿Conocías a las otras chicas?

– Sólo conocía a una de las candidatas que vive también en La Consulta, Laura García, a las otras chicas sólo las conocí en el momento de la presentación de las candidatas en la Municipalidad.

– ¿Cómo puede afectar tu trabajo y estudio este reinado? 

– Considero que depende de mí, de las cosas a las que yo le dé prioridad. Estoy segura de que van a actuar en conjunto tanto las obligaciones del reinado como mis expectativas de presentar la tesis, concluir mis estudios y trabajar profesionalmente.

– ¿Qué pensás de San Carlos y los  sancarlinos?

– San Carlos es un pueblo que está avanzando gracias al esfuerzo de su gente y de las autoridades. Y los sancarlinos son personas que tienen muchos valores, tienen códigos. Son muy solidarios, saben brindar su ayuda cuando alguien la necesita.

La cuestión minera

 

 

– ¿Qué pensás de la defensa del medio ambiente y la minería de San Carlos?

– Los sancarlinos no estamos en contra de la minería porque sabemos que es necesaria para la construcción y la producción de elementos tecnológicos. Sin embargo estamos en contra de la minería contaminante a cielo abierto con sustancias tóxicas como el cianuro, el ácido sulfúrico y el arsénico. Ya que evaluando las posibilidades consideramos que a corto o largo plazo, pese a los recaudos que se puedan tomar, existe la posibilidad de que pueda fallar y se termine dañando el medio ambiente.

– ¿Cómo ves la crisis habitacional de San Carlos?

– La crisis habitacional es importantes y se vive en San Carlos como en toda la provincia. Actualmente el municipio está trabajando en conjunto con la facultad de arquitectura y urbanismo para plantear un plan de emergencia habitacional. Este se trata de viviendas de autoconstrucción para sectores rurales.

– ¿Y cómo ves la crisis económica que estamos atravesando?

– En cuanto a la crisis económica por vivencia propia reconozco que hay un retroceso en el agro en cuanto a la producción que es lo que afecta directamente a mi familia. Mi padre es agricultor, hasta el año pasado pudo trabajar con variadas hortalizas y frutales. Actualmente no le es rentable y le es muy difícil producir.

 

Los días de la Reina 

 

– ¿Cómo es un día típico tuyo?

– Me levanto temprano, comienzo con mi día de estudios, preparo el almuerzo, voy a la facultad y al trabajo, a última hora salgo a caminar al Parque San martín o al Parque Central, preparo la cena, charlo con vecinas y continúo con mis estudios hasta las dos de la mañana. 

– ¿Qué deporte practicás?

– Me gusta practicar todos los deportes de montaña, escalar en roca, practicar snowboard, andar en moto y hacer ráfting.

 

 
– ¿Qué estás leyendo?

– Me estoy informando sobre arquitecturas sustentables que es la característica que va a tener mi proyecto de tesis. En lo literario estoy terminando la colección de Wilbur Smith.

– ¿Qué disfrutás de la vida?

–  Disfruto un buen vino, una buena comida, de viajar y el contacto con la naturaleza me transporta y me genera tranquilidad. Todos los deportes extremos me apasionan, captan toda mi atención.

El sentido de la vendimia 

– ¿Qué relación tenés con el agro y la vid?

– Lo vivo desde niña, ya que mi padre es agricultor y hace 6 años que cultiva uva. Vivo desde muy cerca el sentimiento de añoranza, felicidad y tristeza que a veces aparece en tiempo de inclemencias climáticas.

 

 

– ¿Y qué pensás de la vendimia en general?

– Es el trabajo de todo un año de las personas que labran la tierra y viven con la esperanza de llegar a cosechar el fruto de la vid que está en cada mesa de los mendocinos para unir a las familias y amigos. No sólo el productor es el que levanta la vid sino el que la cuida, la protege, la riega todo el año esperando con ansias el fruto, la familia que lo contiene y todos los que hacen posible que el vino llegue a la mesa de cada hogar.

– ¿Pensás ver todas las vendimias que quedan?

– Si espero poder estar en todas las fiestas departamentales y diversos eventos para dar a conocer y promocionar las cualidades del departamento de San Carlos, aprovechando el hecho de ser la primera reina departamental electa.

Chacareros mendocinos, “obligados” a enterrar su producción

 

 
 
La historia se repite a lo largo del territorio mendocino. Algunos productores locales ya han pasado el arado sobre sus plantaciones debido, a la ausencia de compradores interesados en la producción y por el bajo precio de la cotización de las hortalizas, el cual no llega ni siquiera a cubrir los costos de plantación en los campos. El sector está muy preocupado por esta situación.

Hoy en día, trabajar una hectárea de tierra cuesta más de 4 mil pesos en Mendoza dependiendo del producto que se vaya a plantar. A pesar de lo que cuesta cultivar, muchos productores ya están arando sus plantaciones porque no hay demanda y la poca que se presenta ofrece precios tan bajos que no les conviene sacarla de la tierra.

Mientras que en los supermercados el kilo de cebolla ronda los $2,90, la lechuga se vende a $3, el kilo de zanahoria a $2 y el ajo a $10,70, en la chacra los valores son muy diferentes. Productores consultados por MDZ contaron que por la bolsa de cebolla reciben $8, por la jaula de lechuga (15 kilos) están cobrando $2, los 50 kilos de zanahoria salen a $5 y el kilo de ajo está cotizado entre los 25 y 35 centavos.

