Apartados

10 buenas prácticas para gestionar un plan de responsabilidad ambiental para Pymes

 

Kimberly-Clark en conjunto con el Instituto Argentino de Responsabilidad Social, IARSE, presentan un listado de consejos prácticos para incentivar a las pequeñas y medianas empresas a cuidar el medio ambiente.

 

  • Esta información es parte de “Integrity Project”, un programa de capacitación para la cadena de valor que impulsa la compañía desde 2009 y que busca fortalecer a sus proveedores para crecer sustentablemente.

 

 

Buenos Aires, junio de 2016. Kimberly-Clark, la compañía líder mundial en el desarrollo de productos descartables para la salud, la higiene y el cuidado personal, en asociación con el Instituto Argentino de Responsabilidad Social, IARSE, presentan 10 buenas prácticas para desarrollar y gestionar un plan ambiental en pequeñas y medianas empresas. La información es parte del programa de capacitación “Integrity Project”, que fortalece e impulsa a los proveedores a desarrollar una gestión orientada a la Sustentabilidad.

 

Las empresas dependemos, de una manera u otra, de materias primas e insumos del medio ambiente. Independientemente del tamaño de la empresa u organización todos tenemos la responsabilidad social de minimizar el impacto negativo en el mismo. Es más, de dejar el medio ambiente mejor de cómo lo encontramos. Este es un compromiso que que queremos compartir con firmeza en este el mes del medio ambiente”, asegura Fernando Hofmann Director de Asuntos Legales y Corporativos LAO-Regioìn Austral.

 

Entre las prácticas aconsejadas en materia de medio ambiente en la Guía de Sustentabilidad desarrollada por Kimberly-Clark junto a IARSE, se encuentran:

 

  1. 1. Audite regularmente el desempeño social y ambiental de la empresa

Obtenga una dimensión real de los impactos de su empresa midiéndolo a nivel social y ambiental. Calcule sus consumos de agua, electricidad, combustibles, lubricantes, papel, envases descartables, plásticos, packaging, materias primas de origen no renovable y renovable, emisión de residuos y desechos, etc. Sólo conociendo esos impactos la empresa se podrá plantear reducciones, cambios, mejoras, etc.

 

  1. Comprométase íntegramente con la legislación vigente, pero siempre que sea posible, vaya más alláì de lo que la misma establece.

Establezca compromisos y modelos ambientales para su empresa que incluyan metas formales. Tales compromisos deberán determinar las intenciones en todo lo que se refiere al medio ambiente: en el proyecto, en la producción y en la distribución de sus productos y servicios. Estructure su negocio de manera de incluir criterios de sustentabilidad que abarquen desde las instalaciones hasta el diseño de los procesos, y el uso racional y bien planeado de los recursos naturales. Comprométase íntegramente con la legislación vigente, pero siempre que sea posible, vaya más alláì de lo que la misma establece.

 

 

  1. Recicle y reutilice en la medida de lo posible

Residuo representa todo aquello que no se puede utilizar o vender, y por lo cual se deberáì pagar para buscarle una alternativa. Transmita ese concepto a sus empleados, colaboradores y proveedores. Pídales sugerencias para la disminución del residuo mediante las 4 “R”: Reducción, Reutilización, Recuperación y Reciclaje de materiales.

 

  1. Use productos de limpieza no tóxicos y otorgue preferencia a los orgánicos

Hay una gran variedad de productos de limpieza en el mercado que son considerados menos perjudiciales al medio ambiente y a la salud. Verifique con la compañía de servicios de limpieza o con su proveedor de insumos, las especificaciones de los productos que están siendo utilizados en su empresa y compárelas con los atributos y componentes de opciones alternativas que el mercado de productos sustentables y amigables con el ambiente ya ofrece. Infórmese también sobre criterios y forma de descarte, seguridad de procesos y almacenamiento, PH, inflamabilidad, índice de abrasión y otros factores de riesgo.

