Archivo de la categoría: ambiente

Día clave por las denuncias de destrozos en el Portillo

Representantes de Recursos Naturales presentarán un informe hoy en la Casa de Gobierno, sobre lo observado en el sitio.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Hoy se esperan definiciones respecto de los daños denunciados por ambientalistas y patrimonialistas sobre el paso Portillo Argentino. Ayer, personal técnico de la Dirección de Recursos Naturales Renovables visitó la zona de la polémica en Tunuyán y elaboró un acta con las modificaciones realizadas por Vialidad sobre el terreno.

El dictamen del área se conocerá hoy en la Casa de Gobierno, en una reunión que mantendrán los referentes de las distintas carteras gubernamentales involucradas.

Después de que el tema saliera a la luz, han sido muchas las visitas que ha recibido este sitio histórico y patrimonial en los últimos días, aún cuando se encuentra cubierto de nieve. Ayer -además de la gente de Recursos- subieron hasta los 4.300 metros de altura los concejales de Tunuyán, gente de la Dirección Provincial de Vialidad y otros funcionarios, que necesitaban corroborar la información que ha estado circulando a través de los medios.

La que desapareció del lugar es la máquina de Vialidad, acusada de realizar los destrozos sobre este sitio que albergaba la historia de más de 500 años construida por Jesuitas, por los arrieros, por el Ejército Sanmartiniano y por tantos referentes de nuestra historia y cultura provincial.

Fuentes extraoficiales, aseguran que la máquina se había roto hace unos días y que fue bajada la noche del domingo. Lo cierto es que los ediles la vieron detenida en el Manzano Histórico cuando ascendían hacia el Portillo, pero que ya no estaba allí a su regreso, ayer por la tarde.

Por su parte, los vecinos autoconvocados presentarán hoy ante Fiscalía de Estado la denuncia formal, para que el asunto sea investigado por la comisión de temas ambientales. A su vez, a fines de la semana pasada la Dirección de Patrimonio de Mendoza recibió el reclamo formal del  especialista Víctor Durán, quien -junto a un equipo de la UNCuyo y del Conicet- venía realizando trabajos arqueológicos sobre el Portillo desde 2010.

Consultada por Los Andes, la titular de Patrimonio, Regina Agüero, reconoció haber recibido la preocupación de los científicos locales. “Vamos a intervenir. Primero hay que verificar si realmente se ha afectado el yacimiento arqueológico. Vamos a pedir toda la información correspondiente y luego decidiremos los pasos a seguir”, apuntó la funcionaria.

Qué analizó Recursos
Según trascendió, los técnicos de Medio Ambiente pudieron constatar que Vialidad abrió una traza nueva dentro del área protegida, que no existía. Desde siempre para subir a este hito patrimonial, había que dejar los vehículos en el sitio conocido como ‘túnel’,  unos 300 metros antes de la ventana del Portillo. Desde allí, salía una senda sólo para ascender a pie o con caballos. Justamente ese tramo es la nueva traza construida.

Los cuatro referentes de Recursos que recorrieron el área estuvieron analizando un ensanche de esta senda de los arrieros, un cambio en su uso (la habilitación a vehículos a motor), la ampliación de 1,5 metros en el ancho original del mirador del Portillo, un desmoronamiento de parte de la pared norte de este mirador (dicen que hay una coloración diferente en la piedra que muestra el material removido en el lugar) y un arrastre de materiales sobre la senda que continúa hacia Chile.

http://www.losandes.com.ar/article/dia-clave-por-las-denuncias-de-destrozos-en-el-portillo

Al menos -según comentaron  políticos que estuvieron ayer en el lugar- estos serían los puntos principales del informe que hoy presentará Recursos en la Casa de Gobierno. Esto pondría en cuestión la actuación de Vialidad, organismo que sólo habría recibido autorización para mantener el camino ya existente.

Iniciarán acciones legales por presuntos daños en El Portillo

Ambientalistas y vecinos se reunieron en el Municipio de Tunuyán  en una asamblea con el intendente.

Por Javier Cusimano

cusimano.javier@diariouno.net.ar

Sigue la polémica por presuntos destrozos de una ventana natural en el Paso El Portillo. Después de las declaraciones del gobernador Francisco Pérez que negaban cualquier tipo de daños en la zona, se reunieron en la explanada de la Municipalidad de Tunuyán con el intendente Martín Aveiro vecinos de Tupungato, San Carlos y Tunuyán junto con miembros de la Asamblea Popular por el Agua, la Asociación de Porteadores Aconcagua, la Asociación de Guías de Montaña y la Fundación Piedra Libre, entre otros.