La diferencia entre el dinero que recibe el chacarero y lo que paga el consumidor final en las verdulerías o en las grandes cadenas de supermercados es abismal.

Sin embargo esta historia es tan vieja como también el reclamo que hacen al respecto las personas que viven de lo que les da la tierra. Hace más dos años que los chacareros sufren el aumento de los insumos y la caída de los precios de la verdura.

“Los productores estamos cada vez peor”, señaló Rodolfo Páez, un agricultor que vive en la zona de Fray Luis Beltrán, Maipú. Según lo que cuenta Páez los precios están muy bajos y no logran salvar los costos que genera el cultivo.

Hace cinco años atrás, el chacarero de Beltrán compraba la bolsa de abono de la marca que más se utiliza a $40. En ese tiempo cultivaba ajo y lo vendía a 40 centavos el kilo. En cambio, hHoy la bolsa de la misma marca de abono cuesta $230 y el ajo lo está vendiendo a entre 25 y 35 centavos.

Según los productores consultados, esta parte del año siempre es “mala” para las ventas pero aseguraron que esta temporada es mucho peor.

Hoy al panorama se suman los efectos de la crisis financiera en el mercado local, como es la retracción del consumo que baja los precios de la oferta. Y también las consecuencias de esta grave situación global en aquellas plazas que eran destino de mercadería local, como el caso del ajo argentino en Brasil.

“Desde abril hasta ahora vengo enterrando todo lo que cultivo porque no he podido sacar nada”, comentó Jaime Meseguer otro productor de Beltrán.

Meseguer a los largo del año plantó espinaca, apio blanco, ajo y cebolla. “Lo poco que he podido sacar lo he vendido a precios de hace 6 años atrás”, se lamentó el productor.

La cebolla y el ajo

Todos lo productores rurales consultados coincidieron en que la cebolla es el único producto que en esta temporada comenzó a venderse a un buen precio pero ahora está decayendo.

“La bolsa de cebolla estaba a $15 y ahora en la chacra ya se comercializa entre 8 y 9 pesos”, dijo Santiago González, un trabajador de la tierra de Colonia Bombal.

En tanto, el ajo es la gran preocupación del sector, ya que el principal comprador, Brasil, no está adquiriendo ajo argentino y le está comprando el producto a China.

“Lo que ha pasado con el ajo es histórico”, recalcó Páez. Según los chacareros los galpones no compran ajos y ya no saben qué hacer con el producto. “Para el ajo no hay precio, es invendible”,  dijo Meseguer.
 
Por el lado de los mercados mayoristas, el titular del Mercado Cooperativo de Godoy Cruz, Omar Carrasco, señaló que de lo que va del año las ventas en general han caído aproximadamente un 20%. “Los precios que se ofrecen en el mercado no llegan a lo que buscan los productores”, indicó Carrasco.

En las ferias de la provincia, en promedio, el precio del kilo de cebolla ronda $1,11 y el ajo, el bulbo cuesta $o.60.

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/83042 

Gran concurrencia a las jornadas de producción orgánica en Tunuyán

 

 
Recreo durante las jornadas.

 

Unas 120 personas asistieron el viernes a las Jornadas de Producción Orgánica y Agroecología que se realizaron en el Tiro Club de Tunuyán. Asistimos a la disertación que ofrecieron los responsables del Programa Social Agropecuario.

Unas 120 personas asistieron a las Jornadas de Producción Orgánica y Agroecología que terminaron el viernes en Tunuyán. El encuentro, que se realizó en el Tiro Club, reunió a ingenieros agrónomos, empresarios y productores que participaron de las varias charlas de las jornadas.

Una de las disertaciones de ayer estuvo a cargo de Guillermo Ander Egg (foto), quien representa a la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar de la Secretaría de Agricultura de la Nación.

Ander Egg  expuso todo lo referido al Programa Social Agropecuario, puesto en marcha hace 15 años. El programa da créditos y subsidios -de hasta $6.000 por familia- para distintos proyectos, con acompañamiento técnico.

A través de este programa se han entregado más de $15 millones, entre créditos y subsidios, a más de 5.000 familias de toda la pr0vincia.

El programa hace hincapié en las producciones agroecológicas, ya que sostienen desde la entidad que necesitan ayuda primaria.

“Debemos darle ayuda a las comunidades desprotegidas como la del noroeste del país, o la de los pobladores del secano, o las del desierto mendocino que mantienen los bosques. Esto hace a un desarrollo sustentable; no sólo para el desarrollo de estas comunidades, sino también como garantía para toda la sociedad, como forma de mantener un sistema agroecológico. Los pobladores son quienes pueden actuar más activamente y conseguir un verdadero desarrollo sustentable”, explicó Ander Egg.

Actualmente, los directivos del programa se encuentran preparando la logística para otorgar créditos y subsidios el año próximo. Para 2009, los proyectos serán enmarcados en distintos lineamientos: productivos, comercialización, comunitarios, hábitat, acceso al agua, entre otros.

 

Los departamentos más beneficiados con este programa son Lavalle, Malargüe y Alvear. En el Valle de Uco se han visto beneficiados con este programa la Feria Franca de Tunuyán, la Cooperativa Agrícola de Chilecito, varios productores apícolas, algunos puesteros de San Carlos y pequeños productores que no están organizados formalmente.

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/77682