Archivo de la etiqueta: Ricardo Funes

Mendoza: la ruta 40

<I>AUTORIDADES PROVINCIALES INDICARON QUE SE COMENZÓ A TRABAJAR EN UN CORREDOR NATURAL QUE SE ENCUENTRA DESDE SOSNEADO HASTA LA MONTAÑA, DONDE LA CORDILLERA SE ABRE EN DOS CORDONES SEPARADOS POR EL VALLE DEL RÍO DIAMANTE, EL TUNUYÁN Y EL TUPUNGATO </I>

AUTORIDADES PROVINCIALES INDICARON QUE SE COMENZÓ A TRABAJAR EN UN CORREDOR NATURAL QUE SE ENCUENTRA DESDE SOSNEADO HASTA LA MONTAÑA, DONDE LA CORDILLERA SE ABRE EN DOS CORDONES SEPARADOS POR EL VALLE DEL RÍO DIAMANTE, EL TUNUYÁN Y EL TUPUNGATO

 

Como parte de un proyecto general en el que busca unir la Patagonia con el Camino del Inca, el departamento del Valle de Uco, en Mendoza, apuesta a revalorizar esta antigua ruta desde El Sosneado hasta Pareditas. “Este es un proyecto que busca rescatar la traza de la ex ruta 40, entre Sosneado y Pareditas, que es un tramo de 170 kilómetros”, dijo el director de Turismo del departamento de San Carlos, en Mendoza, Ricardo Funes.

http://www.eldia.com.ar/edis/20131222/Mendoza-ruta-revistadomingo7.htm

La vieja ruta 40 será parte de un itinerario escénico

Como parte de un proyecto general en el que busca unir la Patagonia con el Camino del Inca, el departamento del Valle de Uco, en Mendoza, apuesta a revalorizar esta antigua ruta desde El Sosneado hasta Pareditas.

“Este es un proyecto que busca rescatar la traza de la ex ruta 40, entre Sosneado y Pareditas, que es un tramo de 170 kilómetros”, dijo a Télam el director de Turismo del departamento de San Carlos, en Mendoza, Ricardo Funes.

Este guía baqueano de la zona del Valle de Uco es un entusiasta promotor de este atractivo turístico de una ruta que va pegada a la montaña.

“Desde Sosneado arranca esta vieja ruta de gran valor histórico, paisajístico y cultural, que va a quedar preservada porque el proyecto de asfalto nuevo va más hacia el este”, agregó.

El funcionario adelantó que la idea encontró eco en el Ministerio de Turismo de la Nación, en la persona de la subsecretaria de Desarrollo Turístico, Valeria Pelliza.

“Ella no conocía el lugar, pero conocía el proyecto, y nos confirmó que una de las ideas que quería trabajar era el de la Ruta Escénica”, continuó.

“En ese primer encuentro –precisó-, Pelliza me pidió que trabajemos en conservar ese paisaje único, la cultura local, y ahí empezamos a trabajar con los puesteros locales”.

Paralelo a estas gestiones, se comenzó a trabajar en un corredor natural que se encuentra desde Sosneado hasta la montaña, donde la cordillera se abre en dos cordones separados por el valle del río Diamante, el Tunuyán y el Tupungato.

“Eso lo estamos proponiendo como un sendero de largo recorrido. Hay un sendero de 300 kilómetros por adentro de la montaña y hay dos rutas principales que están por afuera, entonces la idea es rescatar la vieja ruta 40 por un lado y el sendero de largo recorrido, por el otro”, precisó el funcionario municipal.

“Nosotros tomamos el ejemplo de Huella Andina; más de 400 kilómetros de un sendero troncal que une otros senderos. Pero este sería diferente porque las alturas son diferentes”, señaló.

“Esta es la puerta de acceso a todas las quebradas que te conducen al otro corredor, entonces lo que queda son dos líneas casi paralelas conectadas por todas las quebradas de los ríos en esos 170 kilómetros se traviezan 7 arroyos. Cada uno un paraíso con puesto, arboleda, lugar para acampar, y camping agreste”, detalló.