 

  1. Utilice iluminación inteligente, priorizando siempre la luz natural

Hay muchos productos alternativos en el mercado que proporcionan mejor iluminación y significativa economía en el consumo de energía eléctrica. Algunos ejemplos: censores de ocupación para locales frecuentemente desocupados, reflecto- res eficientes, instalaciones con modelos fluorescentes y lámparas fluorescentes compactas o del tipo LED. Reemplace para evitar el uso de sistemas incandescentes que además son más inseguros y generan más calor. La mayor parte de esos productos tiene precios compensadores, en función de la mayor durabilidad.

 

  1. Brinde la posibilidad de trabajo a distancia cuando sea posible

Cuando sea posible y conveniente, permita que los empleados trabajen en sus casas. Utilice correo electrónico, líneas extras de teléfono y otras tecnologías de bajo costo para que ellos se comuniquen desde su casa con la oficina. Entre otros beneficios, esa medida contribuye a reducir la emisión de gases contaminantes y la congestión del tránsito por el uso de medios de transporte.

 

  1. Diagrame y controle el uso racional de sus vehículos y los de sus proveedores

Existen múltiples recursos para organizar, controlar y racionalizar el movimiento de vehículos de una flota de empresa. Muchos de ellos permiten lograr no sólo una sensible reducción de costos operativos, sino que a la para la empresa cuida de su gente y de la comunidad, disminuye su impacto ambiental, aumenta la duración de los bienes, evita congestionamientos de tránsito, vigila y protege el contenido de las cargas, etc. En algunos casos, es posible involucrar a vehículos de sus proveedores es esto sistemas, asegurando un menor impacto económico, social y ambiental, con notable reducción de riesgos.

 

 

  1. Realice un sistema de reciclaje de los recursos en desuso

Trabaje con sus clientes de forma que le retornen envases, productos usados y/o viejos provistos por su empresa y/o por otras; más alláì del material empleado en el envase o envoltorio del producto, analice cualquier otro que pueda ser reutilizado o reciclado por su empresa o por alguno de sus proveedores. Al proyectar nuevos productos o nuevos envases, si es posible, integre a ellos el concepto de reducción, reutilización, recuperación y reciclaje.

 

  1. Evite comprar y/o utilizar productos que generen residuos

Al realizar compras de su empresa, busque productos que sean más durables, de mejor calidad, reciclables o que puedan ser reutilizados o recuperados. Evite productos descartables como vasos de papel, telgopor o plástico; botellas o garrafas de PET no retornables, etc.

 

  1. Motive a los empleados a cuidar y preservar la naturaleza y todo tipo de recursos

Incentive a los colaboradores para que busquen maneras alternativas de evitar desperdicios y practicas contaminantes. Estudie la posibilidad de premiarlos realizando, por ejemplo, donaciones en sus nombres para una institución de caridad. Nombre periódicamente un “campeón verde”, que demuestre el compromiso de su empresa con el medio ambiente.

Acerca de Kimberly-Clark

Kimberly-Clark y sus renombradas marcas globales son una parte indispensable de la vida de las personas en más de 175 países. Cada día, cerca de un cuarto de la población mundial confía en sus marcas y en las soluciones que brindan para mejorar su salud, higiene y bienestar. En Kimberly-Clark la sustentabilidad es parte integral del negocio, lo atraviesa de manera transversal y forma parte de su esencia. Bajo su estrategia de sustentabilidad, la Compañía busca innovar continuamente en diferentes productos para cada necesidad y etapa de la vida, generar un impacto positivo en el entorno y contribuir al progreso socio-económico en las comunidades en las que opera.  En Argentina, sus iniciativas internas y externas están enfocadas en la mejora de la  Educación, la Salud e Higiene y la preservación del Ambiente. Con marcas como Huggies, Scott, Kotex, Kleenex, Poise, Plenitud y Kimberly-Clark Professional, entre otras; Kimberly-Clark sostiene su posición Nº1 o Nº2 en más de 80 países. Para estar al tanto de las últimas noticias de Kimberly-Clark o para conocer más sobre la compañía y sus más de 140 años de historia e innovación, visitá:

www.kimberly-clark.com.ar;