En asamblea se discutió sobre las obras que se realizaron a 4.000 metros de altitud en el histórico paisaje utilizando una máquina de Vialidad provincial sin la debida autorización de la Dirección de Recursos Naturales Renovables y estudios o evaluaciones previas de impacto ambiental, según dejó en evidencia en notas brindadas a la prensa el responsable de esa cartera, Daniel Gómez. Por eso, después de tres horas de intenso debate, las cerca de 100 personas reunidas decidieron crear una comisión y llevar el caso a la Justicia.

El lunes a la mañana será radicada una denuncia en la fiscalía y al día siguiente se realizará la primera reunión de la delegación encargada de transparentar el conflicto. Los miembros de la asamblea les manifestaron a Martín Aveiro y a sus funcionarios que exigen una explicación y que haya responsables por lo sucedido, ya que consideran que se violaron leyes ambientales y patrimoniales luego de que se realizaran los trabajos que el ministro de infraestructura, Rolando Baldasso, señala como de “mantenimiento y reacondicionamiento”.

La voz de los que saben

Acompañan la opinión de los vecinos y ambientalistas los análisis de distintos especialistas que coinciden en que “hubo negligencia” por el solo hecho de no realizarse los estudios o consulta correspondientes, teniendo en cuenta la importancia patrimonial, científica y cultural de ese sector montañoso.

Víctor Durán, arqueólogo que estudia el patrimonio del lugar desde la Universidad Nacional de Cuyo y el Conicet, especificó que “debería haber existido una evaluación previa de impacto, para salvar información invaluable que pudo perderse. Hay entre esas rocas y ese paisaje mucha riqueza arqueológica y meter una máquina fue un error. En 2010 hicimos con un grupo de científicos un relevamiento de la zona que dejamos detallado en un libro”, dijo (se puede descargar con el código QR ).

Para el presidente de Oikos, Eduardo Sosa, “lo sucedido no hace más que corroborar la escasa o nula importancia que este gobierno le ha dado al cuidado del ambiente, y su escaso apego a cumplir las normas vigentes que protegen el patrimonio natural y cultural”, afirmó, y explicó que una obra como esta requiere para su ejecución informes obligatorios que no se hicieron.

Obras en altura

Las obras de pavimentación en el Paso Pehuenche sobre la Ruta Nacional 145 en Malargüe están en la última fase. Así lo indicó desde su cuenta de Twitter el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso. Actualmente se realizan los últimos dos tramos de 30 kilómetros de distancia con $200 millones destinados por la Nación. Desde Vialidad provincial aseguraron que la continuidad de las obras dependerá de las condiciones climáticas.

“Todo lo que faltó en esta oportunidad”, porEduardo Sosa, titular de OIKOS red ambiental

Cualquier obra de estas características, aún el acondicionamiento de una traza de ripio, requiere de varios procedimientos técnico-administrativos para ser aprobada antes de su ejecución.

Uno de estos procedimientos es la evaluación de impacto ambiental, prevista por la ley 5.961 de 1993, que incluye no solamente la realización de un estudio ambiental sobre los posibles impactos de la obra y sus medidas correctivas, sino que involucra a los interesados y afectados en procesos de consulta, y escucha donde el acceso a la información ambiental y la participación son claves para enriquecer la decisión gubernamental.

También involucra a organismos técnicos externos a la administración pública, tales como universidades o centros de investigación, que de forma objetiva deben opinar sobre la conveniencia o no de realizar la obra.

Este mandato no solo incluye a los privados que quieran ejecutar un proyecto, sino que alcanza a todos los organismos del Estado provincial.

En esta oportunidad no existió ninguna instancia de evaluación ambiental, ni acceso a la información ni promoción de la participación ciudadana. Las declaraciones del gobernador atestiguan las omisiones mencionadas.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/Iniciaran-acciones-legales-por-presuntos-daos-en-El-Portillo-20150328-0004.html

Paso Portillo: pedirán que intervenga Fiscalía de Estado

imagen

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Unas cien personas -entre vecinos, andinistas, operadores turísticos y amantes de la cordillera- se reunieron en la mañana de ayer en la explanada de la Municipalidad de Tunuyán. ¿El objetivo? Pedir explicaciones y el nombre de los responsables de lo que consideran un “daño irreparable” contra un hito patrimonial mendocino de más de 500 años, como es el paso Portillo Argentino.

El intendente Martín Aveiro recibió a los manifestantes y escuchó con atención los reclamos que se expusieron a lo largo de más de dos horas. En primer término, aclaró que no se trata de un tema departamental; sin embargo, invitó a conformar una mesa de debate donde se analice esta polémica situación con todos los sectores interesados.

