Archivo de la categoría: Musica

La Filarmónica tocará en Tunuyán y San Rafael

La Orquesta Filarmónica de Mendoza continúa su gira por los municipios de la provincia.

La Orquesta Filarmónica de Mendoza continúa su gira por los municipios de la provincia. En este caso se presentará en concierto los días 13 y 14 de noviembre, en Tunuyán y San Rafael con la participación de la directora internacional Nathalie Marín y el solista Fernando Velásquez en violín, dos invitados de lujo.

La primera cita será en el Valle de Uco, donde la OFM brindará su concierto en la Iglesia “Nuestra Señora del Carmen”, a las 21hs, calle Mitre y Peatonal Luis López, Tunuyán. Al día siguiente, la agrupación musical tendrá como escenario el “Centro de Congresos y Exposiciones, a las 21hs, calle Tirasso 1030 – Parque “Juan Domingo Perón”, Ciudad de San Rafael.

PROGRAMA

Tchaikovsky: Marcha Eslava Mendelsshon: Concierto para violín Dvorak: Danza n° 2 Op 72 Dvorak: Danza n° 8 Op 46 Remo Pignone: Danzas Johann Strauss: Voces de Primavera Brahms: Danzas Húngaras Nº 1 y 5 Directora Invitada: Nathalie Marín

http://www.sitioandino.com/nota/138556-la-filarmonica-tocara-en-tunuyan-y-san-rafael/

Los Frutos de la Intuición

Nota de Cielos Argentinos

Pedro Aznar es, antes que un músico, un creador. Lo demuestra cada día haciendo música, pero no se restringe sólo a eso. Un nuevo emprendimiento lo deslumbra: hoy realiza su propia línea de vinos. Reconoce que es un universo nuevo, pero no se acobarda. Todo comenzó en el año 2012, cuando Aznar conoció en Mendoza a Marcelo Pelleriti, uno de los referentes de la enología argentina –además de músico– durante un alto de la gira de su disco “Ahora”. “Marcelo me llevó a conocer la bodega Monteviejo, en Valle de Uco –donde trabaja– y hacer una recorrida por sus viñedos. Nos dimos cuenta muy rápido de que teníamos muchas cosas en común. Él se quedó sorprendido por mi interés intenso en el mundo del vino. Me invitó a hacer un corte, un blend de vino a mi manera, a mi gusto. Me pareció un juego creativo hermoso. Y la verdad es que fue un viaje de ida. Quedé completamente enganchado. Aluciné con el trabajo del hacedor del vino. Algo que es muy parecido a la composición musical o a escribir poemas. Involucra todos tus sentidos, y sobre todo tu intuición. Es una mirada artística absoluta. Tiene algo de ciencia y algo de arte. Descubrimos que los dos éramos fanáticos de la uva Cabernet Franc”, cuenta Aznar. Y esa coincidencia fue el disparador: ambos se asociaron para crear el proyecto “Abremundos”, con el que lanzaron las marcas Octava Basa, Octava Alta y Octava Superior, que formarán parte de vinotecas y restaurantes selectos, y que se va a poder comprar directamente en su bodega en Valle de Uco o por venta online.

Este año comercializarán 25.000 botellas, y la cosa irá en aumento. Aunque –aclara– “no nos queremos enloquecer ni convertirlo en un gran emprendimiento. Lo encaramos con mucha calma”. En la actualidad, comandan la construcción de la bodega y ya estuvieron realizando la plantación de la primera parcela de Malbec –dos hectáreas–. “Vamos a terminar de plantar en septiembre. Planeamos tener en esa finca uvas más inusuales y hacer vinos especiales, con cortes más osados. Ahora estamos elaborando nuestros vinos con uvas compradas en otros viñedos en Valle de Uco. De acá a unos años tendremos nuestras propias uvas”.

Aznar dice que, antes de esta gran experiencia, sólo asistía a algunas degustaciones de vinos. “El tema del vino siempre me interesó. Era un viejo sueño entrar a este mundo desde el otro lado de la botella –por así decirlo–. Ahora estoy estudiando la carrera de sommelier –estoy en segundo año–, así que perdí la inocencia de 2012 cuando hice mi primer blend.