www.facebook.com/kimberlyclarkARGENTINA;

www.twitter.com/kimberlyclarkAR y

www.youtube.com/kimberlyclarkARG

Para más información: Ketchum Argentina- 4832-7700

Carolina Castillo – carolina.castillo@ketchum.com.ar

Florencia Cappelli – florencia.cappelli@ketchum.com.ar

Valle de Uco: productores frutícolas abandonan cultivos

Las maquinarias que arrancan plantas y las tierras en alquiler muestran la situación crítica a la que llegó el sector, sumido en un desfinanciamiento de años, suba de costos y pérdidas por el clima.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Es una de los zonas más privilegiadas para el cultivo de frutales y hortalizas. Pero aún con 17.370 km2 de superficie y con reconocimiento internacional para los productos de la región, varias actividades -entre ellas la frutícola- se encuentran sin rentabilidad, lo que empuja a los productores a replantear el destino de sus esfuerzos. Así las cosas, por lo magros precios pagados al productor, manzana, pera, membrillo y durazno dejaron de ser una opción para el cultivo.

“No tengo capacidad real de enfrentar las labores culturales que se vienen con el invierno y ya estoy cansando de pedir subsidios. El poco durazno que saqué tiene ahora buen precio. Pero la triste paradoja es que, aunque vale más que otros años, no lo pude colocar bien en el mercado porque tenía condiciones fitosanitarias pésimas”, comentó angustiado Raúl, un pequeño productor tupungatino que hoy se encuentra en la disyuntiva real de continuar o no con su plantación.

Sucede que el exceso de lluvias, que afectó fuertemente las cosechas, vino a agudizar una situación de desfinanciamiento que los productores vienen declarando desde hace años. En una corta recorrida por las áreas productivas de la región valletana, hoy se pueden ver maquinarias arrancando plantas de pera, viñedos cargados de racimos que nadie cortará, fincas históricas que hoy se alquilan para cultivos anuales y hectáreas y hectáreas de frutales que ostentan su podrida producción en las ramas.

“El aumento de valor que hoy tienen ciertos productos -debido a su escasez en el mercado- no compensa la caída de la producción y el aumento de los costos. Con tan poca rentabilidad, no hay dinero para trabajar el campo y esto derivará en una pérdida de calidad para el próximo año”, apuntó Alberto Carletti, presidente de la Cámara de Comercio, Agricultura e Industria de Tunuyán y vicepresidente de la FEM. “Los privados están haciendo un esfuerzo enorme por mantener a su personal, pero no sabemos hasta cuándo”, agregó.

La fruticultura es la que vive la peor situación. Mientras que al ajo lo salvó el precio de la exportación, la nuez logró sobreponerse a tanta humedad y el durazno pudo pelear cierto valor en el mercado; la producción de uva cayó un 40 por ciento y el panorama en frutas de carozo y pepita es desalentador.

Víctimas de una erradicación sistemática de décadas, la manzana, cereza y el membrillo tienen cada vez menos incidencia en la región. Este año la situación se agravó. Los productores de pera aparecen con la situación más crítica. En un escenario de aumento de costos y caída de producción por las lluvias, las malas condiciones fitosanitarias le cerraron las puertas a la posibilidad de comercializar con Brasil.

Esta caída en la cosecha se trasladó al sector de la agroindustria en la región. Sólo por citar un ejemplo, el Frigorífico Tunuyán -uno de los más grandes de la zona- trabajó en el 2008 con 250 mil cajas de pera de exportación. El número fue cayendo progresivamente. Este año no recibió ni siquiera una de estas cajas para conservar.

Frigoríficos, galpones de empaque y conserveras del Valle de Uco denuncian una situación crítica como pocas veces han vivido. La misma hizo eclosión en los últimos meses con los desmesurados aumentos en el precio de la energía.