Ante el pedido de documentación que ayudara a aclarar lo ocurrido la semana pasada o avales ambientales para tal proceder, Aveiro mostró una nota -de octubre de 2014- de Recursos Naturales en la que permite a Vialidad realizar el mantenimiento y limpieza de la actual traza hasta el Portillo.

Fue cuando, vaqueanos e incluso personal de la delegación valletana de Recursos que estaba presente, le señalaron al intendente que la “traza actual” sólo llega hasta el túnel, en la base del Portillo. Por lo cual, lo actuado por la máquina de Vialidad no tenía el aval del ente de protección.

“La nota decía que para la modificación de la traza actual o replanteo de una nueva debía evaluarse el impacto ambiental y hacer audiencias públicas, como dice la ley”, dijo uno de los técnicos de Recursos que trabajó en el asunto.
Ante lo que consideraron una “falta de documentación” que acredite lo actuado, los asambleístas decidieron firmar y elevar varios pedidos de informes. Los destinarán a Vialidad, Recursos Naturales, a los Gobiernos de la provincia y de Tunuyán y al Concejo Deliberante local. Además, denunciarán el tema en Fiscalía de Estado para que investigue lo ocurrido.

Algunos testimonios

“El viernes pasado, guiaba a un grupo de turistas y, mientras recorríamos el Manzano Histórico, les anticipaba que pasaríamos por el camino que había pisado San Martín al regreso de la Gesta Libertadora. Cuando llegué al Portillo, estaba roto. No entendí nada. Es una macana histórica y alguien debe hacerse responsable. Ahora, vamos a tener que meter a los turistas en un hotel y pasarles un video”, comentó visiblemente enojado Emiliano Mass, un tunuyanino que trabaja como guía turístico en el área protegida Manzano-Portillo de Piuquenes.

Por su parte, Ceferino Ubilla, un vaqueano que realiza cabalgatas al lugar desde los 8 años, aclaró que no se opone a la apertura de una huella turística. “Si tenemos que dejar de trabajar con los caballos, viviremos de otra cosa. Pero no nos desviemos de la cuestión. Acá se rompió algo histórico. Pedimos un poco de respeto por nuestra identidad, de respeto por los que vivimos en el Manzano”, expuso.

Diego Díaz Guiñazú, vecino de Los Árboles, hizo hincapié en la necesidad de regular el uso público y de aumentar la protección en esta reserva natural. El hombre es el hijo del Nono Guiñazú, el primero que realizó cabalgatas allí. “No puede ser que este área protegida no tenga un cuerpo de guardaparques”, dijo.

A su turno, Doña Lita Funes (82), una maestra rural de alma, sentenció que “esto pasa porque los políticos no conocen las leyes ambientales”. En la asamblea, también surgió el trasfondo de negocios inmobiliarios que complejiza la cuestión. Hasta el lugar, se acercó el ex intendente Ricardo Pont, que aclaró no hablaría de lo patrimonial, pero lanzó una serie de acusaciones contra gente que “se dice ambientalista y persigue la posesión de tierras en la montaña”.

http://www.losandes.com.ar/article/paso-portillo-pediran-que-intervenga-fiscalia-de-estado

Portillo: paredón y después

Por Eduardo Sosa (Oikos, Red Ambiental)

Muy interesantes han resultado las derivaciones del caso de los destrozos en el Paso Portillo de Piuquenes. Al estupor inicial que provocó en buena parte de la sociedad mendocina la destrucción del patrimonio natural y cultural por parte de las instituciones gubernamentales, le siguieron una serie de acontecimientos que nos revelan la percepción que tienen nuestros gobernantes acerca de la política ambiental, el apego al cumplimiento de las leyes y la valoración de los reclamos ciudadanos.

Este hecho lamentable también nos permite ver una interna política en la cual todo vale para mantenerse dentro del sistema.