– ¡Uy! Se acabó la intuición…

–No, la intuición es lo que comanda siempre. Una vez que te metés a estudiar y a conocer, te entrenás en el arte de la cata –que es todo un mundo- y empezás a hacer cortes de vino, ahí te involucrás de otro modo. Igual que con la música. Yo soy un músico entrenado, tengo formación porque estudié muchos años, pero cuando me siento a componer no estoy pensando en todo ese bagaje. Felizmente, las cosas que estudié me las olvidé u operan en un nivel más inconsciente. No hay que estar pendiente de cómo se hacen las cosas. Si operás desde el manual nunca vas a dejar de hacer una cosa cuadrada, predecible o aburrida. La intuición es una cosa más rica. Te permite hacer cosas que rompen el molde.

–Ahora que tenés un viñedo, vas a tener que lidiar con las cuestiones climáticas…

–Es parte del asunto. Es igual al estrés que te da un mal sonido cuando hacés un concierto. Son las reglas del juego. Puede ser que en un año tengas una cosecha magra, que no obtengas ni el volumen ni las características que buscabas. Puede pasar de todo. Todo en la vida implica un cierto riesgo.

–No depende de nosotros…

–No, está la madre naturaleza metiendo mano, y lo bien que hace. Mi relación con la tierra jamás había pasado más que de la jardinería hogareña, así que todo esto es algo muy nuevo para mí.

A no desesperar, que la música sigue. Este año, Pedro se prepara para salir de gira con un show a la carta; es decir, es el público el que elige las canciones de la prolífica carrera de Aznar, y las más votadas –a través de la página web del músico– formarán parte del repertorio de los conciertos que dará en buena parte de nuestro país. Además, en breve saldrá el DVD del show unipersonal que el año pasado presentó en el Gran Rex –en el marco del lanzamiento de su último disco, “Mil noches y un instante”– y que lo muestra, además de rockero, como un eximio folclorista de la mano de una sociedad artística con Teresa Parodi.

“Felizmente, las cosas que estudié me las olvidé u operan en un nivel más inconsciente. No hay que estar pendiente de cómo se hacen las cosas”

–Siempre fuiste un músico que se caracterizó por su nivel de cohesión con géneros que no son propiamente el rock…

–En cuanto a lo estilístico, me pienso como un músico popular argentino. El rock es mi casa, es la música que me formó. Pero lo que me emociona y conmueve es la buena música. En la Argentina hay cosas de un valor extraordinario. Me enorgullezco de ser parte de una tradición musical con gente tan ilustre. Tenemos autores de un peso impresionante que, injustamente, no son tan conocidos en el mundo. Es diferente a lo que pasa con la música de Brasil, que ha alcanzado una visibilidad internacional muy importante.

–¿La música popular argentina existe como movimiento?

–Yo creo que ni la Música Popular Brasileña (MPB) existe como movimiento, por lo menos actualmente. Y eso tiene que ver con la enorme diversidad que existe en la música de allí. Cuando un fenómeno cultural crece tanto es difícil que pueda ser un movimiento. El movimiento necesita una cohesión. Sí existe el orgullo de pertenecer a una tradición; en eso los músicos de Brasil la tienen muy clara. Sin embargo, eso está pasando aquí también. Cualquier músico argentino reconoce a Piazzolla como un padre, a Yupanqui como un padre, a Spinetta como un padre. No importa la música que toquen. Hay esa sensación de pertenecer a un hilo histórico, que fue comunicando cultura a través de las décadas.

–¿Creés que hay buenos vocalistas en el rock local o se trata de buenos artistas que cantan lo que hacen?

– No sabés en qué terreno difícil me estás metiendo… [se ríe]. Se trata de gustos personales, en todo caso. Ricardo Mollo me parece una gran voz del rock. Gustavo Cerati y Luis Alberto Spinetta, también. Después hay otros de los que te podés preguntar si tienen buenas voces, pero ¿importa eso? Mirá a John Lennon. ¿Era una buena voz del rock? Yo qué sé. Y al mismo tiempo, sí. ¿Qué otro puede hacerte temblar los huesos cantando “Strawberry Fields Forever”? ¿Es un cantante con el dominio y capacidad de Marvin Gaye? No, tal vez. Es un tipo que tiene una voz más chiquita, con menos registro, más rasposa, más nasal. El mismo Lennon decía que no le gustaba su voz y pedía a sus ingenieros de grabaciones que le pusieran efectos. Esos ecos al estilo Elvis. Era todo para enmascarar su voz, porque no se sentía seguro. Paul McCartney es un cantante mucho más dúctil, que puede ir del grito más desgarrador a la voz más aterciopelada. Lennon no lo sentía así, pero ¿eso importa? Muy poco. Es un artista que conmueve, que comunica lo que escribe. Yo admiro las voces capaces y dúctiles, manejadas desde una tremenda musicalidad –como puede ser la de Sting–, y al mismo tiempo me quedo conmovido de oír cantar a Tom Waits. Es una obra de arte. Si Waits fuera a hacer una audición para una obra en Broadway, lo sacarían a patadas [risas].