Funes aseguró que se precisa poner en funcionamiento circuitos que ya estaban en uso, y poner en acción refugios; hoteles refugio de Vialidad Nacional y refugios de militares en medio de la montaña.

“Esto iría bajo dos paraguas: Ruta Escénica y Senderos de Argentina. Ahora va muy bien, muy rápido. Toda la experiencia de Huella Andina la estamos aplicando y adaptando. Son kilómetros que arrancan en la estepa patagónica y terminan en la base del Aconcagua”, concluyó.

Fuente: Télam

http://www.turismo530.com/noticia_ampliada.php?id=33398

Tunuyán, San Carlos y Tupungato, se unen en un logo

Los tres departamentos quieren presentarse como parte de un mismo destino turístico. Contiene pictogramas de la cultura viluco.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Tras un concurso a través de la web, los habitantes del Valle de Uco eligieron la marca que los presentará como destino turístico en el mundo. Pictogramas basados en la cultura viluco -los indígenas que habitaron esta región-, la insinuación de un racimo de uva y una tonalidad verde intensa se convirtieron así en los signos que representarán a los paisajes, productos y servicios que este rincón de Mendoza tiene para ofrecer a los visitantes.

Pero el nuevo logo no es el único factor común que tendrán a partir de hoy los sitios turísticos de Tupungato, Tunuyán y San Carlos. Las tres comunas están trabajando juntas en la creación de un sitio web, en la elaboración de un registro común de prestadores y en su regularización, en la instalación de nuevas oficinas de informes y su equipamiento digitalmente, en el diseño de una agenda común de fiestas y eventos y en la capacitación de los gestores públicos sobre el territorio.

Más allá de la necesidad que tenían los tres municipios de unir sus atractivos en una misma oferta, recibieron un gran empujón del gobierno nacional a través del Profode (Programa de Fortalecimiento y Estímulo a Destinos Turísticos Emergentes). El Valle de Uco fue elegido como región -junto a otras del país, como Tilcara en Jujuy- para aplicar esquemas de trabajo y de financiamiento (más de 1,2 millón de pesos) a fin de potenciarse en su rol de anfitrión.
Nueva imagen

Aunque todavía no tuvo su presentación oficial en la Provincia, la nueva marca Valle de Uco ya ha sido expuesta en eventos regionales y en ferias internacionales, como la Braztoa que se llevó a cabo semanas atrás en Brasil organizada por la Asociación brasileña de Operadores Turísticos.

Fueron los mismos valletanos quienes eligieron el logo verde, que ya luce en algunas promociones de viajes y productos del valle. Las comunas contrataron al diseñador gráfico mendocino Fernando Sepúlveda para que creara los cuatro logos que terminaron participando del certamen.

Según explicó Ricardo Funes, titular de Turismo de San Carlos, las cuatro propuestas se pusieron a consideración de los vecinos hace casi dos meses. Cada habitante de la región tuvo la oportunidad de ingresar a una página web oficial para participar dejando su voto y comentarios sobre el por qué de su elección. Después de una semana, la marca ya estaba elegida.

La imagen muestra el nombre de la región estampado sobre un fondo verde y las letras de la palabra  ‘Uco’ fueron diseñadas en base a pictogramas de la antigua cultura viluca. Esto responde a la fuerte tradición ceramista que presentaban las tribus indígenas que habitaron desde el sur sancarlino hasta las márgenes del Río Tunuyán. Algunos los consideran una cultura de transición entre los huarpes de Mendoza y los mapuches de Neuquén.

Con este mismo estilo, se incluyó sobre el nombre una serie de marquitas, que forman una especie de racimo de uva y que aparentan ser pisadas de un avestruz. “Queríamos lograr una imagen que rescatara nuestros orígenes y que hablara de nuestra identidad”, manifestó el funcionario sancarlino.