“Con tierras, disponibilidad de agua, maquinarias propias y todas las ganas de salir adelante no me queda otra que alquilar las tierras para cultivos anuales y vivir con un sueldo de jubilado”, se queja con impotencia Santiago Arrastoa, un productor de peras, duraznos y chacras de la zona de La Primavera en Tunuyán. El hombre arrancó más de 20 hectáreas de peras y manzanas en los últimos años y asegura que el panorama actual lo “deja sin salida”.

La erradicación de los frutales de pepita es un fenómeno que, lejos de revertirse, se acentuó en la última década. Tanto que Tunuyán pasó de ser Capital de la Manzana con miles de hectáreas a contar hoy con un poco más de 300 ha, como aseguran desde las cámaras locales. Por otro lado, los finqueros que tienen su propiedad cerca del núcleo urbano terminan por destinarlas a un fin inmobiliario, mucho más rentable hoy.

“Pero arrancar tampoco es sencillo, tiene un alto costo y la reconversión implica capital de trabajo, que hoy no pueden asumir. Además, abandonar una actividad para asumir cuál otra. El panorama no es alentador”, reflexiona Carletti. El empresario sostuvo que años atrás muchos se reconvirtieron a la vitivinicultura, pero el exceso de oferta también les jugó en contra. “Hoy tienen precio, pero sólo porque la naturaleza terminó regulando la oferta y demanda. No es definitivo”, agregó.

Si bien Carletti informó que han elevado un pedido al Ministerio de Energía de la Nación para que reconsidere un subsidio sobre la tarifa eléctrica para el sector que utiliza el sistema de bombeo en el riego agrícola, desde la Cámara de Tunuyán dejaron en claro que se oponen conceptualmente a los subsidios.

“La situación de las economías regionales se tiene que normalizar”, dijo el empresario.

 

El impacto en los frigoríficos

Como consecuencia de la crisis del sector primario, los establecimientos que dependen de esa oferta se han visto seriamente afectados. Desde la Cámara de Tunuyán señalaron que durante esta temporada trabajaron sólo cuatro de los 20 galpones de empaque que hay en la zona, ALCO prácticamente no elaboró y los frigoríficos lo hicieron a muy baja escala.

“Este año entró sólo el 25% de la fruta que ingresa en un año normal”, resumió Pedro Alonso, de Frigorífico Tunuyán. Allí trabajan con distintos productos, principalmente de exportación: pera, manzana, durazno, ciruelas, cereza. Hasta no hace mucho tiempo tenían requerimientos para mantener incluso la fruta que iba para industria, pues las conserveras primero trabajan el durazno y luego la pera.

Ahora no ingresó ni la de exportación y la poca actividad es con la papa (semilla) y esperan hacerlo con el ajo que sale al exterior. “No tener qué enfriar, ya habla de un mal año. Pero a eso se nos sumó el abrupto crecimiento de la tarifa eléctrica”, comenta Alonso. “Hemos pedido que se nos sume a un plan de las firmas electrointensivas del país”, agregó.

Conservación, desarrollo y legitimidad social en la cordillera del Valle de Uco

El periodista especializado en temas vinculados con la montaña, Nicolás García se explaya sobre una rica zona de Mendoza en esta columna.

Conservación, desarrollo y legitimidad social en la cordillera del Valle de Uco

Nicolás García

Los parajes cordilleranos de Tunuyán podrían ser el escenario de una saga épica, desde su geografía poderosa hasta los nombres resonantes, como Cuesta de los Afligidos, Cordón de las Delicias o cerro Tres Picos del Amor. La zona entre el Manzano Histórico y el límite con Chile es además un corredor histórico a través de los Andes. Y uno de los contados accesos públicos a las montañas que tenemos los mendocinos.

Es también el centro de varios conflictos, al menos dos de los cuales tienen que ver con el interés público: un emprendimiento turístico e inmobiliario en el fallido centro de esquí Manantiales y el intento de llevar el camino a Chile por el Portillo Argentino- Paso de los Piuquenes.

Las dos iniciativas se encuentran dentro de un Area Natural Protegida provincial, la reserva Manzano-Portillo de Piuquenes (Ley Provincial 8.400, del 15 de febrero de 2012). En ambos casos se iniciaron obras sin las debidas autorizaciones ambientales, causando impactos no determinados en la reserva.