–Fue muy conmovedor el espectáculo que hiciste con canciones de Spinetta, a pocos meses de su muerte, sobre todo por la capacidad de reproducir los temas casi en forma calcada…

–En la mayoría de los casos decidí respetar a rajatabla la estructura de cada canción. Eso hago toda vez que hago una versión de la obra de otro: la miro con mucho respeto y me pregunto si voy a cambiar algo o no. En el caso de las canciones de Luis no sentí que hubiera que cambiarles ni una coma, ni un acento, ni un sonido, ni nada. No quería hacer un trabajo de un revisionismo histórico cabal, no quería hacer una remake. Son canciones que dicen lo que tienen que decir, lo dicen de la manera que hay que decirlo y no hay que cambiarles nada. Sí me propuse que sonara auténticamente a mí en 2012, que nada sonara impostado. Yo quería ser un canal de esa obra, lo más limpio posible.

–Qué difícil y compleja es la obra de Spinetta…

–Yo creo que presentar una obra en público siempre es difícil. Te exponés a la visión de los otros, a la crítica. Pero al mismo tiempo, si lo que presentás viene de un convencimiento profundo y eso salió de tu intuición, lo que puedan decir no debería por lo menos ser un factor que cambie tu obra. Podrás hacer cosas o no para que lo que hacés tenga más alcance, pero no deberías hacer música para gustarle a nadie. Sólo te tiene que gustar a vos. Y poder comunicarlo de la mejor forma posible para que los otros también lo puedan disfrutar. Eso Luis lo tuvo toda su vida muy claro. Cuando se opera desde ese lugar, lo que vaya a pasar después con la recepción de tu obra queda más allá de vos. Los demás la tomarán o la dejarán. Por supuesto, vas a preferir que lo que hacés guste. Es como el vino. A algunos les va a gustar más que a otros. Tiene que ver con las personas, con el paladar. Como con la música, pretender gustar a todo el mundo es una tontería. Es una necedad querer eso. No es real.

http://todoshow.infonews.com/2014/05/06/todoshow-142562-los-frutos-de-la-intuicion.php

El Wine Rock con Catupecu, Pedro Aznar y Jaime Torres, explotó en el Valle de Uco

La Cuarta edición del Wine Rock Tour, que tuvo como principales figuras a Catupecu Machu, Pedro Aznar y Jaime Torres, concentró a 2000 espectadores en la Bodega Monteviejo de Vista Flores, Tunuyán, a 120 kilometros al sudoeste de la ciudad de Mendoza.

La Cuarta edición del Wine Rock Tour, que tuvo como principales figuras a Catupecu Machu, Pedro Aznar y Jaime Torres, concentró a 2000 espectadores en la Bodega Monteviejo de Vista Flores, Tunuyán, a 120 kilometros al sudoeste de la ciudad de Mendoza.

El Festival contó además con la actuación de 4° Espacio (Matias Camisani-Daniel Ferrón); The Cellars, liderada por el enólogo Marcelo Pelleriti; Rano Sarbach Trio; Felipe Staiti (guitarrista de los Enanitos Verdes) y Daniel Melingo, entre otros.

La presencia de Pedro Aznar, solo en el escenario con su guitarra, marcó el delirio de sus seguidores, con un acústico impactante, y hasta se dió el gusto de grabar, como si fuera un estudio, un tema en inglés haciendo las tres voces y con igual cantidad de instrumentos musicales distintos, provocando un estado de euforia general cuando finalizó la interpretación.

Solo estuvo acompañado en un par de temas, cuando invitó a tocar junto a él al organizador del encuentro, Marcelo Pelleriti, quien además es el enólogo de su línea de vinos “Octava”.

Previamente se había presentado Jaime Torres, que a pesar de todo su virtuosismo musical a través de la ejecución de su charango no logró consolidar las expectativas y marcó una falta de criterio en la programación, ya que evidentemente se notaba como “sapo de otro charco” en este festival de rock.

Ya entrada la noche en el Valle de Uco, y tras unas 8 horas de concierto, el auditorio estalló con toda el sonido rockero que aportó Catupecu, que por segundo año consecutivo se subió al escenario del Wine Rock.