El tener una marca será clave para esta nueva etapa que están enfrentado los tres municipios. En su plan de trabajo, también incluyeron la conformación de un calendario común que incluya las fiestas, espectáculos, actividades deportivas, etc. Por ejemplo, el próximo mes de noviembre será un buen momento para tomarse unas minivacaciones en el Valle de Uco. Es que en esos treinta días se celebran los tres aniversarios departamentales, la Fiesta de la Tradición, los 10 años del Camino de Altamira y una importante carrera que recorrerá toda la región, entre otras cosas.

Cada uno a su ritmo 

Aunque se plantean un programa de crecimiento en común, cada departamento del Valle de  Uco enfrenta ejes de trabajo y plazos distintos. Mientras que Tunuyán apunta más a la promoción y regularización de sus prestadores, San Carlos está haciendo reuniones en cada distrito para definir fortalezas y debilidades. Este municipio se ha propuesto recuperar los espacios públicos, fomentar la vieja ruta 40 como una ‘Ruta Slow’ y valorar la cultura local a través del Relincho Tour.

Marcelo Flores, responsable de Turismo de Tunuyán, expuso en un encuentro con agentes turísticos del departamento la necesidad de “contar con datos concretos de los prestadores para hacer posible su difusión en todos los puntos del país”.

Por este motivo es que el municipio está realizando un relevamiento y busca regularizar la situación de todas las familias que viven del rubro en Tunuyán. “Tenemos muchos emprendimientos que no están debidamente habilitados y esto es una gran barrera a la hora de querer promocionar”, dijo Flores y manifestó que el porcentaje de prestadores con todos los papeles en  regla apenas llega al 28 por ciento.

El funcionario también habló de un video promocional que desde el 5 de junio se expone en todos los vuelos de cabotaje Mendoza- Buenos Aires en Aerolíneas Argentinas y en LAN. En veinte segundos se proyecta lo más bello del departamento y del Valle de Uco.

http://www.losandes.com.ar/notas/2012/6/16/tunuyan-carlos-tupungato-unen-logo-649033.asp

Laguna del Diamante: una postal y “dos años de trabajo al pedo”

Laguna del Diamante, un paraíso mendocino.
Luego de un intenso proceso de trabajo responsable, horas antes de la presentación del nuevo reglamento del área protegida de San Carlos, la Dirección de Recursos Naturales, echó por tierra con la decisión. ¿Hasta dónde cuidamos el ambiente y hasta dónde prohibimos? Una discusión, muchas acusaciones y un caso particular que puede servir para toda la geografía de Mendoza.

Luego de un par de años de trabajo de usuarios, deportistas, empresas de turismo, puesteros, clubes andinos, Gendarmería, Ejército Argentino, Municipalidad de San Carlos y la Dirección de Recursos Naturales Renovables, el nuevo reglamento de uso de la Laguna del Diamante –a punto de ser presentado– quedó en nada. Veamos de qué se trata.

Desde hace años, los usuarios y responsables del espacio sostienen dos miradas respecto del buen uso de este espacio. Si bien unos y otros, enarbolan las necesarias banderas de la preservación del ambiente, cierto es que hay una visión más prohibitiva y otra más permisiva.

A fin de encaminarse hacia una nueva resolución de uso, al Dirección de Recursos Naturales Renovables dio formalidad a las reuniones que se venían realizando desde hace dos años y programó detallados talleres (andinismo, trékking, bicicleta, pesca, motociclismo, buceo y cabalgatas) durante el año pasado para arribar a un reglamento final. Completada la tarea, escrito el borrador y ya sobre su presentación, el organismo oficial detuvo el proceso y volvió a todo a fojas cero.

La nueva letra permitía una utilización más ampliada de la zona, según el resultado de lo propuesto en los talleres. Sin embargo, ahora todo parece haber quedado en nada.