La buena noticia es que la reacción de buena parte de la comunidad local -y de la opinión pública- generó la presión necesaria para detener las topadoras. Al menos hasta que se realicen los procedimientos que marca la ley. En otras palabras, que exista una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada y que los proyectos tengan “legitimidad social”, avalada en una audiencia pública.

A libro abierto

La novedad es que, a raíz de este conflicto y de otro caso similar, la Secretaría de Ambiente está por emitir una Resolución para garantizar el acceso público a la información de este tipo de emprendimientos. Así lo confirmó a MDZ el Jefe de Gabinete de Ambiente, Eduardo Sosa. La idea, explicó, es “ampliar mucho el acceso a la información por parte de los distintos actores, con tiempo suficiente antes de las declaraciones de impacto ambiental y las audiencias públicas”.

En el caso de Manantiales, hay muchos puntos confusos que poner sobre la mesa. Uno de los más relevantes es porqué el intendente Martín Aveiro autorizó un proyecto en el cual el municipio no tiene competencia. Se trata de una reserva, cuya autoridad de aplicación es la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza (DRNRM). (Aveiro argumentó en una nota de MDZ que no lo sabía: creo que ese pretexto lo deja peor parado que cualquiera que sea el motivo real).

Otro punto es porqué los privados que impulsan este desarrollo no acataron la orden de frenar las obras, en las ¡cuatro! inspecciones de la DRNRM. La primera fue el 22 de enero, y los guardaparques le entregaron la notificación al propietario del proyecto, Horacio Junco. Meses después, el 26 de abril, como las obras seguían a pesar de nuevas inspecciones, Recursos decidió imponer una multa de 200.000 pesos (Resolución 163). Junco rechazó la penalidad mediante sus abogados. La semana pasada hubo nuevas instancias: Ambiente solicitó que se acredite la personería jurídica de la firma detrás del proyecto. Junco, por su parte, volvió a recurrir el trámite administrativo, que probablemente llegue al cuarto piso de la Casa de Gobierno.

Desde Ambiente aseguran que el proceso continúa y que llegado el caso se puede aplicar un artículo de la Ley de Preservación del Ambiente (nro. 5.961, la misma que establece el requerimiento de la DIA). Este artículo contempla la demolición de las obras “a cargo del proponente”.

Es más fácil pedir perdón que permiso

El viejo sendero que cruza los Andes entre el Manzano y el Cajón del Maipo (Chile) ha sido un paso cordillerano desde que existe registro. Los jesuitas lo aprendieron de los pueblos originarios. Vio pasar a viajeros ilustres, columnas militares y a un intenso comercio de ganado en pie -hasta 2.000 vacas juntas-. Soldados del Ejército de los Andes murieron de frío guardando el Portillo Argentino y San Martín regresó de su campaña por este boquete. Don Charles Darwin le dedicó unas páginas en su diario de viaje y Fidel Roig Matons se instaló en la zona para bocetar sus pinturas de la gesta libertadora.

De hecho hay pocos lugares que se ajusten a la idea de camino histórico como este hilo de piedra y polvo que hace siglos franquea montañas, valles y ríos.

Es, además, un patrimonio natural muy relevante. (O, por decirlo como realmente lo pienso, uno de los lugares más lindos del mundo). Una de las claves de este sitio, que es a la vez íntimo y descomunal, es el Portillo Argentino. Un tajo de apenas un par de metros de ancho, a 4.380 metros, en la muralla del Cordón del Portillo. Uno trepa y trepa hasta allí, sin ver otra cosa que el granito de las paredes, la roca de las morenas y el polvo de la senda. Hasta que un golpe de viento frío anuncia el mundo que está a punto de abrirse ante los ojos: un enorme valle, rematado por los picos nevados de la Cordillera Principal hacia el oeste. Un paisaje que nunca ha sido hollado por vehículos a motor.

En una cavidad del portezuelo, los arrieros y viajeros han dejado durante años sus pañuelos, velas y otras pequeñas ofrendas. Un bonito testimonio y un homenaje a las montañas, que le da un aire de santuario al portillo.