En primer lugar, cualquier obra de estas características, aún el acondicionamiento de una traza de ripio, requiere de varios procedimientos técnico-administrativos para ser aprobada previo a su ejecución. Uno de estos procedimientos es la Evaluación de Impacto Ambiental, prevista por la ley 5961 del año 1993, que incluye no solamente la realización de un estudio ambiental sobre los posibles impactos ambientales de la obra y sus medidas correctivas, sino que involucra a los interesados y afectados en procesos de consulta y escucha donde el acceso a la información ambiental y la participación son claves para enriquecer la decisión gubernamental. También involucra a organismos técnicos externos a la administración pública tales como universidades o centros de investigación, que de forma objetiva deben opinar sobre la conveniencia o no de realizar la obra propuesta. Este mandato incluye no solamente a los privados que quieran ejecutar un proyecto o desarrollar alguna actividad con potencial impacto sobre el ambiente, sino que alcanza a todos los organismos del Estado Provincial. En esta oportunidad no existió ninguna instancia de evaluación ambiental, ni acceso a la información ni promoción de la participación ciudadana.
Las declaraciones del gobernador manifestando que viene supervisando personalmente las obras desde hace tres años, y que la ciudadanía recién se haya enterado de lo sucedido hace pocos días, demuestran las omisiones mencionadas. Y no es que los funcionarios ejecutores de la obra desconozcan las normas ambientales, ya que la Dirección Provincial de Vialidad envía muchos de sus proyectos para ser evaluados ambientalmente, algunos de ellos mucho menos significativos que la obra cuestionada. Además, que el camino se encuentre dentro de un área natural protegida implica no solamente un mayor cuidado para no dañar el patrimonio natural y cultural, sino que requiere obligatoriamente informes de la Dirección de Patrimonio y del IADIZA (Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas), que tampoco existen hasta el momento. En definitiva, la autoridad conoce la existencia de las normas pero decide no acatarlas.

Otro asunto de relevancia es la abismal diferencia entre la percepción del equipo de gobierno respecto de la obra y sus consecuencias ambientales, y lo que opinan los pobladores del Valle de Uco. Lo que para el gobierno es un acondicionamiento del camino, para el resto de la sociedad se trata de un desastre ambiental, donde las pérdidas patrimoniales podrían ser irreversibles, debido a que la zona impactada contiene manifestaciones históricas, arqueológicas y ecológicas a las cuales es prácticamente imposible asignarles un valor. La gestión ambiental pública debe proponer soluciones técnicas a la problemática ambiental, pero si no aborda las cuestiones sociales, económicas, ecológicas, y hasta emocionales que impregnan toda situación donde hay intereses en juego, y solo escucha algunas voces desatendiendo las demás opiniones, lógicamente desencadenará un conflicto como el que hoy tenemos. La visión limitada con la cual se analizó la situación indica precisamente el desconocimiento de esa valoración social sobre la naturaleza y la historia que le dan identidad a la región. Proponer un camino que mejore el acceso de las personas a lugares que hoy son poco accesibles para promover el turismo es una idea legítima y que merece ser debatida, validada e incluso alentada, pero siempre deberá tenerse en cuenta la opinión de todos los interesados y afectados, y por sobre todo deberá respetar las leyes vigentes, de tal modo que las decisiones que toman los gobernantes no beneficien a pequeñas elites en desmedro de las mayorías.

Y si analizamos el asunto desde un enfoque político-administrativo, fue asombroso escuchar las declaraciones de los funcionarios respecto tema. A las contradicciones surgidas entre lo que dijo el Gobernador y el jefe regional de Vialidad Provincial respecto de las modificaciones a la traza, hay que sumar que desde la Dirección de Recursos Naturales Renovables se afirma que se solicitó la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental que nunca se hizo y que en todo caso, se trata de un “error operativo” o de “mala intención” por parte del organismo vial. En primer lugar, la Dirección de Recursos Naturales Renovables, como autoridad de aplicación de la ley de áreas naturales protegidas, debe estar fuertemente involucrada en cualquier obra o actividad que afecte el ejercicio de su competencia, con lo cual no debió desentenderse sabiendo que una obra vial ingresaba al corazón de la reserva. Si la misma no tenía las autorizaciones correspondientes, lo correcto hubiera sido solicitar su paralización hasta obtener los permisos correspondientes. Y si alguna autoridad ambiental tuviera la osadía de decir que desconocía los trabajos en el área, nos estaría indicando que el organismo público tiene nula capacidad de control, con lo cual ese funcionario debería dejar paso a otro que pusiera mayor énfasis en saber qué sucede dentro de la jurisdicción que le compete.