Así, ante sus enforvorizados seguidores, fueron desplegando los diferentes temas que marcaron su amplia discografía.

El festival fue un evento cultural abierto, que contó con el apoyo del Ministerio de Turismo de Mendoza, Great Wine Capitals Global Network, y además hubo degustación de vinos ultrapremium de los mejores enólogos y bodegas de Argentina, con el objetivo de promover el turismo y el vino argentino.

Este año también tuvo un espacio para el arte, donde se concentrarón producciones de obras culturales alrededor del Wine Rock Tour, que intentó dar mayor visibilidad a artistas y escritores utilizando herramientas de expresión que fueron desde las muestras de cuadros a instalaciones hasta las perfomances y distintos soportes audiovisuales.

Fuente: Télam

http://www.sitioandino.com/nota/117431-el-wine-rock-con-catupecu-pedro-aznar-y-jaime-torres-exploto-en-el-valle-de-uco/

 

Tunuyán: Catupecu y Pedro Aznar en el Wine Rock

En lo que será la cuarta edición del festival que organiza la bodega Monteviejo de Vista Flores, se medirá su impacto ambiental para intentar obtener el certificado de “Neutral Carbon Event”. Además, serán parte del evento Felipe Statit, Marcelo Plleriti y Jaime Torres, entre otros.

El “Wine Rock Tour 2014” llegará este sábado desde el mediodía a Tunuyán en su cuarta edición con la presencia de Catupecu Machu, Pedro Aznar y Jaime Torres, en el primer espectáculo local que medirá su impacto ambiental.

“La Huella de Carbono” es la norma que se aplicará durante el evento para medir los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

La medición a cargo de Green Solutions le permitirá al encuentro obtener la certificación como “Neutral Carbon Event”.

Pablo Molinengo, coordinador del “Wine Rock Tour”, destacó que “comenzar a certificar la Huella de Carbono en los espectáculos musicales puede ayudar a que el público asistente adquiera una conciencia medioambiental para aplicar en su vida diaria”.

Al respecto, Marcelo Pelleriti, enólogo, guitarrista y principal organizador del encuentro, añadió que “creemos que certificar con esta norma al `Wine Rock Tour 2014` va a ser muy importante por el efecto multiplicador que podemos generar en esta lucha por tratar de compensar los efectos cada vez más devastadores del cambio climático”.

El “Wine Rock Tour” es un evento cultural abierto, organizado por la bodega Monteviejo, que cuenta con el apoyo de Ministerio de Turismo de Mendoza, y tiene como  objetivo promover el enoturismo en el Valle de Uco y el vino argentino.

El festival se desarrolla en un escenario natural impactante, entre viñedos y muy cerca del faldeo cordillerano, en la localidad tunuyanina de Vista Flores.

La grilla musical sumará las presencias de 4° Espacio, Matías Camisani y Daniel Ferrón; Rano Sarbach Trio; Felipe Staiti, mítico guitarrista de Los Enanitos Verdes y columnista en Radio Jornada; Daniel Melingo; The Cellars, una banda de covers de rock que es liderada por el reconocido enólogo Marcelo Pelleriti; y Gonzalo Aloras y Nicolás Pauls, entre los músicos invitados.

http://www.jornadaonline.com/Mendoza/112982

El intendente de Tunuyán fue denunciado por agredir a un fotógrafo

El hecho ocurrió el domingo por la noche en el marco del la Fiesta de la Tonada e involucró a Martín Aveiro. Un video lo compromete.

Martín Aveiro suele ser un hombre de bajo perfil y ajeno a los escándalos. A pesar de ello, no pasó desapercibido su negativa a Yamila Estefanía Escudero a participar en el acto de traspaso de los atributos vendimiales por estar embarazada.
Ello le provocó un oportuno dolor de cabeza cuyos ecos aún resuenan en Tunuyán. Sin embargo, lo ocurrido en las últimas horas hará que ello quede como una anécdota menor en su vida.

Aveiro enfrenta en estas horas una denuncia judicial por haber golpeado a un fotógrafo llamado Héctor Raúl Fernández, en el marco de la Fiesta de la Tonada.

“Todo empezó en la madrugada del lunes, cuando tocó Abel pintos. Eran las dos y media de la mañana y no podía ingresar al lugar, aún cuando tenía un precinto en mi muñeca”, dijo el reportero a MDZ.