En este sitio metió una topadora la Dirección de Vialidad el año pasado, con aval del anterior gobierno, del intendente Aveiro y con una confusa autorización de la Dirección de Recursos. La idea, explicaron, era llevar una “huella turística” hasta Chile. Sin contar con ningún estudio ambiental ni de ingeniería, ni una gota de sentido común; es siempre más sencillo pedir perdón que permiso.

También en esa oportunidad la oposición de los vecinos del Valle de Uco, los gauchos de la zona y los prestadores turísticos (entre los que me incluyo) logró que se detuvieran las obras. Actualmente la iniciativa recorre dos itinerarios administrativos: uno en la Fiscalía de Estado (ya que Vialidad es una dependencia estatal), y un expediente propio de la Dirección de Recursos.

Si un desarrollo turístico e inmobiliario en la reserva Manzano-Piuquenes y un camino para 4×4 en el sendero del Portillo Argentino constituyen aportes al bien común o no, dejemos que lo decidan los actores de la sociedad… los habitantes, la iniciativa empresaria, los científicos y los administradores de nuestro patrimonio -funcionarios y legisladores-. Por mi parte, creo que genera mayor riqueza para la comunidad, a largo plazo, poner las fichas en la conservación y puesta en valor de estos tesoros naturales y culturales.

Pero el punto central y que no me parece discutible es el modo en que se llevaron a cabo estos proyectos, a la vieja usanza de la política mañosa del hecho consumado. Por el costado de la ley y sin un consenso básico. Ese conflicto es tan profundo como el daño ambiental.

Filman en Mendoza un policial con gran despliegue de producción

La película “Chips”, dirigida por Rubén Darío Pérez, comenzó a gestarse hace nueve años y actualmente está en etapa de rodaje. Los detalles de esta ambiciosa propuesta.

En estos últimos años, Mendoza ha reactivado fuertemente la producción de películas a través de títulos como Road July, Algunos días sin músicaLa pasión de Verónica Videla; y la recientemente finalizada Los ojos llorosos. Ahora es el turno de Chips, un proyecto que comenzó a gestarse hace nueve años tras participar en las Clínicas Audiovisuales dictadas por el INCAA e Idits en el año 2007, y que actualmente está en plena etapa de rodaje.

La película, dirigida por Rubén Darío Pérez, tiene como protagonistas a Pablo Rodríguez Albi, Marián Carral, Martín “Tino” Neglia, Diego Ríos; entre otros destacados actores de la provincia. Las locaciones en las que se está filmando este proyecto incluyen el Valle de Uco, más precisamente San Carlos; y también se rodarán escenas en Godoy Cruz, Guaymallén y Capital.

Con más de 40 escenarios diferentes, más de 20 actores, 60 extras y técnicos mendocinos;Chips pretende ser un policial sin precedentes en la provincia.

Chips película rodaje
Foto: Luli Videla.

Para poder llevar a cabo la producción de la película, el equipo buscó diversas formas de financiamiento, como auspicios y sponsoreos. Pequeñas y grandes empresas, y también instituciones como la Escuela Regional de Cine de Mendoza, los municipios de San Carlos, Godoy Cruz y Capital; han sumado su apoyo a esta iniciativa.

En 2015, tras realizar una capacitación brindada por el INCAA y ENERC, arrancó el proceso de preproducción de Chips; incorporando además la modalidad crowdfunding, procedimiento de financiamiento colectivo que propone ser parte de un proyecto, y que contempla para quienes den su apoyo económico una serie de premios y recompensas. Para mayor información sobre todo lo que tiene que ver con la realización de la película Chips, y la chance de de ser parte de este proyecto, podés ingresar a los siguientes sitios ww.lumaudiovisual.com.ar o www.peliculachips.com.ar

Chips sinopsis

Redes

Web: www.peliculachips.com.ar

Web: www.lumaudiovisual.com.ar

Facebook: www.facebook.com/PeliculaChips

Facebook: www.facebook.com/ComunidadChips

Instagram: www.intagram.com/Lumaaudiovisual

Twitter: www.twitter.com/@PeliculaChips

Película chips nota 2
Foto: Luli Videla.