La realidad indica que hay una enorme fragmentación entre los organismos públicos. Nadie sabe lo que hace el otro. Podríamos comprender algún error involuntario producto de la escasa experiencia, o de algún imponderable que hubiera resultado en la destrucción del patrimonio natural, pero si el propio gobernador afirma que eligió a sus mejores hombres y que todo el proceso se llevó en acuerdo con organismos nacionales como Gendarmería Nacional, el municipio de Tunuyán e instituciones deportivas, entonces esta hipótesis del “error operativo” debe ser rápidamente descartada, con lo cual no queda otra opción que analizar si hubo mala intención, lo que a deja abierta la puerta para una vía judicial penal para los funcionarios involucrados.
Asimismo, el gobierno equivoca la estrategia para abordar el conflicto. En vez de responder a las acusaciones con fundamento técnico-científico, procedimientos y argumentos de carácter social y/o políticos, los funcionarios –comenzando por el mismo gobernador- atacan a quienes consideran sus enemigos, entre los cuales en esta oportunidad tenemos a periodistas que develaron aspectos importantes de lo sucedido, prestadores de servicios turísticos que también aman la montaña y la defienden, y como no podían faltar, ambientalistas que reclaman mayores controles preventivos. Todos tienen “intencionalidad política” cuando atacan el accionar gubernamental y no cabe la posibilidad de que alguna parte de sus reclamos estén razonablemente fundados en preocupaciones legítimas.

Otra cuestión llamativa es que la disputa por sacarse de encima la responsabilidad deja entrever la interna política del peronismo. El director de Recursos Naturales Renovables tiene como referente al candidato a Gobernador Guillermo Carmona; es quizá uno de los únicos funcionarios externos al núcleo duro de Francisco Perez que sigue “en pie” luego del cisma producido entre el gobierno provincial y el nacional que provocó la salida de varios funcionarios de agrupaciones kirchneristas, disconformes con la manera en que el gobernador maneja los temas provinciales. Que un funcionario acuse de mala intención a otro indica claramente el nivel de disputa por el poder que existe dentro del gobierno provincial y de la que todos somos víctimas. Adicionalmente, que los funcionarios contradigan al gobernador indica la profunda crisis de liderazgo que tiene el equipo de gobierno. Si el gobernador no recupera la autoridad dentro de su gobierno, esto se tornará incontrolable.
En conclusión, lo sucedido no hace más que corroborar la escasa o nula importancia que este gobierno le ha dado al cuidado del ambiente, su escaso apego a cumplir con las normas vigentes que protegen el patrimonio natural y cultural, el desproporcionado favoritismo que profesan algunos de sus funcionarios hacia emprendimientos privados en desmedro de los intereses colectivos, la profunda crisis de liderazgo que anestesia el accionar gubernamental y la guerrilla interna entre colaboradores de las distintas facciones partidarias. Todo este coctel ha provocado que la problemática ambiental se haya convertido en conflictividad social, que obviamente este gobierno no podrá resolver porque ha sido uno de sus principales promotores.

http://diadelsur.com/portillo-paredon-y-despues/

Prácticas escolares para sensibilizar en sustentabilidad ambiental

Eco de los Andes y Nestlé Waters, junto al apoyo de los Municipios de Tunuyán y Moreno, concluyeron la tercera edición del Programa “C” con la entrega de certificados y reconocimientos a las escuelas participantes. Desde sus inicios, en el 2012, el programa involucró a 41 instituciones educativas de la ciudad de Tunuyán (Mendoza) y Moreno (Buenos Aires)  en las que trabajaron a lo largo de todo el año 190 docentes y alrededor de 8603 alumnos.

    • imagenes fotos

El programa se plantea a través de un acuerdo institucional para que las escuelas trabajen los ejes ambientales propuestos en forma transversal a través de las diferentes materias de la currícula durante un año escolar completo.

Cada año las escuelas participantes tienen la posibilidad de elegir trabajar alguno de los tres ejes: “Manejo y Uso responsable del agua”, “Disminución de la producción de los residuos sólidos urbanos” y “Conservación y uso racional de la energía”.

El objetivo del programa es que la escuela implemente una serie de prácticas sencillas para avanzar en forma continua en el camino a la sustentabilidad ambiental.

Durante el año 2014, se incorporaron 13 escuelas nuevas al programa, de las cuales 10 pertenecen a la Localidad de Moreno (Prov. de Buenos Aires) y 3 a la Localidad de Tunuyán (Prov. de Mendoza. Además, por primera vez, 8 establecimientos (4 de Moreno y 4 de Tunuyán) han logrado completar los tres ejes de trabajo a lo largo de 3 años (2012/2014).

Recientemente, el Ministerio de Educación de la Nación declaró de Interés Educativo al Proyecto “Agua y Educación” (reconocido por UNESCO y el Programa Hidrológico Internacional) y la “Certificación Lazo Verde de Responsabilidad Ambiental”.

http://comunicarseweb.com.ar/?Practicas_escolares_para_sensibilizar_en_sustentabilidad_ambiental&page=ampliada&id=13599&_s=&_page=

Zandomeni no renuncia a la minería

“La sociedad necesita alternativas  de trabajo, y esta es una, es como la investigación en nuevas tecnologías, hay que mantenerlas hasta que den sus frutos y sean ampliamente aceptadas”, explicó Zandomeni sobre la posibilidad de avanzar en materia minera durante 2015.