-¿Por qué no te dejaron ingresar?
-No se, les muestro el precinto y el gendarme no me abría. Le digo que me llame al de Prensa de Tunuyán. Sale una mina y me hacen entrar. Ahí protesto por el tiempo que me dejaron esperando afuera, como media hora.

-¿Les molestó que te quejaras?
-Se ve que sí, porque sin decirme “ni mu” me empiezan a pegar.

-¿Quién te pegó?
-Me cagan a trompadas los milicos, los de seguridad y Aveiro.

-¿Pero quién te golpeó primero?
-El intendente. Antes que nada, Aveiro le dice a Gendarmería: “Que se corra, es mío”. Y ahí me empezó a pegar.

-Aparte de los golpes recibidos, ¿perdiste algún material de trabajo?
-Me destrozaron la cámara, el teléfono, lentes de mi mujer,etc.

Para probar lo sucedido, Fernández logró filmar parte de lo ocurrido (ver al pie). En realidad, la filmación llegó al final del hecho, pero allí el mandatario de Tunuyán queda expuesto en medio de un diálogo con el fotógrafo: “¿Por qué me pegaste”, pregunta el reportero. Aveiro no duda y responde: “Porque vos me puteaste”.

Como se dijo, la agresión ya fue denunciada y el expediente es el número 51.551. Interviene en el hecho el 1º juzgado de instrucción de Tunuyán.

Fernández es parte del staff de la página “Fotógrafos de Mendoza” y, a partir de ahora, su labor se verá complicada debido a las pérdidas materiales que sufrió en el hecho.

MDZ intentó hablar con el intendente Aveiro sin suerte. Ayer hasta las 23 horas seguía sin responder el teléfono.

Video en el cual Aveiro reconoce haber golpeado a Fernández

http://www.mdzol.com/nota/516140-aveiro-fue-denunciado-por-agredir-a-un-fotografo/

Con gran convocatoria, se despidió la Tonada

Con gran convocatoria, se despidió la Tonada

Una marea de visitantes vivió el tradicional festival de Tunuyán. Abel Pintos cerró las cuatro noches. Más de 100 mil personas.

Gisela Manoni – gmanoni@losandes.com.ar

Con la que algunos calificaron una ‘noche récord’, Tunuyán se despidió del fervor tonadero hasta el año próximo. Más de 100 mil personas pasaron en total por el anfiteatro municipal y cerca de 50 mil lo hicieron en la última jornada festivalera. De la mano de Abel Pintos, el cierre sorprendió por su alto nivel de convocatoria y llenó de entusiasmo a los locales, quienes apuntan a posicionar su Festival entre los más taquilleros del país.

La tradicional ‘olla’ se convirtió en un verdadero mar de gente. A medida que avanzó la noche del domingo, se fueron borrando los pasillos por donde transitar y los pequeños ‘claros’ de césped para sentarse. Se agotaron las entradas en taquilla. Los bailarines debieron esconder los pañuelos y permanecer en sus lugares y los dueños de puestos de comida, salir a buscar provisiones a última hora.

Se puede decir que la despedida hizo repuntar -con altura- la afluencia de ventas y público, que no venían respondiendo las expectativas de los organizadores. La comisión del Festival intuía que se superaría el promedio tradicional de una noche de Tonada (20 mil sillas, 25 mil personas). Por ello, reforzó la cantidad de efectivos de seguridad e incluso -para descongestionar la salida en la madrugada- la Policía suspendió el sentido norte sur de la ruta 40, volviendo el camino en la entrada a Tunuyán en una doble vía hasta Zapata.

“Fue algo histórico, nunca vimos un anfiteatro tan colmado”, señaló alegre el intendente Martín Aveiro, quien destacó el crecimiento en la ocupación hotelera y el hecho de que, por primera vez, la Tonada fuera emitida en vivo por la televisión pública. Hubo noches en que el rating llegó a los 4 puntos y la medición alcanza sólo la provincia de Buenos Aires.

Para todos los gustos

“Se comparte una energía muy bonita aquí”, comentó Federico Martínez con el mate humeante en mano. Lejos de lo pop, este hombre de San Rafael prefiere los números más cuyanos, “porque cantan con sentimiento, tienen un respeto por nuestra identidad, por el folclore”. El grupo valletano Las voces de mi tierra y Galleguillo fueron los destacados en el ranking armado entre la ‘patota’ de amigos.