Laburando al pedo

Hablemos con Ricardo Funes, sancarlino, andinista, prestador y organizador, durante años de multitudinarias campañas de limpieza en “su” Laguna del Diamante: “Propusimos un uso más amplio de la reserva; se avanzó en los talleres en este sentido con Recursos Naturales. Ahora, por la acción de un par de guardaparques, anulan todo. Lo voy a resumir: fueron dos años de trabajo al pedo. Se pidió colaboración, comprensión, consenso y ahora resulta que triunfó el modelo de prohibir todo: deportes, cabalgatas y caminatas, por ejemplo. Fueron dos años en los que cobran por el Estado se sentaron a la silla y los que no estamos pagados por el Estado, dejamos nuestras tareas para sentarnos a la silla y no sirvió para nada”.

Tal como están las cosas, son los guardaparques –por ejemplo– los que deciden quiénes pueden subir el volcán Maipo y quiénes no: “y ellos ni siquiera conocen el cerros y sus sendas. Y ha pasado que demoren durante horas a grupos del Club Andino San Carlos y, al mismo tiempo, dejen pasar a porteños sin ninguna experiencia”

Un tema de fondo tiene que ver con la llamada zona intangible y la zona de tránsito normal.

Al momento de aprobar lo actuado, se dice que dos guardaparques acudieron al Iadiza, al Cricyt y a las fundaciones ecológicas Oikos y Cullunche para denunciar que la nueva letra supondría un avasallamiento ambiental. “Nadie mejor que nosotros para saber cómo cuidar este espacio. Nosotros y los puesteros nos hemos criado aquí. Durante muchos años, hemos limpiado la laguna y conocemos cada rincón de esta reserva. ¿Cómo vamos a promover el daño, si hemos dedicado toda una vida a cuidar la laguna?”, se lamenta Ricardo Funes.

Entre otros perjuicios por la inacción, esta gente de San Carlos que trabaja en turismo aventura obtuvo un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para adquirir monturas y trabajar en conjunto con los puesteros en cabalgatas y caminatas para turistas. “Incluso, la resolución en vigencia, ordena, incluso a los puesteros, por dónde tienen que andar y por dónde no, además de considerar a sus perros como ‘mascotas’ y no como históricas herramientas de trabajo. Si uno no conoce la vida de un puestero, no puede venir a legislarla desde un escritorio”, sigue Funes.

“Ahora dicen que no avanzarán hasta que no se hagan estudios científicos, pues tendrían que haberlos hecho en estos años y asistir al proceso junto a nosotros. Que nos digan qué van a hacer los puesteros o que vamos a hacer ahora con nuestras reservas de turismo. Nosotros queremos una reserva abierta, recreativa y deportiva, con posibilidades de sustento y desarrollo para los habitantes de la zona”, finaliza Funes.

Llama la atención que otras reservas, como el Parque Provincial Aconcagua, por ejemplo, no tengan reglamentos semejantes y ni siquiera intención de avanzar en este sentido.

Dice la Municipalidad de San Carlos

En la coordinación de todas las acciones, estuvo Graciela Lassalle, titular de Turismo de la Municipalidad de San Carlos. Oigámosla, porque la funcionaria no tiene pelos en la lengua: “En lo personal, tengo mucho fastidio con el tema. Es una falta de respeto absoluta a toda la gente que ha trabajado. Son muchos y de distintos ámbitos: gobierno de Mendoza, Municipalidad de San Carlos, Gendarmería, Ejército, clubes andinos, puesteros, prestadores, deportistas, pescadores… La participación fue constante, mucho tiempo invertido, muchos viajes. Ahora, se echan para atrás y yo realmente no entiendo nada. Debe haber alguna cuestión política oculta y que desconozco”, inicia.