Declaraciones y Participaciones

Declarada de interés cultural por la Provincia de Mendoza

Declarada de interés cultural por la Honorable cámara de diputados

Declarada de interés cultural por la Municipalidad de San Carlos

Declarada de interés cultural por la Municipalidad de Capital

Declarada de interés cultural por la Municipalidad de Godoy Cruz

Participante de las Clínicas dictadas por el INCAA e IDITS

Participante del Taller de Desarrollo de Proyectos dictados por INCAA y ENERC

https://drive.google.com/a/mdzol.com/file/d/0B0MGOIUTtfbuME5GUDZHdTZKSFU/preview

Americanto 2016: un cierre a lo grande con “Arbolito”

Domingo 5 de Junio de 2016La banda de folk rock fue la figura del encuentro por el que también pasaron gran talentos locales. La sorpresa de la noche: Lamoladora.
Por: Eugenia Cano – en Twitter @EugeCanon

El sábado concluyó una edición más del festival Americanto, que este año tuvo la particularidad de realizarse de forma itinerante por la provincia. El punto de cierre fue por partida doble en el estadio Vicente Polimeni de Las Heras con la banda Tonolec como figura central del viernes y el sábado con los integrantes de Arbolito.

La agrupación de rock folk se puso al hombro la efervescencia de la última jornada por la que también pasaron importantes talentos locales como “Ayllú Waira Familia del Viento”, la Murga La Buena Moza, el grupo de percusión Lamoladora y del Departamento del Rivadavia el proyecto “Santos Guayama”.

Foto: Axel Lloret/

Desde las 20hs que su anunció el evento y hasta el último segundo en el que se encendieron las luces del estadio cerca de la una de la madrugada, se vivió un clima de fiesta donde el público acompañó a cada uno de los artistas que pasaron por el escenario. Fue un gran final para uno de los encuentros culturales con más arraigo en Mendoza.

LA FERIA DEL LIBRO 2016 ITINERANTE.                                         Tal como viene trabajando la Secretaría de Cultura de la provincia, la Feria del Libro este año será itinerante. Durante el festival se anunció que el encuentro literario provincial no se realizará en el Le Parc como vino sucediendo en los últimos años con un gran despliegue, sino que se realizará segmentado por los distintos distritos culturales de la provincia.

La Buena Moza: canto que ilumina

Pasadas las 21, ya agitaba la alegría del carnaval la murga mendocina estilo uruguayo, La Buena Moza, que continúa celebrando sus 15 años de trayectoria. Con este equipaje de canciones el grupo recorrió parte de su repertorio.

La formación integrada enteramente por hombres le regaló al público sus creaciones tocando temas que hablan sobre la corrupción, el dietazo de los Legisladores a costa del pueblo (la murga ya cantaba sobre esto en su espectáculo “Marionetas”), la hipocresía y una crítica a los medios de comunicación.

Foto: Axel Lloret/

La sorpresa fue casi al final de la presentación cuando el grupo invitó a cantar a los chicos del Jardín Mocositos del Barrio 26 de enero con quienes se lleva adelante un taller de iniciación musical. Fue uno de los momentos más emocionantes de la noche.

Foto: Axel Lloret/

“El festival debe seguir conservando su esencia. Que nadie nos venga a cortar la primavera”, dijo Daniel Bernal, el director musical y escénico de la murga, en su saludo de agradecimiento final. El show de rostros pintados, tambores y celebración popular concluyó como debía de ser, bailando entre el público y a pura sonrisa.

Gran presentación de La Buena Moza en el marco de la edición 2016 del Americanto. Una formación que sigue marcando un rumbo dentro del género murguero local con talento, calidad y sensibilidad social.