El ministro de Energía, Marcos Zandomeni, debatió la pauta presupuestaria que requerirá su cartera durante 2015 y adelantó que, con 100 empleados, serán necesarios $308 millones para gestionar.

“Hemos triplicado las inspecciones tanto en hidrocarburos como en minería, y esto ayuda a seguir construyendo lo que necesitamos que es un desarrollo sustentable, aseguró Zandomeni.

Las principales obras para Energía

“También presentamos un cuadro de inversiones a 5 años en temas eléctricos que el EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico), ha desarrollado como necesarios para que Mendoza sigue creciendo, sin limitaciones, en energía, de calidad y en cantidad”, indicó el ministro.

“Y también dos obras o tres, también estratégicas, una que ya está terminada es la T Villanueva (estación transformadora), y la otra es las Viñas, para lograr el mayor crecimiento de Mendoza en el Valle de Uco y en la ruta 92, y por otro lado, la estación Miguez en el Este”, agregó el ministro.

http://www.mdzol.com/video/575639-zandomeni-no-renuncia-a-la-mineria/

La minería divide al sur y amenaza los procesos de integración

El proyecto Hierro Indio generó una grieta nunca vista entre los vecinos de Malargüe y General Alvear, con posiciones en muchos casos irreconciliables. Los Andes recorrió ambos departamentos y también el “neutral” San Rafael, para recoger las voces de sus habitantes. Algo se rompió y hay que arreglarlo urgentemente.

Gustavo Yáñez / Federico Navarro / Carlos Simón

Malargüe: un lugar con identidad minera

Malargüe es el departamento que alberga a Hierro Indio, el proyecto minero que es la “punta de flecha” de la discusión. El impacto social de este debate es indiscutible e innegable, a tal punto que no sólo hay posturas disímiles sobre el tema con el vecino General Alvear, sino hacia dentro de la misma comunidad malargüina.
Más allá de las discusiones, lo que no se borra es la historia del departamento, siendo la minería uno de sus fuertes en épocas de crisis y esto se corresponde con el colegio más grande la ciudad de Malargüe, que forma justamente técnicos mineros y técnicos en industria de proceso.

La escuela 4-018 Técnica Química, Industrial y Minera General “Manuel Nicolás Savio” tiene una matrícula de 630 estudiantes y por año egresan aproximadamente 60.
La profesora Ruth Mercado es quien lidera esta institución y recalcó que este colegio forma técnicos para los recursos naturales que tiene Malargüe y “eso fue desde el principio, desde el origen de esta escuela, porque siempre respondió a la identidad que tiene el departamento y lo va a seguir haciendo”.
La docente también se refirió a la supuesta contaminación que genera la minería y aclaró que los estudiantes de este colegio “están formados para respetar el ambiente, porque es su casa y nadie va a querer que su lugar de vida sea destruido”.
En tanto, sobre las discusiones que se han originado en torno a Hierro Indio, indicó que los estudiantes son conscientes de lo que pasa y esperan una respuesta del Estado, más aún teniendo en cuenta que muchos de ellos en pocos días terminarán el nivel secundario y cuando salgan a la calle “es difícil que encuentren trabajo”.
Cinthia Carmona es una de las estudiantes que este año egresa y además es Reina de la Minería. Acompañada por algunos de sus compañeros, la joven también participó de las marchas donde parte de la comunidad se manifestó en favor de la minería sustentable.

“Estoy estudiando la tecnicatura en minería y me gustaría trabajar en alguna empresa aquí en Malargüe, porque conozco a varios chicos de la escuela minera que después de recibirse han tenido que irse a trabajar a otras provincias, porque acá no pueden ejercer su título”, comentó la joven de 17 años.
El rechazo a Hierro Indio repercutió incluso en el ámbito comercial y Carlos “Cacho” Pérez es uno de los empresarios del medio que siente las réplicas del tema.