El predio tonadero devino en un menú variopinto. Turistas brasileños compartiendo pasos de baile y empanadas con un grupo de sancarlinos. Familias que llevaron sus banquitos, sus canastas con víveres, su lona para tirar al piso. Los que pagaron 110 pesos por una porción de chivo y los que eligieron un sandwich de jamón crudo por 30 pesos. Los que se recluyeron en la Peña y los que se dedicaron sólo a ver artesanías.

Los carteles señalaron la presencia de turistas de distintos puntos del país. “Está todo hermoso, sólo me pareció que los locutores no le dieron la importancia que merecen ciertos artistas ni la elección de la Reina de la Tonada”, señaló Marisa, una visitante de Santa Cruz. En esta edición, Sofía Fernández, quien representó a la asociación “Déboras de Hoy” contra la violencia de género, se quedó con el cetro tonadero. Virreina resultó  Marcela Katia Encinas de Villa Seca.

Buen balance turístico

La ocupación de las plazas turísticas también marcó un avance. Según señaló Marcelo Flores, titular del área en la comuna, desde el jueves los alojamientos estuvieron al 80 por ciento y llegaron a un 100 por ciento el fin de semana. “Ya el sábado comenzamos a derivar personas a San Carlos y Tupungato”, expuso.

En total, los sitios habilitados en Tunuyán suman unas 2.000 plazas, pero se cree que funciona un número igual sin la correspondiente certificación. Para Flores, lo positivo es que el visitante elige el Valle para quedarse dos o tres días, “ya no es un sitio de paso”. Este año, sorprendió la cantidad de turistas brasileños y uruguayos. En cuanto a los nacionales, hubo gente del Litoral hasta de Santa Cruz.

http://www.losandes.com.ar/notas/2014/2/11/gran-convocatoria-despidio-tonada-766878.asp

Estampas cuyanas: poesía para sentir

Estampas cuyanas: poesía para sentir

Juan Lázaro Méndolas, junto con Sebastián Garay y Paula Neder, presentan mañana su nuevo espectáculo en la Fiesta Nacional de la Tonada. Cuecas, tonadas y gatos son algunos de los estilos folclóricos que se escucharán.

La Fiesta Nacional de la Tonada es el encuentro elegido para presentar este proyecto que mezcla música, danza y poesía. Juan Lázaro Méndolas será el gran protagonista de este espectáculo denominado “Estampas cuyanas”, en una noche a puro folclore local.

El destacado quenista boliviano después de presentar su espectáculo “Diversidad y desafío”, en noviembre del año pasado en el Independencia, vuelve a la provincia que lo vio madurar para participar una vez más del festival mendocino. Sebastián Garay, Paula Neder y el ballet Municipal de Tunuyán serán los encargados de abrir la noche del sábado.

Letras que huelen a Mendoza

“Estampas cuyanas”, que se estrenará mañana, tiene la producción de la Secretaría de Cultura de la Nación, y será televisado por la Televisión Pública. En él confluyen los grandes músicos y compositores de nuestro cancionero como Armando Tejada Gómez y Tito Francia, de la mano de hacedores locales.

“El color del recital está en el ensamble con la poesía de Armando Tejada Gómez, la música y el baile durante la media hora que dura el show. Por eso se llama ‘Estampas cuyanas’, aclara el compositor y quenista quien fue convocado especialmente para participar de este proyecto.
Sebastián Garay y Paula Neder aportarán un espíritu fresco y cálido con sus voces resonantes, en este show donde confluye el espíritu andino y cuyano.

Cuecas, tonadas y gatos son algunos de los estilos folclóricos que se escucharán, bajo la impronta y arreglos de Méndolas y su instinto para desmenuzar cada nota.

“Abriremos la noche con ‘La tupungatina’, pero lo interesante es que interpretaremos dos estrofas que siempre se dejan de lado. La cueca del festival tendrá un solo en quena y luego la canta Garay. También haré una cueca de mi autoría”, cuenta el músico sobre parte del repertorio.

Los arreglos musicales son una vez más el condimento especial de cada interpretación. La popular “Zamba azul” de Tito Francia estará engalanada por un número de baile animado y con mayor ritmo, de la mano del Ballet Municipal. La cueca “Póngale por las hileras” promete brillar con un nuevo ensamble, para dar paso al cierre con “Los hermanos del sol”, compuesta por Garay.

El cuerdista Martín Castro, uno de los más dúctiles músicos de la escena mendocina, será parte de este sendero de prosa y música que se escuchará en el Valle de Uco. Lorena Misetich – Especial para Estilo

http://www.losandes.com.ar/notas/2014/2/7/estampas-cuyanas-poesia-para-sentir-766136.asp