La ovación de la noche: Lamoladora, percusión de alto impacto

Mientras todavía el Polimeni mantenía la euforia por el paso de la murga La Buena Moza, se subió al escenario Lamoladora que resultó ser la gran sorpresa de la noche para muchos que nunca habían escuchado al grupo. Una banda mendocina de percusión que vibra a mil motores y que despertó los únicos aplausos de pie de la noche con ovación y bis incluido.

Arbolito: pogo folclórico

Luego de una gran actuación de la banda rivadaviense “Santos Guayama” llegó el turno esperado con “Arbolito”, la banda que dentro del folclore argentino sabe batir una fórmula muy poderosa de sonidos autóctonos con batería, bajo y guitarras eléctricas. Además de llevar en sus letras un potente mensaje de compromiso social.

Foto: Axel Lloret/

La agrupación compuesta en 1997 por egresados de la Escuela de Música Popular de Avellaneda, en Buenos Aires, trajo al cierre del Americanto un recital que la gente acompañó con baile y pogo. Sí pogo, porque Arbolito sacude los sentidos con canciones en las que se desdibujan los géneros y se puede estar rockeandola con instrumentos de viento, como bailar una chacarera electrónica minutos después. Así de versátil es la propuesta.

Con un discurso combativo y de mensajes de conciencia social y ecológica, la banda tocó más de 15 temas. Alguno de ellos fueron: “Saya del yuyo”, “Este abrazo”, “América Bonita”, “La costumbre” y “Pachamama”.

Foto: Axel Lloret/

Los músicos también se refirieron a la lucha contra la violencia de género que tuvo su segunda marcha multitudinaria en todo el país el último viernes. Se sacaron una foto junto a un cartel con el lema #NiUnaMenos. También hubo un claro mensaje de apoyo al cuidado del agua en Mendoza y en contra de la Megaminería.

Foto: Axel Lloret/

El Americanto del Bicentenario se despidió así de una edición que por su impronta federal quedará como una página distintiva dentro de su historia. El Secretario de Cultura, Diego Gareca, dijo en este sentido, que se terminó la mirada centralista de la cultura y que la intención de la cartera es que el arte se viva activamente en todos los municipios.

Cabe recordar que el evento comenzó el pasado 8 de mayo y fue recorriendo lo que la gestión actual de Gobierno ha denominado “distritos culturales” divididos por región. El arranque fue en la zona Este, se llegó al Valle de Uco, el Sur, Norte provincial y la zona Metropolitana con las dos jornadas en el Departamento de Las Heras que se vivieron este fin de semana. Por la programación pasaron artistas de la talla de Chango Spasiuk, el Dúo Coplanacu y Juanita Vera; entre otros.

Artesanos de Tupungato fueron evaluados para obtener sus certificados

En esta oportunidad, unas 15 personas buscaron recibir la categoría de venta, además de recomendaciones y consejos para mejorar sus producciones.

La Comisión Evaluadora de Artesanos del Ministerio de Desarrollo Humano y Familia de la Dirección de Desarrollo de Emprendedores de la provincia, por intermedio de la Dirección de Cultura del municipio, estuvo nuevamente presente en Tupungato asesorando a los referentes artesanos de la localidad.

 

Gentileza Municipalidad de Tupungato
Joaquín Rodríguez, intendente de Tupungato.

 

En esta oportunidad, cerca de 15 artesanos fueron evaluados para recibir el correspondiente certificado acerca de la categoría de venta que obtuvieron, además de recomendaciones y consejos para mejorar sus producciones.

También, junto al intendente, Joaquín Rdríguez, se hizo entrega de algunos subsidios a artesanos locales que habían solicitado durante el 2011 este aporte para mejorar sus emprendimientos.

Qué aspecto poder mejorar de las artesanías, consejos en lo que respecta a presentación y entrega, así como a detalles propios de cada producto, como que lleven la inscripción de los materiales y el procedimiento de creación; fueron algunos de los consejos dados por estas autoridades. La importancia de generar productos artesanales regionales fue otra de las recomendaciones dadas.

http://www.sitioandino.com/nota/53317-artesanos-de-tupungato-fueron-evaluados-para-obtener-sus-certificados/