Lleva 15 años con su empresa, ha logrado sortear distintas épocas y, según su punto de vista, si el proyecto minero no se realiza el comercio en general va a sentir el impacto, “porque la gente que puede llegar a trabajar en este proyecto, sea poca o mucha, es importante para dar movimiento al pueblo”.
Cacho comparó Hierro Indio con Vale y si bien sabe que esta última abarcaba un amplio espectro de trabajadores, acusó: “Cuando se fue lo sentimos muchísimo”.
Como receptor de opiniones de la comunidad, interpreta que es muy poca la gente que está en contra de Hierro Indio y agregó: “Hay muchos que están molestos por el rechazo de los diputados y creo que casi todo Malargüe quiere que este proyecto prospere, por el bienestar de cada uno de nosotros”.
Desde la Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe denunciaron desde un principio irregularidades en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto Hierro Indio.

En representación de este sector, Ernesto “Nito” Ovando reflexionó sobre el panorama actual y manifestó: “Malargüe necesita un debate, porque el discurso de que es un departamento minero se ha caído, porque si bien hay una identidad minera la matriz productiva debe ser discutida seriamente”.
Según él, con debates previos se podría haber llegado a un consenso social y así se hubiera evitado llegar a este punto de inflexión donde parte de la sociedad está dividida e incluso se ha llegado a agresiones a través de las redes sociales hacia quienes piensan distinto.

En este sentido, Ovando aclaró: “No estamos en contra de Hierro Indio sino que estamos a favor del trabajo y de la minería no contaminante. Estamos en contra de las desprolijidades de la declaración de impacto ambiental que se presentó”.
Algunos de los integrantes de su sector han recibido amenazas y agresiones, por lo que el entrevistado no se privó de mencionar que esto se debe a “matrices autoritarias que tienen varios de los malargüinos, aunque eso ha servido para reconocer las caras de los que de verdad están trabajando en una democracia y también de quienes quieren construir un consenso”.
Esta fractura en parte de la comunidad también trascendió hasta el vecino General Alvear. Así lo ven desde la Cámara de Comercio, Industria, Minería, Agricultura, Ganadería y Turismo de Malargüe e incluso hablan de un retroceso en la integración: “Es un paso hacia atrás”, lanzó el presidente Lisandro Jaeggi.
Sobre la reacción de los vecinos de Alvear, expresó su malestar, porque se venía realizando -según comentó- un fuerte trabajo de integración que contemplaba rutas, corredor bioceánico, sistemas productivos, entre otros proyectos en pos de un mejor desarrollo para el sur y “con la postura intransigente tomada por parte de vecinos e instituciones dificulta el proceso de integración y significa una pérdida de oportunidades para todos”. / Gustavo Yáñez 

General Alvear: un no rotundo a Hierro Indio

Tras el rechazo a Hierro Indio en Diputados y el posterior desarchivo realizado por la misma Cámara, los alvearenses se han mantenido expectantes acerca de lo que pueda suceder con este proyecto minero que tanta polémica y tensión generó.
Hasta el viernes 21, General Alvear era una caldera a punto de estallar: la tensión acumulada por el proyecto minero a desarrollarse en Malargüe, había generado un clima caliente en toda la población que se volcó a las calles sin dudarlo.
Después del rechazo se abandonaron las rutas y la gente se volcó al centro alvearense para festejar la decisión de los diputados, la situación se descomprimió y el fin de semana largo estuvo repleto de festejos en los que el “No a la Minería, Sí a la Vida” fue la consigna principal.
Ahora los alvearenses mantienen la alegría de saber que la lucha para que este proyecto fuera rechazado sirvió y que no fueron en vano tantos días y tantas noches en las rutas.
La calma retornó a Alvear aunque la  consigna en contra de la minería contaminante se mantiene y aún se pueden observar carteles en los distintos comercios reafirmando esta posición. La más emblemática es sin dudas la bandera que se encuentra firme en la pérgola de la plaza central del departamento, que reza “No a la minería contaminante”.
“El proyecto Hierro Indio iba a usar una gran cantidad de agua que en este momento el Río Atuel no tiene. Hace varios años que estamos en emergencia hídrica y apoyar este proyecto era imposible”, opina Romina, quien es empleada pública.

Raúl, empleado de comercio, es más cauto: “Me parece que se les fue un poco la mano con los cortes de ruta. Yo no estoy de acuerdo con Hierro Indio porque no existen los controles para que la minería funcione correctamente, pero si se realizaran bien podría haber proyectos mineros en la provincia. Me parece que faltó diálogo y que habían muchos que no sabían por qué protestaban.
El tema aún se mantiene en boca de los alvearenses que se preguntan qué es lo que sucederá el próximo año, cuando comience a funcionar nuevamente la Legislatura y pueda volver a tratarse Hierro Indio, aunque está la esperanza de que por ser un año electoral las intenciones de concretarlo se esfumen y en 2015 no se escuche hablar de este proyecto.
Mientras tanto, los ciudadanos continúan debatiendo acerca de la minería y del uso que se realizaría del agua en caso de que se lleven adelante este tipo de proyectos.