“Nos unimos para trabajar y, en mi caso, lo hice buscando consenso. El trabajo de Laura Sorli, de Recursos Naturales, fue muy bueno, con mucha consulta, pero la decisión de la cúpula fue otra. Parece que ganó la política. Logramos un resultado y esto que ha pasado parece una gastada. Los que se quejan, nunca estuvieron acá para dar su valiosa opinión. Ahora, Recursos quiere tres meses más, como si no supieran que este lugar es reserva desde 1995. Realmente molesta la forma vergonzosa en que todo se ha dado”, finaliza la funcionaria sancarlina.

La palabra de Daniel Gómez, titular de Recursos Naturales

Vamos a la palabra del funcionario al que apuntan todas las críticas: Daniel Gómez, director de Recursos Naturales Renovables de Mendoza, organismo dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente, de Guillermo Carmona.

– ¿Cómo explica que dos años de trabajo hayan quedado en nada?

– No fueron dos años y no han quedado en nada. Nosotros íbamos a hacer una validación de la resolución de todo lo hecho este año. Cuando tuvimos la resolución –con la estratégica participación de todos– la pusimos a consideración de los guardaparques y ahí apareció la observación de ellos, quienes se encargan de trasladarla al Iadiza (Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas). Además, los guardaparques hicieron referencia a cinco profesionales que se oponen a la nueva reglamentación.

– ¿Y por qué no participaron durante estos dos años, como hubiese correspondido?

– Luego de la acción de guardaparques, ellos se manifestaron. Para ser claro, mire: si nosotros, como Dirección de Recursos Naturales Renovables, no hacemos lugar ahora a la postura del Iadiza, nos comemos un amparo.

¿Cuáles son las observaciones?

– La gente de Iadiza tiene una posición dura respecto de modificar la zona intangible. Ahora, lo oportuno será que hagan un monitoreo hasta marzo para definir la nueva resolución. También vamos a incluir a ambientalistas y profesionales de la UNCuyo. Dentro de 90 días, estará terminado.

– ¿Por qué no aplican el mismo criterio, por ejemplo, para la reserva Parque Provincial Aconcagua, donde, a diferencia de Laguna del Diamante, se puede hacer de todo y hasta ustedes lo ponen como ejemplo de gestión?

– Nosotros quisimos proponer al Iadiza un concepto semejante al del Aconcagua, con senderos, pero en principio no hubo caso. Yo entiendo las críticas… En verdad fue un trabajo de muchos meses y lamentablemente no fue posible habilitarlo. Nosotros no podemos equivocarme en esto: la zonificación debe ser muy precisa.

– ¿Entonces es el Iadiza el organismo que determina el uso de las áreas protegidas?

– No: el organismo es la Dirección de Recursos Naturales Renovables. La decisión final la tomamos nosotros, pero no podemos dejar de consultar a todos. A fines de marzo, la decisión saldrá de aquí.

Según parece, son guardaparques los promotores iniciales de las trabas…

– Sí, pero esta también es una experiencia piloto para otras zonas. Y cuando demos a conocer la orden de cómo gestionar el uso, todos los guardaparques tendrán que acatar lo decidido. Ahora, escucharemos a todos y después decidiremos lo que corresponda, siempre a favor del respeto del ambiente.

Así las cosas, con la temporada ya iniciada, la decisión final es que lo trabajado durante dos años queda en anda, hasta tanto se expidan, en primer término, el Iadiza y los ambientalistas y, finalmente, Recursos Naturales. Al respecto, está en danza la discusión sobre quién pagará ahora los nuevos estudios. Según parece, la intención es que esta nueva factura caiga –¿cuándo no?– en Recursos Naturales. Sería así: “Alto, me opongo; quiero estudiar el tema, pero lo pagás vos”.

¿Los perjudicados directos? Puesteros, deportistas, prestadores, turistas y un gran grupo de personas que trabajó durante dos años, “al pedo”, como señalan. Será de esperar, además de que prime la bandera del cuidado ambiental, que no se repita una conclusión vergonzosa para un proceso de consenso que debió ser ejemplar.