La población se informó mucho durante este mes de tensión y hoy por hoy se habla de Hierro Indio con la misma pasión que del superclásico del fútbol argentino: en cada hogar y en cada café se escucha hablar de este proyecto que tantos dolores de cabeza dio a los funcionarios.
En cuanto a las protestas y el descontento de los malargüinos, que querían que Hierro Indio fuera una realidad, la mayoría de los alvearenses esperan que sus vecinos entiendan que el objetivo de su rechazo no fue en contra de la creación de nuevos puestos de trabajo sino del uso irrestricto que, según la mayoría, se iba a hacer del recurso hídrico.

“Soy de Malargüe pero hace algunos años que vivo en Alvear, por lo que puedo opinar desde los dos puntos de vista -dice Eliana, ama de casa-. Me parece que Hierro Indio se rechazó bien porque no hay agua, y además habría que controlar mejor porque en Malargüe hay una gran cantidad de enfermos por culpa de la minería”.
Hoy una de las principales preocupaciones en la zona se centra en retomar los trabajos en conjunto que se estaban llevando adelante entre ambos departamentos, como las gestiones por el trasvase del Río Grande al Atuel y la concreción de la Ruta 188, pero por el momento las esperanzas son pocas.
Aunque en estos días la calma ha regresado, todos coinciden en algo: “Si hay que volver a las rutas para decirle que no a Hierro Indio, se volverá y la lucha continuará”. / Federico Navarro

San Rafael: entre la indiferencia y la conciliación

El tema Hierro Indio en San Rafael sólo se manifestó en un pequeño sector que hizo marchas a una de las rotondas de ingreso a la ciudad y cortes en el arco que da la bienvenida al departamento a quien viene de la ciudad de Mendoza o el Valle de Uco.

Otro grupo participó activamente en los cortes de San Carlos y el más grande se manifestó junto a los alvearenses, como fue el caso de los productores de Real del Padre, con afinidad geográfica con Alvear por su proximidad. Sin embargo, la problemática no es un tema que preocupe, al menos en las apariencias, a los sanrafaelinos en general.
Una recorrida por el centro deja en claro que la mayoría de la gente no posee un conocimiento ni aproximado sobre el conflicto que enfrenta a alvearenses y malargüinos.

Cuando se habla de minería en este departamento, sólo se tiene una idea aproximada del yacimiento de uranio Sierra Pintada y de los efectos que, según sectores ambientalistas y la propia Multisectorial del Sur, produciría la reapertura de esta mina a cielo abierto.
Sí se han manifestado, en apoyo a la postura de Alvear, el Concejo Deliberante y la misma Multisectorial donde está incluida la Cámara de Comercio, aunque en ambos casos se sugiere la conveniencia de acercar posiciones para evitar enfrentamientos entre dos de los departamentos del sur mendocino que perjudiquen el desarrollo de la región.
Esto último directamente en referencia al trazado de la Ruta Nacional 188 (que San Rafael pretende que pase por el distrito El Nihuil) y el trasvase del río Grande al Atuel, dos puntos que claramente Malargüe ha amenazado a Alvear con no apoyar y sí forjar una alianza con La Pampa.
Juan Martínez, conocido publicista sanrafaelino, lo dejó en claro: “La explotación es un riesgo pero la exploración también tiene que ver con el medio ambiente. Por lo menos ahora podremos estudiar el caso conscientemente para ver cómo se hace un trabajo racional, sustentable, que no afecte el ambiente ni las relaciones entre los departamentos, que en definitiva son la base del desarrollo regional”.
En tanto, Darío Carmona, encargado de la oficina de Turismo de Malargüe en San Rafael, quien tiene a la mayoría de su familia viviendo en Alvear, dice estar a favor de la minería “bien hecha y bien controlada, que es lo que siempre ha hecho Malargüe.

Hay que recordar que este departamento es el único que tiene Dirección de Ambiente, que tiene la Payunia como candidata a patrimonio de la humanidad, el proyecto Pierre Auger por su cielo limpio, una espectacular miel orgánica, la explotación de chivos controlada y otras tantas cosas que no son casualidad. Se trabaja desde hace mucho tiempo”.
Se han manifestado a favor y en contra distintos dirigentes políticos que reflejaron la posición de las Cámaras de Senadores y Diputados, referidas a Hierro Indio. / Carlos Simón

http://www.losandes.com.ar/article/la-mineria-divide-al-sur-y-amenaza-los-procesos-de-integracion